El populista fabrica la verdad

Chile merece una política basada en la probidad y transparencia. La ciudadanía debe empoderarse de un mayor poder fiscalizador respecto de las actuaciones de los que han sido electos; solo así habrá certeza de su vocación pública y de que los guía la verdad.

No es posible que hoy se quiera re-escribir la historia con el objeto de manipular a las nuevas generaciones que no vivieron ciertos procesos complejos. Es necesario centrar los debates según análisis objetivos que, al menos, consideren más de un punto de vista.

 

Enlaces anteriores:

Libro «sobre procesos de violación de derechos humanos»

Educación en Finlandia, la fórmula del éxito (1)

El populista usa y abusa de la palabra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.