La insoportable pesadez del Estado

Villegas 2Fernando Villegas

Extractado de La Tercera domingo 15 de noviembre de 2015

A propósito del paro del Registro Civil, evento de 39 días de duración que dejó una estela de miles de ciudadanos enfurecidos y al Fisco con los pantalones en los tobillos, inevitable es recordar a Thomas Hobbes, quien bautizó al Estado con la atemorizadora expresión  “Leviatán”.

El Estado siempre ha hecho gala de una incansable vocación por regir todo comportamiento según el capricho de los burócratas de turno y su peculiar idea del “bien común”.

Presentándose ante el pasmado y agobiado ciudadano con una burocracia vestida en majestuosa fachada de grandes edificios, innumerables oficinistas, hordas de delegados, regimientos de asesores, ministros y ascensoristas, esta inmensa máquina presuntamente no tiene otro propósito que darle un “servicio” a la comunidad, pero en la práctica encierra a sus víctimas en un laberinto de trámites, abrumandoburocracia 1

En Chile hay códigos para casi cada situación o problema donde a la señora Bachelet parece gustarle presidir una suerte de matriarcado estatal revolucionario cubierto de comités.

Las empresas privadas también caen en ese pecado, pero siendo medidas por el libro de contabilidad, periódica o al menos intermitentemente se operan de los excesos.

El Estado en cambio, en buena medida en Chile funciona como agencia de empleo para militantes y dirigentes en caja registradora de votos, en promesa o esperanza de preservarse en el poder.burocracia 2

“Más Estado” en educación, salud, previsión, deporte, cultura, aguas, vientos, mareas y medioambiente es la consigna. Eso equivale a más empleados públicos, más decretos para regular  la calidad del aire y la aspiración de marihuana y paros aún más traumáticos debido a “sueldos de hambre” que son de entre los mejores de Chile. Equivale, en suma, a preservar a miles de oficinistas intercambiando papeles de un escritorio a otro en escenografía antediluviana propia de los monarcas cretinos del siglo XVIII español.

¿En qué quedaron la internet y el Chile Digital?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.