Esperanzas para el 2016

UNA MULTIGREMIAL QUE DA ESPERANZAS

Al termcropped-banner2014-01inar este 2015, sin duda que una de las noticias más esperanzadoras del año que se va para el mundo militar en retiro y sus familias ha sido la creación  de la una Mutigremial del Personal en Retiro de  las Fuerzas Armadas, Carabineros, Investigaciones, Jubilados y Montepiadas, cuya presidencia la ejerce el Sub Oficial  Mayor de la Armada Alejo Riquelme.

Con ella, por primera vez se pretende establecer una sola postura frente a los poderes del Estado, ante la situación de sus pensiones (Un 20% de ellos, perciben pensiones inferiores a los $250 mil pesos), de sus planes de salud,  falta de una ley de salud para Carabineros e Investigaciones, no derecho al AUGE, etc  y en especial ante la persecución penal por  causas por violaciones a los Derechos Humanos por hechos ocurridos durante el régimen militar,  a quienes como dijera su

file_20151029014112Vicepresidente, Almirante (r) Pedro Veas Diabuno, el 29 de Octubre de este año, cuando se creara la Multigremial,  “se les aplica el sistema procesal penal antiguo, que fue eliminado por ineficiente e injusto, en el que una sola persona es juez y parte. Para nuestra gente no hay juez de garantía, prescripción, cosa juzgada, ley de Amnistía y principios básicos del Derecho. Si no fuera suficiente, se inventa una ficción jurídica», agregó, respecto del concepto de secuestro permanente.

manifestante-a-favor-de-militares-detenidos-politicos-chilenos.

Por ello esperamos el nuevo año con renovadas esperanzas de ser escuchado por una sociedad y una clase política  hasta ahora indiferente a la suerte de miles de uniformados en retiro,  que en 1973 debieron enfrentar una gravísima  crisis que vivió el país, evitando una guerra civil y cooperando al restablecimiento del orden, la paz social y el desarrollo de Chile, además de enfrentar duras crisis provocadas por  nuestros vecinos que nos llevaron a las puertas de un enfrentamiento bélico con Argentina en 1978 y en menor medida con el Perú, y para quienes hoy se pide la aplicación de los mismos derechos válidos para todos los chilenos.

Esperamos que  el 2016, sea el año de la autentica reconciliación nacional.

Roberto Hernández Maturana

La Presidenta-enigma

descargalog de juan Ignacio Brito, Periodista

“Un acertijo envuelto en misterio dentro de un enigma”. La frase la pronunció Winston Churchill hace 76 años para referirse a la Rusia soviética, pero es perfectamente aplicable a Michelle Bachelet. “No me conocen”, dijo ella misma hace unos días. Los últimos acontecimientos lo confirman.

El viaje furtivo que realizó el martes a La Araucanía es la última de las sorpresas de una Presidenta que no siempre se fía de su intuición, dice enterarse de cuestiones clave por la prensa, anuncia cambios de gabinete por la TV, desmiente rumores sobre su renuncia antes que nadie le pregunte sobre ellos,  y se fija en público plazos que luego no cumple. Una mandataria que en apenas unos meses pasó de ser el mejor activo al peor problema de su propia administración.

Bachelet-01

A medida que ella y su gobierno se han ido haciendo impopulares y objeto frecuente de cuestionamientos, la Jefa de Estado se ha replegado sobre un círculo íntimo de asesores, lo cual ha exacerbado su natural tendencia al secretismo. En lugar de ayudarla, esto la ha llevado a incurrir en errores no forzados.

Hoy es difícil saber qué pasa por la cabeza de la Presidenta, si lo que hace y dice es fruto de un cálculo mal concebido o de la improvisación desesperada. Horas después de aparecer contrita al reconocer que éste ha sido el peor de sus seis años de mandato, le puso la guinda a la torta de 2015 viajando a La Araucanía sin avisarle prácticamente a nadie. Cuesta entender qué ventajas vio en una gira como la que protagonizó y que le ha ganado críticas desde la IX Región y de una DC indignada por el ridículo al que ha sido expuesto el ministro del Interior.

Quizás lo más preocupante de este episodio macondiano no sean los justificados cuestionamientos y los muy perniciosos efectos políticos del viaje, sino el hecho de que pone de manifiesto la desorientación presidencial. Si a una Bachelet tradicionalmente secretista se le suma una Bachelet sin brújula, el resultado es una Bachelet indescifrable y, por lo tanto, impredecible. Se ha transformado en la Presidenta-enigma.

descarga (1)images

Esto ha sido una realidad para todos sus ministros del Interior, desde Andrés Zaldívar a Jorge Burgos, incluyendo a Rodrigo Peñailillo, el delfín fallido. También para Andrés Velasco, el hombre fuerte de su primer gobierno, o para Patricia Poblete, la cercana asesora que renunció esta semana. O para antiguos aliados como Osvaldo Andrade o Camilo Escalona. Todos ellos han terminado lejos o han sido apartados.

A una Presidenta que se va quedando sola, cada vez le cuesta más comunicarse y ser escuchada. Antes tenía como garantía su altísima popularidad, pero ahora ésta se ha diluido. Hoy, en cambio, Bachelet acumula heridas autoinfligidas. Hasta ahora, su reacción ante la adversidad ha sido desconfiar y recluirse, lo cual acrecienta los inconvenientes y la distancia de su coalición. A dos años de terminar su mandato, Michelle Bachelet se ha convertido en la más peligrosa enemiga de su propio gobierno.

La Opinión de la Gente

La Tercera, 31 de diciembre del 2015 

Señor director:

Si tuviéramos que elegir la frase del año, esta tendría que ser: “Me enteré por la prensa”.

Eduardo Picón Torres 

 

La Nación, 31 de diciembre del 2015 

Estimado Director:

En el Interior, el ministro está muy molesto,

La excepción a la regla de algo que se tornó muy común durante el año que se nos va, como fue el uso de la frase “Me enteré sólo por la prensa”, no se cumplió con nuestro ministro del Interior Jorge Burgos.

Al ser consultado por su inasistencia en el sorpresivo viaje de nuestra Presidenta a la Araucanía, dijo no tener idea de la mentada visita.

Una de tres: mucho trabajo, olvido involuntario o  realidad con renuncia…

 

Luis Enrique Soler Milla

 

 

Una crisis autoinfligida e innecesaria

images (1)Editorial Diario La Tercera 31 de Diciembre de 2015

Aunque el ministro Secretario General de Gobierno se ha encargado de enfatizar que “lo esencial” de la visita de la Presidenta de la República a la Región de La Araucanía es que “se adoptaron compromisos importantes, se hicieron anuncios y se inauguraron obras relevantes”, lo cierto es que la percepción pública y los comentarios de integrantes de la propia coalición oficialista apuntan en otra dirección.

images

En lugar de representar el cumplimiento de un compromiso asumido por la Mandataria con la única región que le restaba por visitar, de forma oficial, durante su gestión, el viaje a La Araucanía quedará marcado como uno de los episodios de crisis autoinfligida más evitable e innecesario de la actual administración.

Los responsables de la visita no solo excluyeron de la organización a la cartera directamente encargada de la seguridad nacional y coordinadora de todos los esfuerzos para enfrentar los conflictos que afectan a La Araucanía, sino que llevaron a cabo una actividad presidencial bajo un nivel de secretismo pocas veces visto en democracia.

Mención especial merece, en este sentido, el aparato de seguridad que rodeó la presencia de la Mandataria en la región, lo que no hizo más que evidenciar la alta percepción de riesgo que percibe en la zona el propio equipo presidencial. Un nivel de seguridad que no se condice con la tesis de que los conflictos en La Araucanía tienen como única explicación una delincuencia que se sirve de las demandas indígenas para cometer sus delitos.

Si bien no corresponde esperar de una única visita a la zona una solución a problemas que se arrastran por ya demasiados años, los habitantes de esta región difícilmente pueden mostrarse satisfechos con los resultados de una gira organizada bajo estos parámetros y carente de los espacios de diálogo que se generan cuando todos los participantes cuentan con tiempo suficiente de preparación y evaluación de sus requerimientos y prioridades.

“No le demos tintes dramáticos a un hecho que no los tiene”, ha señalado el vocero de Gobierno. “Como se están haciendo las cosas es imposible seguir”, advierte el presidente de la Democracia Cristiana. “En el futuro no puede repetirse una cosa de esta naturaleza”, puntualiza el ministro del Interior.

imagesdescarga (2)

Las diferencias al interior del Gobierno resultan tan elocuentes como la escasa deferencia que el equipo asesor de la Presidenta tiene hacia el jefe de gabinete. Una vez más saltan a la vista no solo problemas atribuibles a una eventual falta de afinidad, sino a percepciones distintas sobre la forma como se administra el Gobierno y, lo que es más notorio, sobre el derrotero que deben seguir las reformas que forman parte del programa presidencial.

Bajo estas circunstancias, nuevamente, lo que corresponde es que los actores de este conflicto se definan y transparenten sus posiciones. Quienes creen representar las visiones más conservadoras al interior del bloque oficialista, en la práctica solo están sirviendo a los propósitos de aquellos sectores que reniegan de los logros alcanzados durante dos décadas de democracia e impulsan reformas al margen del diálogo y el interés ciudadano.

Gobierno: nada calza

gonzalo-rojas-sanchezGonzalo Rojas Sánchez, historiador

El que termina ha sido un mal año para Chile, qué duda cabe. Culpas tenemos todos, pero solo algunos llevan sobre sus espaldas el peso de gobernar el país. Y los que de esa responsabilidad fueron investidos ¡qué mal lo han hecho! Porque un gobierno y la coalición que lo respalda pueden ser muy dañinos por lo mal orientados que estén, pero si además sus políticas presentan incoherencias internas insalvables, el daño es exponencial.

La UP fue un proyecto totalitario en regla, pero a pesar de toda la desfachatez del mal explícito con que se iba manifestando, había en sus coordenadas una sincera coherencia. Por el contrario, la actual administración carece por completo de esa articulación entre declaraciones y propósitos, que fue tan evidente hace 45 años.

Michelle-Bachelet-y-ministros-678x330

El actual gobierno y su coalición son tan malos que ni siquiera logran ser coherentes con el mal que se proponen: echan a perder sus propias nefastas decisiones. Afirman la necesidad de rehabilitar a los araucanos en el dominio de sus tierras -apoyándose en una retórica de lo originario-, pero no han tomado nunca en serio la influencia que extranjeros poderosos vienen desarrollando en La Araucanía: el PC es la puerta de entrada de las FARC en la zona y son numerosos los europeos que inoculan odio entre los habitantes autóctonos.

Declaran que lo grave es la percepción que la ciudadanía tiene de la delincuencia -no el crimen organizado y extendido-, pero redactan protocolos para las policías que las inhiben de acciones preventivas y represivas propias de un estado de emergencia, como el que se vive en zonas completas de nuestras ciudades. Imposible que mejore así la percepción ciudadana. Persiguen responsabilidades por violaciones a los derechos humanos, acosando ancianos, pero promueven atentados genocidas al proponer causales de aborto amplísimas, así como la despenalización de drogas, políticas que terminarán devastando a segmentos enteros de la población no nacida o juvenil.

descarga (3)

Cacarean sobre derechos sociales universales y sobre inclusión absoluta, pero no trepidan en dejar fuera de ese demagógico anuncio a los grupos de jóvenes que más se sentían llamados a quedar incluidos; y en la promoción de esa misma política, ensalzan a ciertos dirigentes rupturistas por haber sido los supuestos gestores de la gratuidad universal, pero les dicen a todos los estudiantes de Chile que si quieren beneficiarse del no pago, al Estado tendrán que someterse.

Denigran a los grandes empresarios, los muestran como depredadores de la riqueza, pero cuando llega el momento de hacer una reforma tributaria, la dirigen en buena medida contra los emprendedores y profesionales medianos, concretando una maniobra de tal eficacia contra las pymes que al poco tiempo deben plantearse una reforma de la reforma.

descarga (4)

Consideran que la huelga no tiene fuerza en la institucionalidad laboral, por lo que proponen el no reemplazo de los trabajadores en paro, pero se comportan de manera completamente ambigua frente a los servidores del Estado: a unos (Registro Civil) les toleran una brutal agresión a la ciudadanía; a otros (aeronáuticos) los reemplazan con uniformados, sin miramientos. ¿Cómo irá a ser a la próxima? Promueven la necesidad de contar con una nueva Constitución – aunque lo pide apenas el 5% de los ciudadanos-, pero desprestigian la institucionalidad constitucional, denigrando a órganos del Estado como el Tribunal Constitucional y generando procesos cívicos de nula seriedad.

Alguien podría decir que si tan malas políticas han sido tan mal ejecutadas o tan abiertamente contradichas, todo será para mejor. No: desgraciadamente en la vida de los países, en la realidad de las personas, menos por menos no es más.

¿Soluciones para la Araucanía?

IncendioYasmin Zaror y Jorge Ramíre,  Libertad y Desarrollo

En un secretismo bastante inusual en la estructuración de la agenda presidencial, la Presidenta decidió visitar la Región de La Araucanía. A tal nivel llegó el hermetismo que muchos periodistas fueron -literalmente- convocados a un “viaje sin rumbo”.

Más allá del juego de palabras, se trata de un viaje sin rumbo, porque independiente de la improvisación, seguramente con afán de evitar manifestaciones como legítima expresión del desamparo de las víctimas de la violencia, no se logra visualizar un destino claro en las definiciones políticas relativas al conflicto en La Araucanía.

La situación de la IX Región no admite resoluciones tomadas entre gallos y media noche. Se trata del conflicto más relevante en nuestra sociedad, como lo ratifican una serie de estudios de opinión y también los sistemáticos episodios de violencia radicalizada, con repercusiones en los planos económico, político y social.

Cuando la autoridad no tiene un norte definido prima la incertidumbre. Si algo ha quedado claro con este episodio, es que respecto del conflicto en La Araucanía, por parte de La Moneda no hay rumbo definido para un destino que debiese ser conocido: paz social.
 

 

 

 

 

En un secretismo bastante inusual en la estructuración de la agenda presidencial, la Presidenta decidió visitar la Región de La Araucanía. A tal nivel llegó el hermetismo que muchos periodistas fueron -literalmente- convocados a un “viaje sin rumbo”. Yasmin Zaror y Jorge Ramírez, Libertad y Desarrollo

Más allá del juego de palabras, se trata de un viaje sin rumbo, porque independiente de la improvisación, seguramente con afán de evitar manifestaciones como legítima expresión del desamparo de las víctimas de la violencia, no se logra visualizar un destino claro en las definiciones políticas relativas al conflicto en La Araucanía.

La situación de la IX Región no admite resoluciones tomadas entre gallos y media noche. Se trata del conflicto más relevante en nuestra sociedad, como lo ratifican una serie de estudios de opinión y también los sistemáticos episodios de violencia radicalizada, con repercusiones en los planos económico, político y social.

Cuando la autoridad no tiene un norte definido prima la incertidumbre. Si algo ha quedado claro con este episodio, es que respecto del conflicto en La Araucanía, por parte de La Moneda no hay rumbo definido para un destino que debiese ser conocido: paz social.

SOLO POR SER INDIO

descarga (2)

Pedro Cayuqueo Periodista y Escritor

Tras casi dos años de sorprendente ausencia, Michelle Bachelet finalmente visitó la Araucanía. Lo hizo de manera semi-clandestina, con agenda secreta y bajo fuertes medidas de seguridad, pese a los notables esfuerzos del intendente Andrés Jouannet para hacernos creer que el conflicto chileno-mapuche no existe. Del viaje se enteraron aun en pijama los corresponsales de prensa acreditados en La Moneda. Varios debieron correr al aeropuerto. “Vamos a Paris”, bromeó la mandataria cuando se le consultó por el itinerario. Burgos, el ministro del interior, no tuvo tanta suerte; se enteró del viaje cuando el avión ya despegaba con rumbo hasta entonces desconocido. Bachelet, todo parece indicar, no consideró importante su presencia en la comitiva. Su molestia y posible renuncia es titular hoy miércoles en diversos medios.

1451396978-bachelet

Bachelet arribó a la región a tempranas horas y llegó a la intendencia custodiada por efectivos fuertemente armados del GOPE. Allí se reunió con un reducido número de víctimas de violencia rural, acompañada del obispo de Temuco, Héctor Vargas, y su singular jefe regional, mientras en las afueras una machi le exigía inútilmente audiencia. Ninguno de los invitados sabía de su arribo a la zona. Tampoco el obispo católico, que literalmente se desayunó con la noticia. Una encerrona impropia, según me confidenciaron fuentes de la Iglesia. Dos horas duró la cita. Bachelet escuchó y tomó nota. Luego, en rueda de prensa, habló una-vez-más de la “deuda histórica” y anunció la creación de una “mesa de trabajo amplia”.Esto último no estaba entre sus planes; la petición con tono de exigencia se la hizo el obispo Vargas, que algo se ha documentado del conflicto y sus bemoles.

Lo que aconteció después fue un libreto más o menos predecible; corte de cinta en el hospital de Lautaro y más tarde visita a mapuches beneficiados con programas de gobierno en sectores rurales. Aquí nuevamente el hermetismo; solo de camino se informó este último destino a los periodistas. El enigma sin embargo duró poco. Se trataba de Cholchol, a solo 25 kilómetros de Temuco pero a prudente distancia de zonas de conflicto y posibles manifestaciones. Allí Bachelet conoció a hospitalarias familias campesinas productoras de frutillas, los “mapuches buenos” con los que Indap, Conadi y la intendencia optaron por coronar la furtiva visita. La mandataria recorrió un huerto, sonrió frente a las cámaras y degustó frutillas. Luego, escoltada por carabineros, emprendió rumbo al aeropuerto. Al caer la tarde ya estaba de regreso en Santiago.

¿Qué podemos sacar en limpio de su visita?

Solo ratificar lo que ya sabíamos; la total renuncia de la Jefa de Estado a tomar en serio lo que acontece al sur del Biobío, importando bastante poco lo frágil de nuestra convivencia interétnica y social. En su fugaz visita a Temuco, Bachelet nada dijo que merezca ser destacado. ¡Si hasta habló por vigésimo quinta vez de la manoseada “deuda histórica”! Lo mismo hicieron en su minuto Aylwin, Frei, Lagos y Piñera. Tal vez por ello la bendita deuda es catalogada como histórica;

todos los mandatarios la citan a la hora de los discursos para la galería. O a la hora de decir algo no diciendo nada. El principal conflicto no resuelto en la vida republicana de Chile, tratado con una negligencia que linda con el notable abandono de deberes. ¿Existirá ello como causal de destitución?

descarga (3)

Hoy los principales promotores del conflicto se encuentran en La Moneda, partiendo por la propia mandataria y sus indecisiones que exasperan. Bachelet no solo ha cerrado lo que llamó “el peor año de su mandato”; también el peor en materia indígena desde el retorno de la democracia. Si, leyeron bien. Y es que las expectativas para 2015, reconozcámoslo, eran altísimas. El 2014 había sido el año de las peticiones de perdón, del reconocimiento del saqueo, del llamar por-primera-vez-desde-el-gobierno al menos un par de cosas por su nombre. Huenchumilla, no me cansaré de repetirlo, había obrado el milagro. Pero en 2015 no pasó nada. Corrijo; pasaron dos cosas. Huenchumilla fue destituido. Y Bachelet visitó la Araucanía para comer frutillas en Cholchol. Simplemente para el olvido.

La Presidenta en La Araucanía

descarga (1)Por Max Colodro La Tercera 30 DIC. 2015

Casi jugando a las escondidas, la Presidenta Bachelet decidió finalmente visitar la región de la Araucanía; una zona que en los últimos años ha estado sometida a un creciente clima de inseguridad y hechos de violencia, revistiendo con una pesada carga lo que hoy injustamente se denomina ‘conflicto’ mapuche. Una visita presidencial que demoró casi dos años en concretarse y que debía tener entre sus prioridades los problemas de seguridad y orden público que en la actualidad afectan a agricultores, transportistas y comunidades indígenas. Extrañamente, el periplo no contó con la presencia del ministro Burgos, la autoridad política que por mandato constitucional debiera estar coordinando dicha agenda.

Difícil entender la ausencia del titular de Interior en esta actividad, como lo fue también su pública distancia de las frenéticas tratativas que en los últimos días llevó adelante el Ejecutivo para lograr la aprobación de la glosa sobre gratuidad universitaria. De algún modo, síntomas y señales delicadas que no han pasado desapercibidas, y que inevitablemente reinstalan la imagen de un jefe de gabinete desacoplado de la labor gubernamental y de la propia Mandataria.

Los precedentes no ayudan a despejar las dudas; más bien refuerzan la percepción de que Michelle Bachelet arrastra una dificultad crónica para encontrar un ministro del Interior que se ajuste al esquema y al estilo de conducción que ella impone a su entorno más inmediato. Salvo el caso particular de Rodrigo Peñailillo, las distancias y tensiones con sus jefes de gabinete han sido uno de los nudos irresolubles de la Mandataria, un factor que el último cambio de gabinete no logró mejorar en la interlocución de La Moneda con los partidos y el mundo parlamentario.

foto_0000001120151229211651

El hermetismo que rodeó este sorpresivo viaje a la Araucanía ha terminado siendo también un elemento que agrega un tono de desconcierto a la puesta en escena del gobierno. Si a algo contribuyeron estas extremas medidas de seguridad, fue a confirmar que la situación en la zona visitada no puede en ningún caso ser calificada de ‘normal’. Y si ese era el mensaje que la autoridad quería entregar al país, la ausencia del ministro de Interior lo hizo todavía significativo.

Criterios inexplicables o simple desprolijidad de última hora, que hicieron que la atención pública de nuevo se desplazara a cuestiones de forma, cuando lo relevante era poner el acento en la decisión de la Presidenta, de encarar al fin en terreno los problemas y desafíos que golpean a esa tensionada región de Chile.

Desencuentros en La Moneda

descarga

Extractado de La Tercera 30 de Diciembre de 201

La decisión de no considerar al ministro Burgos en la organización sorprendió a algunos representantes del oficialismo, ya que hace sólo un mes el secretario de Estado había estado en la zona encabezando un comité de seguridad -con los altos mandos de las policías y fiscales- y además se había reunido con víctimas de hechos de violencia, por lo que se presumía que la información podría servir de insumo para las actividades de la jefa de Estado.

“Si en el viaje se tratarían temas de seguridad, cosa que no sabemos por el hermetismo en que se realizó, pero que asumo que así fue por los hechos que todos conocemos, es evidente que debía haber estado el ministro Burgos”, dijo el presidente de la DC, Jorge Pizarro, quien en todo caso destacó que finalmente la Presidenta haya llegado a La Araucanía.

“Indudablemente que un viaje de esa naturaleza, debe ser conocido por el ministro del Interior. Si el Ministerio del Interior no tuvo conocimiento, no corresponde”, agregó el senador DC y ex titular de la cartera en el primer gobierno de Bachelet, Andrés Zaldívar.

A_UNO_623829-574x376

Más allá de que el propio Burgos ha desdramatizado el no ser parte del círculo cercano de Bachelet, la marginación de este viaje suma un capítulo más de una distante relación.

El primer episodio público de la poca sintonía entre ambos quedó en evidencia en la entrevista que la Presidenta dio a La Tercera en agosto. Bachelet defendió la impronta reformadora de su administración al señalar que “algunos leyeron sólo la palabra realismo, no escucharon el sin renuncia”, quitándole el piso a su ministro del Interior, ya que él, junto al titular de Hacienda, Rodrigo Valdés, desde su llegada el 11 de mayo, habían apostado por imponer la tesis de la gradualidad en las reformas y moderar sus efectos.

Luego, en septiembre, después de que el secretario de Estado calificara el fallo de La Haya “desde el punto de vista procesal” como “un mal resultado”, desmarcándose de la postura del gobierno que le daba una lectura positiva al 14-2 en contra, Bachelet explicó la reacción del ministro porque “es abogado y usa términos jurídicos”. Un día después, el ministro, nuevamente consultado por la resolución se limitó a responder “como quedó claro, soy sólo un abogado”.

Después, con la designación del contralor, Burgos fue notificado por la mandataria de que el elegido era Jorge Bermúdez, candidato que en un comienzo no concitaba las preferencias del ministro.

Algo similar pasó con la postulación de Jorge Abbott a fiscal nacional. El nombre por el que apostaba el ministro era Juan Enrique Vargas.

Ya en los últimos días, en el Congreso llamó la atención que el ministro del Interior no haya participado de las negociaciones para aprobar la ley corta de gratuidad.

Además, en el oficialismo fue comentario obligado el que Burgos se haya desmarcado de la postura del gobierno de “no referirse a procesos o resoluciones judiciales”, al criticar la última declaración en Fiscalía de Sebastián Dávalos.

Con todo, no es la primera vez que la Presidenta mantiene una compleja relación con su ministro de Interior. En su primer gobierno tanto Andrés Zaldívar como Belisario Velasco tuvieron traumáticos pasos por La Moneda y con Edmundo Pérez el vínculo fue más bien pragmático.

Y en este mandato, pese a que con la designación de Rodrigo Peñailillo se apostaba a una mayor sintonía personal, la relación terminó tan quebrada que la última vez que conversaron fue para el cambio de gabinete de mayo.

Burgos reconoce que no supo del viaje de Bachelet a la Araucanía

images

El Mostrador, 30 diciembre 2015

«No supe del viaje», señaló el ministro del Interior, Jorge Burgos, a su llegada hoy al Palacio de La Moneda.

El secretario de Estado fue excluido ayer del sigiloso viaje que realizó la Presidenta Michelle Bachelet a la Región de La Araucanía.

Por tal razón, el titular de Interior solicitó una reunión a la Presidenta para abordar la situación ocurrida ayer martes: «Tendré la oportunidad de conversar, como lo hago habitualmente con la Presidenta, como lo hago habitualmente».

Ante la consulta de si se encuentra molesto por lo ocurrido, Burgos contestó: «No estoy molesto… pero necesito conversar sobre el tema».

Molestia

La noticia de que la Presidenta Michelle Bachelet se embarcaría la mañana del martes rumbo a la Novena Región en una sigilosa y planificada visita sin la participación del ministro Burgos en su organización ni en la comitiva, trajo algo más que molestia en las oficinas de Interior.

images

El equipo encargado del viaje de la Presidenta informó cerca de las 06:00 a.m. de ayer a la prensa que debían llegar al Grupo 10 de la Fach y más de dos horas después, a las 08:15 a.m., la jefa de gabinete de la Presidenta, Ana Lya Uriarte, le entregó la información a Burgos. Lo que significa que el ministro del Interior no fue parte del equipo político que estuvo al tanto de la actividad que buscaba dar un cierre al peor año del Gobierno, según las palabras de la misma Jefa de Estado, con un viaje que se tornó altamente significativo y que diversos actores de la zona venían pidiendo insistentemente.

Ante el desconcierto sembrado por la visita de la Mandataria, desde Interior el subsecretario Mahmud Aleuy intentaba aclarar la situación y aseguró que son «los Presidentes quienes deciden cuándo van a una zona del país, en qué condiciones y qué actividades realizan».

Por su parte, el ministro vocero de gobierno, Marcelo Díaz, hizo lo propio, asegurando que “yo no me quedaría en lo anecdótico, obviamente la agenda es preparada con antelación, se trabaja con los ministerios involucrados (…). La gente de la región lo que quiere es que la Presidenta mantenga la atención y la preocupación que tenemos como Gobierno por la región. Hoy la Presidenta está cumpliendo con aquello que señaló”.

Es justamente por esto que llamó la atención que el titular de la cartera que ha manejado el conflicto en La Araucanía, el ministro que desactivó la caravana de camioneros que llegaron hasta la misma Moneda, el mismo que asistió cuatro veces hasta la Novena Región y que encabezó un Consejo de Seguridad en la zona, junto al entonces recién asumido Fiscal Nacional Jorge Abbott, el intendente de la región Andrés Jouannet –hombre de máxima confianza de Burgos y a quien este puso en reemplazo de Huenchumilla– y autoridades de Carabineros y la PDI, no participara de la visita más esperada por los actores en conflicto.

Durante la jornada del martes la situación creó fuertes tensiones al interior de Palacio y dio origen a todo tipo de especulaciones, incluida la renuncia de Burgos. La molestia del titular de Interior con el equipo presidencial ha sido reconocida por parte de su círculo cercano, y se está a la espera de la reunión que el personero DC pidió con la Mandataria para este miércoles 30 de diciembre.

Condimenta el asunto el hecho de que también trascendiera la molestia de la propia Presidenta con Burgos, quien fue el único personero de gobierno que rompió el libreto fijado desde Presidencia para que no hubiera comentarios sobre las polémicas últimas declaraciones de Sebastián Dávalos ante el fiscal del Caso Caval. Burgos señaló que los dichos del hijo de Bachelet eran “declaraciones políticas bastante

«damnatio memoriae»

IMG_20140930_190025Este artículo fue escrito en Octubre de 2015, se ha editado nuevamente para mostrar que la historia que se escribe, no siempre es la historia que fue…, al menos dejémonos márgenes para la duda…

Cuando un emperador romano moría, el Senado solía deificarle, transformándolo en Dios, excepto si había sido un Cesar tiránico, en cuyo caso se reservaba el derecho de maldecir su memoria. Cuando ocurría esto, se destruían las estatuas de dicho emperador y se borraba su nombre de todas las inscripciones públicas. Incluso se raspaba  en todas las monedas, para que no quedara rastro alguno de su existencia. Durante el siglo I, el Senado ordenó una damnatio memoriae para el emperador Calígula, otra para Nerón y, finalmente otra más para Domiciano.

Así, aquellos tres emperadores han pasado a la historia como autócratas, locos, viciosos, degenerados, etc.

Senado-romano

Soy muy aficionado (desde niño) a la historia de Roma, su República y su Imperio, tengo bastante literatura al respecto y con los años, contrastando textos, lecturas y diversos antecedentes, más allá de la literatura novelesca o las versiones hollywoodenses, he podido comprobar que los tres personajes antes nombrados, con sus luces y sombras, tuvieron una característica común en sus gobiernos: tuvieron una dura disputa con el Senado (que entonces era la nobleza romana), la clase gobernante y los poderes económicos de la época a quienes mermaron notoriamente sus privilegios. Los tres murieron asesinados, a lo que se agrega que Nerón y Domiciano persiguieron duramente a los cristianos, en defensa de la religión y las costumbres romanas, considerándolos herejes.

Domiciano

Sin embargo, los tres fueron muy populares, especialmente al inicio de sus principados, pero las intrigas y conspiraciones, les hicieron desconfiados (con razón) y recelosos, de todos quienes les rodeaban. Necesario es hacer presente que a la muerte de Domiciano, después de 27 años de gobierno, se produjeron varias revueltas populares y si bien se le describe como un autócrata despiadado pero eficiente, sus programas pacíficos, culturales y económicos fueron precursores del próspero siglo II.

Pretoriano

Gran parte de sus pretorianos fueron ejecutados por el nuevo emperador Trajano, después de un corto reinado de dos años de Nerva (un emperador de transición perteneciente a la clase senatorial).

La historia que nos llega hoy, desde lo profundo de los tiempos satanizando a estos personajes ha sido permeada por los que quedaron para escribirla.

Como vemos, parece que los hombres estamos condenados a repetir la historia, especialmente cuando la olvidamos. En Chile, hoy vivimos nuestra propia damnatio memoriae, olvidando y reescribiendo intencionalmente la historia por la clase gobernante, se sataniza al gobierno militar, que sentó las bases del desarrollo que Chile alcanzó en los último 40 años y se persigue hasta el último de aquellos que en la época sirvieron en las fuerzas armadas. Gran parte de los políticos y muchos de quienes integran los poderes económicos que entonces apoyaron al gobierno militar, hoy se han sumado a la damnatio memoriae y cientos de militares hoy están presos o sometidos a procesos judiciales.

Sé que estas comparaciones pueden parecer provocadoras, pero no olvidemos que así como hoy se escribe antojadizamente la historia de Chile de los últimos 50 años, así también se ha escrito la historia que atañe a los personajes antes nombrados, por más de 2.000 años, negando a sus espíritus fantasmales (lémures les llamaban los romanos) todo derecho a defensa.

Roberto Hernández Maturana

Almirante Vergara: “Se Está Estirando Demasiado La Cuerda Contra Los Uniformados”

Almte Vergara

El ex Comandante en Jefe de la Armada, se refirió con firmeza respecto a la forma hipócrita con la que se juzga a militares. Acusó de que en Chile los militares que salvaron el país,  están presos y los terroristas, son blancas palomas. Dijo que se ha cambiado la historia y se ha intentado modificar por completo la verdad de los hechos que se vivieron durante el gobierno de Allende. En un programa de televisión, el ex Comandante en Jefe manifestó estar aburrido de ver tanta hipocresía junta y acusó además,  que era absolutamente ilegal que  a una persona se le procese dos veces, “eso no existe en ninguna parte del mundo”. También, aseguró que  la injusticia de que a los militares se les esté juzgando con el sistema procesal penal antiguo, en el que no tienen ni derecho a defenderse y no se presume inocencia, sino que el juez ve el tema y sin si quiera hacer que el militar declare, lo procesa, enjuicia y mete preso.  Dijo que cree que la cuerda se está estirando demasiado.

images

Primero, de acuerdo con la legalidad vigente, quienes fueran condenados por juicios de DD.HH. debían abandonar las filas de las FF.AA. Después se cambió la política en el sentido de que nadie que hubiese sido procesado podía continuar en servicio, aun cuando haya sido exculpado.

Ahora, según los cuestionamientos al Jefe del Estado Mayor del Ejército y las poco definidas explicaciones del gobierno, más los despidos ocurridos en el propio Ministerio de Defensa y el rechazo a una contratación en el Ministerio de la Vivienda, permiten concluir que la nueva doctrina es que aquel que haya pertenecido a la CNI no tiene derecho a laborar en la administración pública, haya sido enjuiciado o no.

Falta poco para que todo uniformado que haya estado en servicio activo durante el Gobierno Militar sea considerado un paria. Sin embargo, no hay absolutamente ningún impedimento para que quienes pertenecieron al Mir y a otras organizaciones terroristas de izquierda puedan ocupar altos cargos públicos.

Es una injusticia, una hipocresía y una inconsecuencia atroz.

Año Nuevo y viejos soldados

images

A escasos días de despedir el año, y desplegando las capacidades anticipatorias para visionar como se nos viene el 2016, llega también la hora de los recuentos. Se hace memoria tanto de lo bueno como de lo malo y, claro, con unas “gotitas” de egoísmo, nos concentramos en lo personal y en lo que nos afecta más directamente, dándonos raras veces el tiempo de reflexiones sobre terceros no emparentados.

Este contexto hizo que me sorprendiera mucho cuando un cofrade brindó por… “los soldados de mi país”. Automáticamente lo relacione con las bravatas fronterizas bolivianas y peruanas del año que termina… ¡Oh sorpresa! su reflexión era mucho más profunda…, se refería a los militares privados de libertad en Punta de Peuco. “…Difícil imaginarse dónde estaríamos de no haber mediado la acción de  las fuerzas armadas en las décadas del 70 y de los 80…” fue parte de su emotivo brindis.

¿Por qué mi asombro? …Porque en nuestra democrática sociedad ya no existen voces que denuncien a viva voz, y mucho menos en forma pública, la asimetría que se evidencia a la hora de juzgar los sucesos de entonces y el precio que han tenido que pagar los militares por su actuación.

images (2)

Solo algunos datos que dudo que mi ilustrado lector conozca. Entre los años 2014 y 2015 aumentaron en un 250% los militares que se encuentran cumpliendo condena por causas de Derechos Humanos cuyo promedio de edad es de 75 años, de los cuales catorce tienen entre 81 y 90 años. ¿Como se explica que siete de ellos sean enfermos terminales? ¿Que otros 25 sufran enfermedades que los tienen postrados? ¿Que otros deban dializarse regularmente y que los más padezcan enfermedades propias de la edad, como demencia senil y  Alzheimer, sin que para ellos se cumplan las normas internacionales de trato a los adultos mayores, aun cuando estén privados de libertad, ni se respeten las normas carcelarias universales que establecen que ninguna persona sobre 65 ó 70 años puede estar detenida?

images (1)

Súmese a lo dicho que hoy día hay más de 1600 procesados, algunos de los cuales han estado en procesos que han durado entre 12 y 20 años, reabiertos una y otra vez. Téngase en cuenta el efecto que ello tiene en las respectivas familias, tanto de encarcelados como de acosados. Se comprende así que ya vayan a la fecha más de veinticinco suicidios.

Mi cofrade estaba en lo cierto… cuando hablamos en estas fechas de paz, concordia y unidad nacional, no es menor tener presente que la mayoría de los militares afectados, hace cuarenta y dos  años eran oficiales o suboficiales, incluso conscriptos, la mayoría subordinados y en los grados más bajos del escalafón, sin ninguna responsabilidad de mando.

Por último, es justo preguntarse ¿cuántos terroristas que se alzaron en armas contra el país y que mataron a cientos de uniformados se encuentran presos o cumpliendo condena?  ¡Ninguno!

Un viejo general  Napoleónico dijo… “un soldado no muere cuando cae, sino cuando sus compañeros lo olvidan y sus compatriotas lo ignoran”. Ese es el honor militar, la lealtad del camarada y el orgullo de una nación que, en una fecha como esta no podemos olvidar… ¡usted tiene la palabra!

Cristián Labbé G.

Las Dos Retroexcavadoras

 

descarga Hermógenes Pérez de Arce , 27 de Diciembre de 2015

En el primer gobierno de Michelle Bachelet, llamada ella a elegir entre la extrema izquierda y los moderados, representados respectivamente por las recetas de Francisco Vidal y Andrés Velasco, se inclinó por las segundas y terminó gozando de una alta popularidad, porque el país le reconoció haber sorteado pasablemente la crisis mundial. De paso, Velasco le hizo también un enorme favor a Piñera, pues dejó un presupuesto inflado para 2010 con un aumento del gasto sin precedentes de 16,5%, lo que le dio un tremendo impulso a la economía y la reconstrucción, permitiendo crear en ese solo año medio millón de empleos. Luego, del “millón de empleos” de que se ufana Piñera, la mitad se la debe a Velasco.

Pero ahora estamos bajo el gobierno de otra Michelle Bachelet, que se ha inclinado por las recetas más cercanas a “su corazoncito”, las de la extrema izquierda y el “otro modelo”, y cuyo vocero más consecuente es Francisco Vidal. Y, bueno, gracias a eso y otras razones Michelle Bachelet ha caído de casi 80% de popularidad de cuando era 1.0 a poco más de 25% de hoy, cuando es 2.0. Todos sus proyectos de reformas revolucionarias son minoritarios. A nadie le cabe duda de que si continúa aconsejada por Vidal, le legará a quien aspira a sucederla una segura derrota en 2017. Así lo ven claramente en el oficialismo y por eso cada vez más gente le pregunta a Lagos “cuándo va a venir a poner las cosas en orden aquí”, siendo “aquí” obviamente Morandé 80.

images (2)

Ayer sábado en “El Mercurio” el mismo Francisco Vidal, ahora vocero fidedigno de la Presidenta, le dio otro impulso a la revolución en marcha y entregó esta notable descripción de cómo se estableció el modelo de sociedad que cambió a Chile del vagón de cola del subdesarrollo al primer lugar de América Latina, modelo que el actual gobierno está demoliendo metódicamente: “La retroexcavadora del senador Quintana es un modelo para niños de pre-kinder al lado de esta otra (se refiere a las modernizaciones del Gobierno Militar) porque literalmente barrieron con todo lo que se había construido y elaborado en Chile desde la década de los 30 y en particular a partir del triunfo del Frente Popular. Barrieron con los derechos humanos, con las libertades, con la educación pública, la salud pública, la previsión y los derechos laborales, etc. Incluso, aunque llama a escándalo –pero la verdad es la verdad—retroexcavaron seres humanos (operación retiro de televisores, 1978).”

Veamos. “Derechos humanos”: la extrema izquierda y el gobierno de la Unidad Popular se prepararon a tomar el poder por las armas, lo que implicaba matar a quienes se les opusieran, pero cuando los demócratas llamaron a las fuerzas armadas a enfrentar esa amenaza radical con las armas (pues si no, de haberlo podido, Jarpa, Frei Montalva, Aylwin, Bossay y demás líderes democráticos habrían optado por las vías jurídicas y constitucionales), se esparció en todo el mundo bajo el liderazgo de la URSS la especie de que enfrentar a sus armas clandestinas con las que tenía el Estado para defenderse era un “atropello a los derechos humanos”. Fue una consigna publicitariamente exitosa, pero no por eso menos falsa, porque la única manera de defender los derechos humanos de la población civil era derrotando con las armas las armas de la subversión que pretendía dar un golpe de fuerza para quedarse con el poder e imponer un sistema  esencialmente contrario a los derechos humanos, como es el del gobierno totalitario marxista-leninista.

FCO-VIDAL-FICHA

En resumen, el Gobierno Militar salvó los derechos humanos de los chilenos.

Sigamos con las acusaciones de Vidal: “Barrieron… con las libertades”. Al contrario, las ampliaron y restablecieron. Antes del Gobierno Militar no existían numerosas libertades que éste restableció: desde luego, la de viajar al exterior (constreñida bajo la UP porque a uno no le vendían suficientes divisas y lo obligaban a dejar un aval tributario); la de elegir sistema de salud y de previsión; la de enseñar libremente y crear universidades; la de importar y exportar libremente; la libertad de precios y la mayor libertad para contratar trabajadores y emplearse; la libertad de los trabajadores para sindicalizarse o no y para adherir o no a huelgas; la libertad de poder trabajar aunque se aprobara una huelga (ahora en vías de extinción); la libertad de afiliarse o no a gremios. La educación y la salud públicas se mantuvieron, pero dejaron de estar politizadas y en manos de dirigentes partidarios, como lo han vuelto a estar hoy.

Pero el mayor atentado a la verdad histórica viene en la parte en que dice:  “Incluso, aunque llama a escándalo –pero la verdad es la verdad—retroexcavaron seres humanos (operación retiro de televisores, 1978).”

Pues la verdad histórica fue que, ante un extremismo armado con un contingente de no menos de diez mil nacionales (Altamirano, secundum Politzer), “compañeros de tropas” cubanos y doce mil extranjeros ingresados clandestinamente y después documentados por la OEA, la acción militar fue severa en los primeros meses después del 11 (entre esa fecha y el fin de 1973 murió el 60% de todos los caídos bajo el Gobierno Militar, es decir unos 1.500 a manos de las fuerzas armadas y carabineros y 300 a manos de la guerrilla izquierdista). En esos meses la represión armada contaba con el apoyo expreso de Frei Montalva y Aylwin, pues el primero declaraba al ABC de Madrid que “los militares han salvado a Chile” y hacía el símil de la guerrilla de izquierda con “un cáncer que debía ser extirpado”, mientras Aylwin se negaba a criticar a los militares “desde detrás de un escritorio, pues están recibiendo el fuego”.

Después, por supuesto, pasado el miedo todo cambió y los primeros en mudarse de bando fueron los DC. Ya hoy día lo han hecho casi todos, tanto que cuando el valiente diputado UDI Ignacio Urrutia homenajeó a Pinochet en su centenario, el diputado Bellolio, también UDI, twitteó urbi et orbi que rechazaba el homenaje “en nombre de los derechos humanos”. Cerebro lavado por la consigna. Pero en esos tiempos próximos al 11 la inmensa mayoría de la población, de los políticos y hasta de los jueces apoyaba la represión armada contra el terrorismo de izquierda, porque nadie había olvidado que el Comandante Pepe anunciaba que era preciso matar a un millón de chilenos si se quería que triunfara la revolución (entrevista a la periodista Nena Ossa). «Los extremistas nos iban a matar a todos», le decía el juez Rafael Retamal a Patricio Aylwin en 1974.

Precisamente el decreto ley de amnistía de 1978 se dictó para poner un manto de olvido ante los atropellos de ambos bandos en los cinco años anteriores. La ironía es que se benefició exclusivamente de dicha amnistía no menos de medio millar de extremistas, mientras que después se les negó igual beneficio a todos los militares, en un proceso que está en curso desde hace años.

La ignorancia histórica de Vidal se refleja también en que la llamada “operación retiro de televisores” se debió a que, al hallarse en 1978 los restos de extremistas ejecutados en 1973 en Lonquén por carabineros rasos y civiles no identificados, ejecutados sin conocimiento de nadie, ni menos de la Junta, esta última decidió precaverse de que otros hallazgos similares fueran ocurriendo posteriormente y, bajo el amparo de la amnistía, investigó los posibles casos de ejecuciones e inhumaciones ilegales en los primeros meses después del 11; y ordenó exhumar los restos y lanzarlos al mar. Todos los nombres de esas personas fueron entregados a la Mesa de Diálogo y a los jueces investigadores de derechos humanos.

Por eso casi coincide el número de las personas cuyo destino se ignoraba con el de las personas cuyo destino ha sido determinado. Digo “casi” porque el segundo número excede al primero en seis personas, pero justamente en los últimos dos años han reaparecido seis supuestos “desaparecidos” que, según se ha revelado en cada caso, simplemente se habían marchado del país o habían muerto en circunstancias ajenas a cualquier represión.

En todo caso, si hubo una retroexcavadora anterior a la actual, es un hecho que nos cambió de los últimos lugares del escalafón latinoamericano a los primeros; y que precisamente la actual, la del senador Quintana, amenaza retrotraernos a la infausta ubicación en que estábamos hasta el 10 de septiembre de 1973. Por suerte, una evidente mayoría de los chilenos de hoy parece no desearlo.

Un mal año

images (1)Andres Benítez La Tercera, 26 de diciembre del 2015

Cuando se revise la historia, parece claro que este año será calificado como malo. Es cierto que el Gobierno puede decir que se anotó algunas victorias legislativas, pero todas ellas fueron forzadas, llenas de reproches y la mayoría improvisadas. Por otra parte, su insistencia en cambiar Chile ha sido a contrapelo de la ciudadanía, cosa que queda muy clara al mirar las encuestas. La Presidenta y su administración tienen un alto nivel de rechazo.

Para adelante, la cosa no tiene mucha cara de mejorar. Partiendo por la situación económica, que  ya sabemos será igual o peor que la de este año. En esto hay que ser claros: si bien Chile no está técnicamente en una recesión, lo cierto es que se encuentra estancado. Crecer al dos por ciento dos años seguidos, es una situación muy compleja. Es un ritmo que ni siquiera asegura que la pobreza disminuirá.

descarga (3)

Es cierto que todo aquello responde ahora a razones externas. Pero, también lo es que el clima de incertidumbre que han causado las reformas impulsadas y en discusión ha colaborado negativamente en esto. No nos podemos lavar las manos.

Pero, lo concreto es que el tema económico nunca ha estado en el centro de las preocupaciones de este gobierno. Da la impresión que lo asumen como un costo necesario para cambiar al país. Para ser justos, hay que reconocer que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, intenta hacer lo que puede en este escenario, pero es claro que es  una minoría dentro de La Moneda. Así las cosas, su labor se remite simplemente a tratar de cuadrar las cuentas -algo que es fundamental-, pero aquello no es suficiente para sacar al país del estancamiento.

Quedan dos años de gobierno y nada augura que la tendencia va a cambiar. La Presidenta, pese al rechazo en las encuestas, se muestra decidida a continuar su programa reformador al costo que sea. Da la impresión que está dispuesta a inmolarse en esto si es necesario. O a lo mejor ya sabe que no será popular. Y, entonces, lo que le queda es pasar a la historia como la mujer que cambió Chile. Aunque sea a contrapelo de la gente.

Michelle-Bachelet-Programa-de-Gobierno-2014-2018
No es un gran legado. Sus reformas, muchas de ellas mal hechas, serán una carga muy alta para el país. En esto hay que entender que incluso una buena idea, mal implementada, tiene más costos que beneficios. Pero eso no es todo. Volver a cambiar las cosas, aunque sea lógico, no es fácil. Algo de aquello está ocurriendo con la reforma tributaria, todos están de acuerdo en que fue mal concebida, pero desarmarla no es fácil. Sucederá lo mismo con la laboral y la educacional.
En suma, el país está quedando atado a malas reformas. Y los costos de ello no serán menores. Recuperar el dinamismo económico, la capacidad de enfrentar los desafíos sociales y la confianza, demorará años. Sin duda, todo aquello será una carga muy pesada para cualquier gobierno que suceda al actual. En suma, si este fue un mal año, nada augura que los que vienen serán mejores. La luz al final del túnel, todavía no se advierte por ninguna parte.

El año de Dávalos

carlos_pena_g

Carlos Peña, Extractado de El Mercurio 27 de Diciembre de 2015

Fue en febrero cuando se supo que él y su cónyuge emprendieron negocios vedados para cualquier hijo de vecino (pero disponibles para el hijo de la Presidenta) y es diciembre el mes en que (como si estuviera empeñado en que no se le olvidara) Sebastián Dávalos concurrió a la fiscalía para revelar que el caso Caval era parte de un complot para ocultar cosas peores (nada menos que el caso Soquimich que habría financiado la campaña de su madre, la Presidenta). Dávalos habrá, pues, inaugurado el año. Y se habrá encargado de cerrarlo.
¿Qué cosa —exceptuada la simple estupidez o una extraña versión de un complejo de Edipo irresuelto— puede explicar la conducta del hijo de la Presidenta?
Hay varias explicaciones posibles.

descarga (2)Una de ellas se encuentra en la difícil relación que existe entre los sentimientos y la política.
Mientras en las sociedades tradicionales el liderazgo es hereditario (se hereda por la sangre o por la costumbre), en las sociedades modernas está entregado a la competencia (y se gana en la refriega del proceso político). Mientras en las sociedades tradicionales el poder es un asunto de linaje, en las sociedades modernas es una cuestión de individualidad.
En el caso de Sebastián Dávalos ese principio fundamental se abandonó.
La posición que él alcanzó al interior del círculo presidencial nada tenía que ver con su desempeño o con su talento. El lugar que él poseyó en el aparato del Estado fue el simple, y fortuito, fruto de una cuestión de parentesco. En otras palabras, fueron los afectos, buenos y malos, los que motivaron su presencia allí.
Y cuando una persona accede al poder fundada en una característica meramente adscrita, es muy fácil que se deslice hacia la irresponsabilidad. Después de todo, la responsabilidad descansa sobre la idea de que cada uno es hijo de sus obras y no simplemente hijo. Y si a alguien se le confiere algo solo por ser hijo, ¿qué tiene de raro que no sea capaz de comprender que su conducta se examine y se evalúe?

imagesNo es de extrañar, entonces, la actitud de Sebastián Dávalos con la que se está cerrando el año.
Pero lo más importante —e incómodo— del caso Dávalos no es propiamente la conducta que el hijo de la Presidenta ha tenido, sino lo que ese caso muestra y pone de manifiesto.
Y es que el vínculo entre Sebastián Dávalos y la Presidenta, fundado en el amor filial hasta expresarse en una posición de poder, no es muy distinto al vínculo que inicialmente trazó la Mandataria entre ella y el público: un amor de transferencia que también culminó en una posición de poder.
Una de las características del liderazgo de la Presidenta —se ha subrayado infinidad de veces— fue su capacidad para establecer intimidad a distancia, esa notable habilidad para trazar vínculos, a veces casi maternales, con las audiencias y con las personas. Es como si ella hubiera tenido la capacidad de expandir su subjetividad hasta rozar con ella a quienes no la conocen. Pero, como es obvio, ese rasgo de la Presidenta era simplemente transferencial: las audiencias veían y proyectaban en ella lo que anhelaban. Lo que se vio en el segundo semestre fue la ruptura de ese lazo transferencial y el permanente esfuerzo de la Presidenta por reconstituirlo.
El caso Dávalos —esta apertura y cierre del año 2015— es así una verdadera metáfora de la política de este año: mostró, como en una miniatura, las vicisitudes del poder erigido sobre un lazo afectivo.

La llaga de Dávalos

Max-Colodro_avatar_1-200x200

Max Colodro,  La Tercera 28 de Diciembre de 2015

Con algo de profecía auto cumplida, el hijo de Michelle Bachelet no pudo dejar que su madre terminara este 2015 -el año de su abismo íntimo- sin recordarle que el capítulo abierto en febrero pasado sobre el caso Caval la seguirá persiguiendo todavía por largo tiempo.

En los hechos, Sebastián Dávalos decidió hacer uso de su última declaración ante el fiscal Toledo para notificar que se siente inocente de las irregularidades que se le imputan; que él no sería responsable, sino, más bien, víctima de una ‘operación política’ fraguada por el ex ministro Peñailillo y sus amigos del PPD, cuyo objetivo no habría sido otro que usar a Caval para encubrir las aristas del caso SQM que comprometen el financiamiento de la precampaña presidencial de la propia Michelle Bachelet.

descarga (1)

Que las eventuales irregularidades e ilícitos asociados a Caval sean una coartada inventada por el ex ministro Peñailillo para encubrir las turbiedades de la precampaña parece a todas luces inverosímil; pero que Dávalos esté expuesto a los fragores de una investigación penal pública mientras el ex titular de Interior goza de una aparente red de protección destinada a asegurarle su impunidad, no parece igualmente absurdo.

En rigor, es efectivo que la investigación sobre la precampaña de Bachelet desapareció del mapa como por arte de magia; que Rodrigo Peñailillo trabaja hoy en Flacso gracias a personeros vinculados al oficialismo, y que no ha tenido la obligación de responder ante el requerimiento de los fiscales, como sí lo ha hecho el hijo de la Presidenta.

descarga

Así, lo que Dávalos vino a confirmar esta semana es que la Nueva Mayoría y el gobierno de su madre están, por razones obvias, más preocupados de asegurar el secreto y la impunidad en el caso de la precampaña presidencial, que de protegerlo a él de las esquirlas del entuerto judicial en el que se ha visto envuelto junto a su esposa.

La llaga en la que ha puesto sus dedos el hijo de la Presidenta es, de esta manera, perfectamente consistente con las evidencias observadas en el año que termina. El círculo de protección a Bachelet y su ex ministro del Interior ha sido reafirmado por una espiral de silencio que compromete no sólo a personeros del gobierno y el oficialismo, sino que se extiende también al propio Julio Ponce Lerou, cuya empresa ha estado durante meses en el centro de una tormenta política, pero que curiosamente no ha sido criticado ni interpelado por un sólo personero de la centroizquierda y, menos aún, citado a declarar en el contexto de las investigaciones en curso.

Michelle-Bachelet2

En definitiva, aunque sea en el marco de una paranoia ingenua, el hijo de Bachelet tuvo al menos la posibilidad de ilustrar al país sobre el enorme contraste que existe hoy entre su situación judicial y la de aquellos que durante años recibieron recursos del ex yerno de Pinochet para financiar sus campañas electorales. Esta ‘asimetría’ que Dávalos ha puesto burdamente sobre la mesa es la que ahora vuelve a golpear el corazón de La Moneda y de la precampaña presidencial de su propia madre. Una derivada en torno a la que el silencio del oficialismo en estos meses ha resultado sin duda significativo, y donde la extraña inacción de los fiscales frente a este caso ha terminado por alimentar también nuevas y apremiantes sospechas.

Pérdida en el respaldo ciudadano a figuras políticas

Los resultados de la reciente encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) han dado lugar a un incipiente debate sobre las figuras políticas mejor posicionadas para una eventual campaña presidencial. Los análisis al respecto no sólo resultan prematuros, considerando que restan más de 22 meses para los próximos comicios, sino que -entre otros defectos- confunden las evaluaciones con el potencial respaldo electoral de las personas mencionadas.

Valparaíso 10 de septiembre 2014 (UPI). La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley de Reforma Tributaria en tercer trámite constitucional, concluyendo su tramitación en el Congreso Nacional, quedando en condiciones de pasar al Ejecutivo y revisión constitucional. La propuesta, considerada el mayor cambio impositivo de los últimos 30 años en el país, contó con el apoyo de parlamentarios de todos los sectores políticos. (UPI/Jonathan Mancilla)

En efecto, el estudio de opinión del CEP solicita a cada encuestado la evaluación de una serie de figuras del ámbito político incluidas en una lista cerrada y, tal como el mismo informe del organismo lo consigna, “la evaluación positiva no es lo mismo que la adhesión política”. Asimismo, la respuesta considera solo la opinión de quienes afirman conocer al personaje sobre el cual se les consulta. Como resultado, por ejemplo, en el caso del presidente de la Cámara de Diputados, que figura con una valoración positiva de apenas 17%, la encuesta consigna que registra “menos del 50% de conocimiento”. Otros políticos, como elcomo el diputado Jackson, lideran en materia de valoración ciudadana, pero registran más de un 30% de desconocimiento.

En línea con lo anterior, son conocidos los casos donde importantes figuras políticas han alcanzado los más relevantes cargos de representación popular, sin haber liderado los estudios de evaluación ciudadana. Muy distinta es la situación frente a encuestas que consultan directamente sobre las preferencias electorales de los entrevistados, a pesar que sus resultados siempre estarán reflejando la intención de voto en ese momento y no, necesariamente, lo que pueda ocurrir en un escenario electoral tan distante como la futura campaña presidencial.

En lugar de centrar su preocupación en estos eventuales y tempranos respaldos que no son tales, las mismas figuras políticas que aparecen mencionadas debieran atender al mensaje implícito que representan los bajos porcentajes de evaluación positiva que consigna el estudio de opinión.

imagesNo es menor, en este sentido, que el personaje político mejor evaluado congregue un 44% de evaluación positiva o muy positiva, cuando hasta noviembre del año pasado todas las encuestas del CEP, al menos desde julio de 2004, consignaron una valoración positiva por sobre el 50% para el representante mejor posicionado, alcanzando un punto máximo con el 85% de Bachelet en 2010. En el último estudio, la Presidenta suma 35% de evaluación positiva y un 37% de valoración negativa.

Cabe consignar que todo el resto de los personajes políticos mejor evaluados según el informe del CEP no alcanzan un 40% de valoración positiva, lo que en realidad da cuenta de una merma en la imagen del mundo político que alcanza a todos los sectores y que ha quedado de manifiesto en diversos estudios de opinión pública.

Voto-urna-UNOLa caída en la confianza ciudadana sobre el actuar de sus representantes políticos no es sana ni contribuye al clima óptimo que debe primar en una democracia. No obstante, encuentra su explicación en una serie de comportamientos que no siempre los sectores políticos parecen lo suficientemente convencidos de erradicar. Pero la consecuencia salta a la vista: de no mediar una preocupación mayor por esta pérdida de respaldo, los personajes mejor evaluados apenas serán aquellos que concentran el menor rechazo entre los encuestados.

Ejército entregará documento sobre su rol en DD.HH. desde 1990 a organizaciones

2232728La Tercera, 26 de diciembre del 2015

En agosto pasado, el general Oviedo también se presentó ante la Cámara de Diputados. Aquella vez fue producto del Caso Quemados (1986), cuyas víctimas son Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas De Negri. La causa se reactivó tras la declaración de un ex conscripto, quieninvolucró a otros militares.

Usted dio cuenta de este tema y de la supuesta existencia de “pactos de silencio” ante la Cámara.

Sí, y fue una buena oportunidad para hablar de esta situación, que tenía que ver con este caso tan lamentable, producto de algunas denuncias que hubo de parte de un ex soldado. Ante situaciones como ésa la voluntad nuestra es cooperar con los tribunales. Y con hechos concretos. Nosotros tenemos un documento formal, del presidente de la Corte Suprema, en el cual nos agradece la puesta al día en la entrega del 100 por ciento de la información al término del año pasado. Hay investigaciones más lentas, información que muchas veces cuesta encontrar, cuando han pasado en algunos casos más de 40 años. Pero, y repito enfáticamente, que no caben los llamados pactos de silencio en la institución. Porque se estaría incumpliendo una norma legal. No están avalados ni acreditados.

¿Se ha agilizado la entrega de información?

El ministro José Antonio Gómez ha sido muy proactivo en eso. Incluso se creó una unidad en el Ministerio de Defensa, con el ex ministro Isidro Solis, que coordina la mejor capacidad y calidad de la información. Ha habido voluntad de parte de la autoridad de Defensa y de las instituciones para que esto funcione mejor. Y en eso estamos. Lo que más queremos es que ojalá el reencuentro con los chilenos sea de verdad y definitivo. Uno entiende que hay personas que tienen dolor por situaciones que todavía no están cerradas. Y si nosotros podemos ayudar en algo para que se cierren, somos los más interesados en hacerlo. No hay nada más doloroso que haya personas que no puedan reencontrarse con sus cercanos. Frente a eso, estamos preparando un documento especial.

¿De qué tipo?

En unos días más esperamos editar una publicación, que va a ser entregada a organismos que tienen directa relación con los derechos humanos, universitarios, civiles, militares, de toda la sociedad. En ella vamos a dar cuenta de qué ha efectuado la institución, formalmente, en hechos, sin juicios de valor. La fecha de inicio es emblemática, desde 1990, con la mesa de diálogo, y habrá una cronología para entregarle a la ciudadanía los gestos concretos que el Ejército ha hecho desde esa fecha. Espero que antes del 31 de diciembre esté entregado.

¿Se trabaja, además, doctrinalmente el tema de los DD.HH.?

En el tiempo se ha ido teniendo una mirada integral de los DD.HH. En el caso nuestro, tenemos aristas relacionadas con el derecho humanitario internacional y en la guerra. Con el comportamiento de los soldados ante estados de excepción; tenemos planes en las escuelas de formación; y también participamos en distintos eventos de diplomados y magíster. Hoy tenemos un oficial en el diplomado que patrocina el Instituto Nacional de los Derechos Humanos. Es un teniente coronel, que ha tenido una interacción con sus pares muy importante. Es una muestra de cómo se está avanzando.

¿Los pueblos originarios se incorporan al Ejército?

Cada vez más, y se sienten muy cómodos con la denominación de estar en el Ejército de Chile. Y el Ejército recibe feliz a los jóvenes que quieran servir al país. Las culturas autóctonas son un gran aporte y un enorme campo de desarrollo.

¿Y las mujeres?

Están en el Ejército desde 1974, y en diferentes tareas desde mucho antes, pero formalmente integradas para ser parte del alto mando ya van en el grado de capitán. Aún no entra ninguna a la Academia de Guerra, podría ocurrir el próximo año. Y dentro de 20 años alguna de ellas podría ser general.

¿Derechos Humanos para todos?

Nuevo SPP

Destacados juristas como el profesor de Derecho Internacional  y DD.HH. de la PUC,  Álvaro Paúl Díaz, han manifestado que un verdadero gesto de la Presidenta con los DD.HH., sería plantear que los delitos cometidos después del 11 Sep. 1973, sean juzgados de acuerdo al nuevo sistema procesal penal.

En efecto, son los miembros de la Fuerzas Armadas en retiro, acusados por estos hechos acaecidos hace mas de 41 años, las únicas personas en Chile juzgadas bajo este sistema, que como sabemos,  vulnera el principio de inocencia de los afectados, no permite la participación activa de los abogados, no les permite estar presentes durante la comparecencia de sus defendidos ante el tribunal, considera la aplicación de trámites y diligencias que ya no se aplican en el sistema procesal penal actual, por ser considerados ineficientes e inconducentes (ej. los careos), etc.

PINOCHET ASESINO

Lo anterior, sin considerar, que además se da el curioso caso que se use la ratificación de nuestro país al tratado de Roma el año 2009, adhiriendo a la Corte Penal Internacional para perseguir los crímenes de lesa humanidad, por hechos acaecidos hacía 36 años a esa fecha, continuando hasta hoy, 42 años después, para seguir abriendo nuevos procesos, pero bajo el antiguo sistema procesal penal.

Se trata entonces de una grave discriminación e iniquidad, que afecta gravemente los derechos de un grupo de chilenos, a quienes se les aplica un sistema legal considerado en su momento por los legisladores como ineficiente y carente de garantías con los acusados, como alguno de los fundamentos para reemplazarlo por otro sistema procesal más moderno .

imagesNo se trata de solicitar tratamientos especiales a los acusados, o que se les permita eludir la acción de la justicia, se trata de que en un país que se precia de no discriminar, de ser igualitario, de ser inclusivo e integrador, se permita a todos los chilenos – incluso a aquellos que sirvieron en las Fuerzas Armadas en 1973, la mayoría en la tercera edad, hoy llamados constantemente por los tribunales de justicia, para declarar, por «si tienen algo que aportar», y en muchas ocasiones, sometidos a proceso, bajo ese antiguo sistema procesal, que parte de la suposición de culpabilidad – acceder en forma igualitaria al sistema de justicia vigente en Chile.

El primer Derecho Humano es considerar que los DD.HH.  son iguales para todos los chilenos.

Roberto Hernández Maturana

Situación de los Presos y Procesados Políticos Militares

Un reciente Informe del Ministerio del Interior reconoce que hay 1.373 uniformados procesados por DD.HH y 163 presos políticos condenados; 117 de ellos en Punta Peuco.

PUNTA PEUCO

Más de 1.300 militares en situación de retiro del Gobierno de las FF.AA y de Orden están procesados por orden del gobierno bajo el cargo de violaciones a los DD.HH. Los datos de un informe del mismo Ministerio del Interior. Se precisa que hay 344 condenados, de los cuales 163 ya han cumplido la totalidad de una pena de presidio efectivo.

El programa de DDHH del Ministerio del Interior dice que 1.373 personas “enfrentan a la justicia por su participación en delitos de lesa humanidad’’. Cabe hacer presente que los delitos de lesa humanidad que invoca el gobierno se establecieron en Chile recién el año 2009, cuando nuestro país  ratificó el tratado de Roma promulgando la Ley Nº 20.352, que fue publicada en el Diario Oficial del 26 de mayo de 2009, es decir los delitos invocados ocurrieron en el siglo pasado, antes de esa fecha este delito no estaba tipificado como lesa humanidad, no existía. Llama la atención entonces que se sancione este delito como ahora se hace en nuestro país, con efecto retroactivo.

presos militares

El Ministerio del Interior dice que hay 495 uniformados procesados, 216 en calidad de acusados y 662 condenados. Respecto a estos últimos, la Corte Suprema ratificó la sentencia a 334, de los cuales 163 ya iniciaron el cumplimiento de la pena de presidio efectivo. De esos 163, actualmente 117 se encuentran en prisión en el penal de Punta Peuco. El informe consigna que de los 117 encarcelados, cinco tienen salida dominical o de fin se semana, mientras otros seis lo hacen en libertad condicional. Los restantes condenados por la Corte Suprema, suman 181.Ellos recibieron penas sustitutivas como es la libertad vigilada.

Por otra parte, se indica que, hasta el pasado 1 de diciembre, el Programa de Derechos Humanos ha presentado 84 nuevas querellas contra ex uniformados. El ministerio del Interior aparece como parte querellante en 942 juicios.

Dia-del-preso-político-militar

Según datos de la Corte Suprema, se reconoce que el total de muertos como consecuencia de la violencia política en el país, durante el Gobierno Militar y considerando a los dos bandos es… “En ese período, según la información oficial, unos 3.200 chilenos, de los que 1.192 aún figuran como detenidos desaparecidos’’. Se omite indicar en este informe que, casi mil de estos muertos corresponden e a uniformados abatidos por acciones extremistas.

Una noche para reflexionar

IMG_20140930_190025Roberto Hernández M., Editor

Chile Merece desea a todos los lectores y seguidores de este blog, una muy feliz Navidad junto a sus seres queridos, esperando que esa unión les de fuerzas para continuar el camino y luchar día a día por Uds, sus familias y por nuestro país.

Esta noche, cristianos y no cristianos, encontrarán un refugio de paz que da ese mágico momento,  en que podemos ver especialmente el rostro de un niño esperanzado que yace en un pesebre, junto a José y María, cruzando su mirada con los rostros de tantos otros niños, padres y abuelos, que tienen la dicha y fortuna de compartir en unidad ese momento.

familia-celebrando-navidad2.jpg_BIM2

A quienes su vida y circunstancias  les permite ese instante de profundo amor y unión, les pedimos que no olviden a los que no podrán vivir ese momento; a los que están solos, a los que están enfermos, a los que están encarcelados.  Recuerden que entre estos últimos,  hubo chilenos hoy cumplen condenas encarcelados, escarnecidos y olvidados y que alguna vez, hace ya más de 40 años, actuaron cumpliendo órdenes y de acuerdo al clamor ciudadano y de diversos sectores políticos de todos los grupos democráticos que demandaba la intervención de las Fuerzas Armadas y de Orden actuaron para salvar la institucionalidad quebrantada y restablecer la democracia destruida.

PUNTA PEUCO

Ellos merecen una reflexión y un pensamiento. Mucho de lo que hoy nos está permitido y sentimos como un derecho, se lo debemos a quienes un día debieron enfrentar con las armas el peligro que se cernía sobre Chile y su democracia.

Que esta Navidad borre el rencor, la odiosidad y la ingratitud y permita el reencuentro de todos los chilenos con la mirada puesta en el futuro, dejando atrás las heridas del pasado que han desgarrado a nuestra sociedad, que se depongan las actitudes mesiánicas y que nunca más quienes nos gobiernan y quienes luchan por el poder político, empujen al país hacia una lucha fratricida, y que prime la cordura, el buen juicio y el entendimiento.

¡Feliz Navidad a todos!

Informe de derechos humanos del INDH

Destacada-IA2012

Editorial de La Tercera 20 DIC 2015

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), una corporación autónoma de derecho público creada por ley con el objeto de promoción y protección de los derechos humanos, ha presentado su Informe Anual 2015, destacando -según el comunicado elaborado por la propia entidad- su propuesta de exclusividad para la labor parlamentaria y el término de los aportes de empresas para las campañas políticas.

A la luz de estas recomendaciones, no queda duda del interés de sus integrantes por involucrarse en los debates que han marcado la coyuntura del país durante los últimos meses, aunque en algunos casos ello suponga una visión bastante amplia del campo de acción de esta corporación.

Por cierto que las irregularidades en ámbitos como la representación política afectan principios consagrados en la declaración universal de los derechos humanos, como la voluntad del pueblo expresada mediante elecciones auténticas, pero no cabe establecer una relación de consecuencia, necesaria y permanente, entre -por ejemplo- los aportes de empresas a campañas y la corrupción o el tráfico de influencias. La legislación puede establecer los resguardos suficientes para evitar situaciones irregulares, tal como lo demuestran disposiciones de este tipo en diversos países.

Por lo mismo, las autoridades de turno pueden tomar o no en consideración las propuestas de esta corporación autónoma, sin que su decisión final al respecto suponga o pueda ser interpretada como un respaldo o rechazo a las políticas de promoción de los derechos humanos.

Porque el Informe Anual del organismo aborda entre sus sugerencias materias lo suficientemente diversas como para ser analizadas exclusivamente desde esta perspectiva amplia de los derechos humanos, como ocurre en el caso de la legislación laboral, área en la cual propone “mantener la redacción original del proyecto de reforma laboral en cuanto al reemplazo en huelga y no aumentar el quórum necesario para la formación de sindicatos”.

Evidentemente, el reemplazo en caso de huelga, una figura presente en diversas legislaciones del mundo, no vulnera el derecho al trabajo ni la libertad para sindicarse. Pero, en cualquier caso, el informe hace referencia a una iniciativa que se encuentra en trámite parlamentario, en manos de quienes ostentan la representación popular.

Se trata de un aspecto importante de recalcar porque el mismo Instituto recomienda también “avanzar hacia la generación de instancias de participación, a nivel nacional y local, que permitan a la ciudadanía incidir en el quehacer del Estado”, a pesar de que en un régimen democrático dicho rol lo cumple, precisamente, el Congreso.

Chile-Carabineros-Control-de-identidad2

A propósito del debate sobre adecuaciones legales para enfrentar el problema de la delincuencia, la mayor preocupación de la población según las encuestas, el INDH plantea eliminar la norma que establece el “control preventivo de identidad”, una herramienta que las propias autoridades responsables de la seguridad ciudadana han recomendado. Conviene, en este sentido, recordar que la “seguridad de la persona”, la “protección de la ley” y las injerencias en su domicilio, también constituyen derechos humanos por los cuales el Estado debe velar.

Un virtual regalo navideño

Labbé 4

Cristián Labbé G.

No tengo nada contra el “Viejito Pascuero”, tanto es así que desde hace mucho en esta época del año lo encarno a un alto costo. Pero tengo que confesar que me ocurre algo muy paradójico con este nórdico personaje. Siento que “don Santa” se ha contagiado con los tiempos y ha ido adquiriendo un protagonismo mediático muy similar al de nuestros actuales políticos, dejando de lado la transcendental labor que se le encomendó al momento de su creación, para transformarse en un ser… “populista y consumista”. Sostener tan concluyente comentario no exige recurrir a ninguna encuesta del CEP y evidentemente nuestro magnánimo personaje supera en popularidad a cualquier otro por estas fechas.

Téngase presente en mi “pascual reflexión” que para casi todas las religiones y culturas del globo,  estas fiestas, que la cristiandad conoce como Navidad, poseen un sentido valórico, asociado a la paz, la concordia, la amistad, la tolerancia, la armonía y los buenos deseos.

Viejo Pascuero

Así, con un sentido especial de buenos deseos, los judíos celebran en esta época el Hanukkáh, que, como cuenta el Talmud, evoca la reconstrucción del Segundo Templo en Judea tras haber sido profanado por Epífanes. El milagro fue que el menorá (candelabro o lámpara de aceite de siete brazos de la cultura israelita), que debía estar encendido todas las noches, solo tenía aceite para una, pero sin embargo éste permaneció iluminando las ocho noches completas. Por eso las velas y los buenos deseos del Hanukkáh.

Por su parte, los musulmanes viven el Ramadán (mes de acercamiento a Dios frente a las adversidades de la vida) y aunque el islamismo no celebra la Navidad, considera el nacimiento de Jesús una fiesta nacional en honor al que consideran Mensajero del Dios Único. En la India no se celebra la Navidad de forma religiosa, pero se incorporan a la celebración de esta fecha… “dispensadora de luz, paz y espiritualidad en medio del crudo invierno boreal”.

Lo cierto es que estas fiestas originadas en el mundo cristiano se han extendido más allá de lo religioso para ser asociadas a la paz, la tolerancia, la esperanza, el equilibrio y la armonía entre lo espiritual y lo material. Por eso, no es raro ver en estos días a un ateo colgando símbolos navideños en la puerta de su casa.

meiggs-elmer_201231

Como pienso que el exceso de protagonismo de “don Santa” y su invitación al consumismo atentan contra la esencia de estas fiestas y como tampoco quiero ser descortés con mi leal lector, mi regalo para esta navidad es… “dos cajitas virtuales” llenas de… ¡Gracias! y de… ¡Que te vaya bien!  La recomendación es que todos los días hay que sacar un “puñado virtual” de cada cajita y echárselos a los bolsillos y e ir repartiéndolos, uno a  uno,  a quienes se encuentre en el camino… ¡Gracias… que te vaya bien…! ¡Gracias… que te vaya bien…! y así sucesivamente.  El milagro es que estos puñados mágicos de buenos deseos… no se acaban nunca y, sorprendentemente, van generando a su alrededor… una enorme alegría… ¡Muchas Gracias y… que les vaya bien!

La mala fe de ME-O

carlos_pena_gCarlos Peña (Extractado de El Mercurio de Santiago, 20 DIC 2015)

Marco Enríquez-Ominami mostró un aspecto suyo que hasta ahora había apenas insinuado: la mala fe.

Los abogados llaman mala fe a la conciencia de actuar ilícitamente. Obra de mala fe quien sabe que obtuvo una ventaja o eludió una carga de manera ilícita. Pero ese no es exactamente el caso de ME-O. Lo suyo no es mala fe en el sentido legal de la expresión. Se trata de algo que en un político es todavía peor: de mala fe en el sentido sartreano de esa expresión.

J. P. Sartre -a quien ME-O, sin duda, ha leído- caracteriza la mala fe como la pretensión de un sujeto de desconocer que los actos que ejecuta fueron elegidos por él en la totalidad de sus consecuencias. Quien obra de mala fe se oculta a sí mismo, en suma, lo que él sabe eligió.

images (2)

Marco Enríquez-Ominami se ha presentado a sí mismo, desde que irrumpió como político profesional, como un sujeto distinto, alguien que era capaz de tomar distancia, objetiva y crítica, de las rutinas habituales de la política. A fin de llevar adelante esa imagen suya, organizó un partido y se dispuso a una larga travesía con el fin de formar una mayoría para alcanzar el poder.

Hasta ahí (y al margen de su falta de ideas, su exceso de ocurrencias y su narcisismo desbordado) lo suyo parecía notable. Un político con innegable carisma, capaz de rutinizarlo poco a poco, y formar así un partido de alcance nacional.

Pero he aquí que, según se sabe hoy, uno de sus asesores más cercanos mantenía, al parecer por mandato suyo, una relación de dependencia económica con SQM y con su controlador, Julio Ponce Lerou. Cientos de millones de pesos habrían salido -facturas ideológicamente falsas mediante- de SQM para financiar la actividad política de ME-O.

ME-O, sin embargo, pretenderá que lo anterior no lo afecta.

Y para sostenerlo se refugiará en que no fue él quien recibió los dineros, sino su asesor, agregará que todo eso es fruto de las circunstancias y del hecho que debió competir con rivales que eran capaces de recoger millones. Insinuará entonces que él, en el peor de los casos, fue un objeto inerte que debió dejarse favorecer con ese dinero como única forma de competir.

Su actitud de estar el mayor tiempo posible a distancia de la fiscalía hasta que la postergación no pudo durar más; de simular más tarde, al asistir a declarar como imputado, que se trataba de un mitin político; de afirmar que no se refugiaría en el silencio, pero ocultarse en él cuando la interrogación de los fiscales se insinuó escrutadora; de llenar con palabras que salen a borbotones las preguntas que no quiere responder, pudo ser simple picardía, astucia, maniobra, habilidad para eludir las consecuencias de los propios actos.Desgraciadamente, no es solo eso. Es sobre todo mala fe.

images (3)Porque lo que ME-O está haciendo es desentenderse del conjunto de sus actos y de la trágica contradicción que significa para alguien que escogió ser el hijo del mito de Miguel Enríquez, dejarse objetivamente financiar por el yerno de Pinochet. Recordarle eso a ME-O no tiene nada de cruel, es simplemente ponerlo frente a lo que él escogió ser.

Y por eso cuando ME-O no da explicaciones de cómo acabó negando el ser que eligió para sí mismo, actúa con innegable mala fe.

Querellante del caso Caval tras bomba de Dávalos: “Lo que queda claro es que Bachelet tenía conocimiento del negocio”

The Clinic Online 23 Diciembre, 2015

El querellante del caso Caval Mario Zumelzu avisó que pedirá a la fiscalía que cite a declarar a Rodrigo Peñailillo, Sergio Bitar, Guido Girardi y a Fernando Ayala, todo esto luego de las declaraciones realizadas por el hijo de la Presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos, en cuanto a que estos sabían del caso Caval con anterioridad y lo utilizaron en un momento estratégico para bajarle el perfil al caso Soquimich.

images (1)

En palabras del jurista, resulta vital saber la versión de Peñailillo, ya que él “fue el recaudador de la campaña de la Presidenta”.

Según consigna El Mercurio, el representante del cientista político Diego Acevedo en esta causa además aseguró que “lo que sí queda claro con esto es que Bachellet tenía conocimiento con anterioridad del negocio, porque no resulta creíble que su entorno familiar. Dávalos – Compagnon; su entorno poltoco – el Ministro del Interior _ no le dijeran nada”

Por su parte analizó que de acuerdo a la declaración del ex director sociocultural de la Presidencia, “hay una conspiración política en el Palacio de La Moneda en contra de él; señala que tanto el ministro del Interior (Rodrigo Peñailillo) como otras personas vinculadas a él (G-90) tenían conocimiento del negocio de Caval desde antes. El dice que ellos se guardaron la información para entregarla y para que apareciera con ribetes de escándalo en algún minuto que fuera conveniente. El minuto conveniente era en forma previa que salieran los antecedentes de SQM, que vinculaban a la gente de la nueva mayoría”.

sergio-bitar

Cabe decir que ayer tanto el ex ministro de Obras Públicas Sergio Bitar y el senador PPD Guido Girardi salieron al paso de esta declaración y afirmaron que aquí no hay complot alguno y que esto no hacía más que afectar al gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

Bitar fue más allá y manifestó al igual que la mandataria lo hizo en algún momento que “no tuve conocimiento del caso, y al igual que todos los chilenos, me informé por la prensa”.

Proyecto irreal, lenguaje de realeza

Fernando-VillegasFernando Villegas (Extractado La tercera 20 DIC 2015)

La Presidenta de la República, molesta porque el fallo del Tribunal Constitucional le echó a pique un atajo presupuestario que, por lo demás, NO materializaba su promesa de universal gratuidad en la educación superior sino todo lo contrario, ya con su célebre sonrisa convertida en un rictus nos advirtió que “no la conocíamos”. Para algunos sonó tan amenazante como si hubiera dicho “no saben lo que haré para salir con la mía”. Y en verdad la frase tuvo ese aire de advertencia previa a la comisión de un acto muy voluntarioso. ¿Cuál? Nadie tenía idea. ¿Cómo podrían tenerla?; sólo se conocen sus silencios cuando calla y sus oscuridades cuando habla y no siempre hay a mano un criptoanalista o una vidente para la debida interpretación. Entró entonces el cuoteo, una de las bellas artes del gobierno, ha sido elevado a rango institucional.

Eso no suena muy lógico, a menos que reduzcamos la lógica a las bastardas manipulaciones del cotilleo político. ¿Cómo podría serlo el financiarles TODOS sus estudios a TODOS los estudiantes aunque una masa muy considerable -véanse los resultados de la PSU- carece de condiciones académicas y sólo se los acepta en universidades de tercera categoría y para “carreras” truchas? Si el país fuera inmensamente rico quizás podría darse el lujo de enviar incluso a sus nenes de más modestas dotes intelectuales a divertirse otros cinco años.

descarga

Pero si el proyecto es financiera y académicamente inviable, a esa dificultad debe agregarse el detalle, muy poco auspicioso por sus implicaciones, de ser promovido con indescriptible porfía por la sola razón de haber sido una promesa presidencial y personal que debe cumplirse. Puede que también esté en el programa, pero los programas hacen puntos, no promesas. Pese las advertencias del ministro de Hacienda, todo lo cual hace pensar que no sólo somos gobernados por un régimen presidencialista dotado de desaforados poderes, sino en realidad estaríamos viviendo bajo un régimen monárquico donde el rey se puede permitir decir, a la Luis XIV, “el Estado soy yo”.

Mandatario significa mandatado, ordenado, puesto en un cargo para servir a quien realmente manda, en este caso la nación, no viceversa. Tampoco se trata de una promesa que TODA la nación le esté exigiendo cumplir; sólo el 24% de los ciudadanos votó por ella, de ese 24% muchos ahora no lo harían ni a la rastra y de los que volverían a votarla es de dudarse que haya alguien, aparte de sus autores, que leyera el programa de gobierno.

images

Es el caso, entonces, que esta implícita creencia de doña Michelle Bachelet de ser la Emperatriz Viuda de la Revolución y no Presidenta y servidora pública, no sólo pone al país en el aprieto de seguir ante cada situación o problema los obcecados lineamientos y porfiadas órdenes de Su Excelencia, sino además nos encamina por el pedregoso y ruinoso sendero del chavismo, que es, según muestra la experiencia, en lo que siempre se transforman las amplias avenidas de la historia de los Salvador Allende.

Las advertencias autocráticas de la Presidenta tienen su correlato y complemento natural en las expectoraciones estridentes de los sectores menos cerebrales, pero más hormonales de su sector.

descarga (1)

Entre los coristas que en esta ocasión estaban de turno para pedir cabezas se cuenta la señorita Karol Cariola, quien soltó un comentario acerca de que el TC sería el “perro guardián del pinochetismo”. Frases o más bien clichés como estos son usuales en ese sector; los oímos iguales o muy parecidos en 1971 y 1972. Toda ley o principio jurídico que no se incline servilmente ante los iluminados del momento es, por definición, un arma de las elites y los momios. En la mirada de estos sectores la ley no tiene valor per se, sino meramente como instrumento de clase. Merece respeto y obediencia, entonces, sólo si sirve “los intereses de los trabajadores”.

A la Cariola la acompañaron otras voces indignadas espetando figuras verbales de similar catadura. “Habría que revisar constitucionalmente la vigencia y existencia del TC”, arguyeron. He ahí, otra vez, la mentalidad de esta gente: la ley y de hecho la entera institucionalidad es de quita-y-pon, al servicio de estos o aquellos intereses, un arma en la guerra de clases. Es el modo como ven la historia universal.

Hoy, en Chile, los que escriben en los muros “40 años juntando odio” también sólo parecen potenciales clientes para el manicomio, pero nunca se sabe. Los extremistas de hoy pueden ser los funestos actores políticos de mañana tal como los ministros de ayer pueden llegar a ser los autócratas verbales del presente.

Nada personal

ENTREVISTA HECTOR SOTO MIRKO AICON S.Héctor Soto, Periodista (Extractado de La Tercera 20 DIC 2015)

Ha sido un mal año para el país y, en términos de opinión pública, mucho peor para el gobierno. En las cuatro últimas mediciones del CEP la actual administración siguió debilitándose, si bien en relación a agosto último la nueva encuesta mostró alivios marginales: dos puntos más de aprobación y tres menos de desaprobación. Pero la gente que desaprueba al gobierno sigue siendo más del doble de la que lo aprueba y esta correlación es abrumadora. El 24% aplaude y el 58 pifia.

Chile no está acostumbrado a tener gobiernos así de minoritarios. Cuando la administración anterior anduvo, a mediados del 2011, por estos andurriales de rechazo, se hizo mucho caudal -y con razón- de la necesidad de enfrentar con celeridad la racha adversa. La gran diferencia es que ahora esta preocupación no parece estar entre las prioridades presidenciales. Es más bien al revés: Bachelet pareciera estar leyendo las percepciones ciudadanas en un clima de guerra, como parte de las conspiraciones contra su gobierno.

Bachelet-01

El riesgo de los equívocos en este campo es que la Mandataria persista atrincherándose desde la perspectiva política. Es en lo que estuvo este año. Fueron parte de su amurallamiento el trauma de reclusión y silencio post Caval, el realismo sin renuncia -una frase que ella misma se encargó de vaciar de todo contenido-, las sutiles y no tan sutiles divergencias que dejó entrever con los nuevos ministros y, sobre todo, la declaración que hizo tras el último fallo del Tribunal Constitucional, donde nuevamente volvió a oler complot. Bachelet no pierde oportunidad de mostrarse como mujer de guerra. No me conocen, no me van a doblar la mano, fue lo que dijo y dio a entender. En rigor, debió haber agradecido la prevención. Pero la descompensó.

Aunque sea entendible, es peligroso tomarse el juego político a la personal. Porque supone infestar de agravios y rencores, de emociones lagrimosas y listas negras, de cuentas pendientes y orgullos heridos, un plano de por sí demasiado frágil o delicado para estar exponiéndolo, además, a estas basuras.

De lo contrario, la política queda expuesta a más rigideces de las que ya tiene el sistema institucional. La sentimentalización del gobierno -por decirlo así- no sólo reduce el margen para los acuerdos, sino también fuerza sin necesidad los resortes de la democracia representativa.

La democracia ciudadana, que a la Presidenta parece gustarle más que la representativa, debiera ayudarla en esta coyuntura, porque las encuestas -dentro de ciertos límites, por cierto- también son una manera de orientar al gobierno respecto de lo que espera la gente.

Como solución estratégica, la trinchera ya probó ser un desastre. Ahora más que nunca, los mandatarios y los políticos van a tener que acostumbrarse a vivir con eso. Aquí nadie tiene clavada la rueda de la fortuna. La cantidad de distorsiones a la que el empecinamiento, la venganza y la vista nublada por el rencor pueden conducir es de terror, porque implica extremar las cosas y entrar a una dinámica paranoica en la cual todo quien no esté contigo estará por fuerza contra ti.

file_20140714130151

La trampa latente en la fuga al atrincheramiento político es disfrazar este pastel tóxico bajo la noble crema de las convicciones. Por supuesto, la Presidenta tiene las suyas y la ciudadanía no sólo se las reconoció, sino que fue en gran parte por eso que la eligió con una mayoría holgada. Sin embargo, lo que ha estado tensionando la escena política no son las convicciones, sino puros desacuerdos respecto de medios para llevar a cabo las reformas.

La compulsión de gobernar al límite -viendo enemigos en mayorías que no andan con pintura de guerra en la cara, ni mucho menos, o elevando leseras a la altura de dogmas intransables – está haciendo recaer sobre los hombros de los ministros y de los dirigentes de la Nueva Mayoría una responsabilidad que el país en algún momento les cobrará. Si no lo saben, alguien de confianza debería decírselo. Con tino y en buena.

Madre Insensible

Axel-Buchheister.-Abogado-UC

Axel Buchheister (Abogado)

Extractado de La Tercera 20 DIC 2015

Siempre se  ha dicho que la Presidenta fue electa y reelecta, más que por sus atributos duros como política, por los blandos: es acogedora, comprensiva y empática. Muchos vieron en ella a una madre, que gobernaría como tal; la mamá de Chile.

La madre -se sabe- se desvive por sus hijos y haría cualquier cosa por su bienestar. Y si algo escasea, jamás privilegiaría a alguno en perjuicio de los otros. Lo que hay se estira y tiene que alcanzar para todos. Nunca discrimina; para qué decir si es injusto hacerlo. Es más bien el padre el que en ocasiones tiene que discriminar cuando se requiere por alguna razón fundada y aunque duela; pero no la mamá.

Analizando la forma en que el Gobierno pretendió entregar gratuidad en la educación superior, se advierte un trato nada maternal; ni siquiera paternal. Simplemente se daría a una parte de los alumnos vulnerables que están en una misma situación, dependiendo de la institución donde estudien. Y algunas de éstas eran defenestradas, pues al no gozar del favor de la Nueva Mayoría, incluida la Presidenta (se trató de un proyecto de ley de iniciativa exclusiva suya), quedarían fuera de la gratuidad. Para que aprendan.

457942384

¿Qué madre discrimina injustamente a sus hijos; peor aún, a los más desvalidos? Una madre insensible. Porque no basta la sonrisa fácil para ver cuándo una mujer es buena madre, sino que hay que ver cómo trata a los hijos. Porque lo que hay detrás es una cuestión ideológica y nada maternal: se trata de hacer desaparecer a las instituciones privadas no Cruch. Mala suerte.

De nuevo, ¿qué madre hace algo así? Tuvo que venir el Tribunal Constitucional -cual buen padre- y establecer que no se puede discriminar arbitrariamente. La Presidenta se molestó con el fallo -en una actitud no muy acogedora y de respeto a las instituciones.

Como dice el dicho “madre hay una sola”, la que ya se tiene. La próxima vez que vote no elija a una madre para Presidente, porque se trata de gobernar el país. Y no estaría demás que pondere, a la luz de la experiencia, quién lo hará en forma justa.