¿Soluciones para la Araucanía?

IncendioYasmin Zaror y Jorge Ramíre,  Libertad y Desarrollo

En un secretismo bastante inusual en la estructuración de la agenda presidencial, la Presidenta decidió visitar la Región de La Araucanía. A tal nivel llegó el hermetismo que muchos periodistas fueron -literalmente- convocados a un “viaje sin rumbo”.

Más allá del juego de palabras, se trata de un viaje sin rumbo, porque independiente de la improvisación, seguramente con afán de evitar manifestaciones como legítima expresión del desamparo de las víctimas de la violencia, no se logra visualizar un destino claro en las definiciones políticas relativas al conflicto en La Araucanía.

La situación de la IX Región no admite resoluciones tomadas entre gallos y media noche. Se trata del conflicto más relevante en nuestra sociedad, como lo ratifican una serie de estudios de opinión y también los sistemáticos episodios de violencia radicalizada, con repercusiones en los planos económico, político y social.

Cuando la autoridad no tiene un norte definido prima la incertidumbre. Si algo ha quedado claro con este episodio, es que respecto del conflicto en La Araucanía, por parte de La Moneda no hay rumbo definido para un destino que debiese ser conocido: paz social.
 

 

 

 

 

En un secretismo bastante inusual en la estructuración de la agenda presidencial, la Presidenta decidió visitar la Región de La Araucanía. A tal nivel llegó el hermetismo que muchos periodistas fueron -literalmente- convocados a un “viaje sin rumbo”. Yasmin Zaror y Jorge Ramírez, Libertad y Desarrollo

Más allá del juego de palabras, se trata de un viaje sin rumbo, porque independiente de la improvisación, seguramente con afán de evitar manifestaciones como legítima expresión del desamparo de las víctimas de la violencia, no se logra visualizar un destino claro en las definiciones políticas relativas al conflicto en La Araucanía.

La situación de la IX Región no admite resoluciones tomadas entre gallos y media noche. Se trata del conflicto más relevante en nuestra sociedad, como lo ratifican una serie de estudios de opinión y también los sistemáticos episodios de violencia radicalizada, con repercusiones en los planos económico, político y social.

Cuando la autoridad no tiene un norte definido prima la incertidumbre. Si algo ha quedado claro con este episodio, es que respecto del conflicto en La Araucanía, por parte de La Moneda no hay rumbo definido para un destino que debiese ser conocido: paz social.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.