Mal humor


images (9)Por Cristián Labbé Galilea

Este año el festival de Viña no pasó inadvertido –en verdad pocas veces le ocurre, pero ahora hizo especial ruido no tanto por el espectáculo musical en sí como por el humor político, el tratamiento que los “cómicos” les dieron a las autoridades nacionales (de todos los sectores) y la ordinariez usada de instrumento para la hilaridad. La crítica no tardó. Para algunos la clase política bien se lo merece, “son ellos los que con su actuar han construido esa imagen”, otros más livianos encuentran que no es para tanto, que hay que dejar de lado la pacatería, y están también aquellos a los que nada impresiona: “qué te preocupa, es el mundo que estamos viviendo”.

images (10)

Por cierto, el humor político ha existido desde tiempos inmemoriales. Son muchos los que han hecho del humor su plataforma para criticar o para representar una determinada contingencia y comunicarse más directamente con el público. En el país hemos tenido cómicos de gran categoría en este género, Manolo González, Firulete, Coco Legrand, la revista Topaze y otros…

Lamentablemente lo que hemos visto estos días no guarda relación con lo hasta aquí vivido por nuestra sociedad. La chabacanería, la grosería, la vulgaridad… ¡se extralimitaron! No puedo creer que alguien piense que tal nivel de insolencia contribuya a distender el ambiente nacional.

Preocupa que no se perciba cómo este tipo de humor fácil y vulgar perturba peligrosamente la convivencia, socava nuestra enclenque institucionalidad, agravia la exigua “dígnitas” del hombre público y debilita su ya menguada “autóritas”.  

Ver en vivo y directo a connotados personajes, rostros emblemáticos de los medios de comunicación, aplaudir efusivamente tal nivel de groserías y ofensas (incluso diría injurias), aumenta mi desazón. Me pregunto si esas actitudes no son parte de la causa por la cual ya nadie respeta a nadie, en la casa, en la escuela, en la calle, en el trabajo, en la locomoción colectiva.  

Hemos errado el camino. Mientras no fortalezcamos las virtudes personales, la ética y el respeto por la dignidad y prestigio del hombre tanto público como privado, no vamos a erradicar el odio, la intolerancia y la dislocación política, económica, social y valórica.

Lo vivido estos días me trajo a la memoria “España invertebrada”, de Ortega y Gasset, obra que por ahí por 1921 anotaba los efectos de la crisis social y política por entonces vivida en la península ibérica.images (11) Hace más de 90 años dicho filósofo advertía cómo al avanzar de un proceso de descomposición, desarticulación y demolición valórica conducía indefectiblemente a una progresiva disgregación, desde la periferia al corazón del orden nacional, comienzo de una desintegración institucional que termina en una… “sociedad invertebrada”,

donde el Estado carece de la autoridad para hacer frente a las fuerzas de la descomposición.

Si con ayuda del humor político vamos hacia un “Chile invertebrado”, en ningún caso ese humor es para la risa.

Un comentario en “Mal humor

  1. En acuerdo que se chipotean groserías intolerables, pero mi pregunta, ¿habrá algún Político de conciencia limpia?, que nos de tribuna para decir respetuosamente lo que pensamos o nos seguirán poniendo el pie encima, entonces como entiendo la olla a presión esta a punto de reventar, creo que es sano haya liberación de la presión, por los humoristas, que son la voz del chileno bien nacido, y pasara otro año 2016, que deberemos tolerar las «cosas» que siguen pasando, no habrá alguien con el cinturón bien puesto y una vez por toda corte el gas a estos los mismos sinvergüenzas de siempre, o comienzo a pensar que de verdad son cómplices, es fácil publicar criticas que les duelan, como meterles un ají en cierta parte, pero entiendo si defiende esta postura insisto son cómplices, le pregunto a «Oviedo», serás capaz de pararlos …. o tendremos nuevamente el poder del comunista y el populacho manejando un país, seguirán destruyéndolo? sino lean los Post extranjeros de que opinan de Chile y de los que lo gobiernan, Sr. Labbé, igual que a Oviedo, usted le consulto lo mismo, y por dios que lo recuerdo cuando tenia bien puestos los pantalones, creeré en usted cuando vea que haga tiritar el suelo a sus congéneres, no solo detrás de un teclado, ….. no quiero ver nuevamente el trigo y monedas arrojadas por ahí, …. este es mi escape y se que muchos, sino son miles o me arriesgo que millones que ya piensan en eso, ….. Gracias por leerme……

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.