La intolerancia al interior del oficialismo

imagesEditorial diario La Tercera, 27 de Marzo de 2016

Una de las características que ha marcado el accionar de la coalición gobernante dice relación con las diferentes visiones que conviven en su interior y las divisiones que éstas han generado. Como resultado de lo anterior, pese a compartir un programa de gobierno y acometer una serie de profundas reformas, tanto los partidos que componen el conglomerado como el mismo Gobierno han debido recurrir, periódicamente, a la práctica de los cónclaves para unificar intereses y objetivos.

Estas diferentes visiones bien podrían interpretarse como resultado del amplio espectro de sectores políticos que componen la Nueva Mayoría, que abarca desde el socialcristianismo hasta el comunismo, y el propio Gobierno ha optado por comunicar estas divisiones como una cualidad del oficialismo. “Una coalición tan diversa como la que sostiene este gobierno evidentemente constituye un activo porque es esa diversidad la que nos permite formar mayorías nacionales que a su vez dan mayorías parlamentarias para poder aprobar estas leyes”, señaló a comienzos de marzo el vocero de La Moneda.

images (1)Sin embargo, las duras críticas de representantes de los sectores más radicales de la Nueva Mayoría frente a opiniones o posturas distintas dentro del mismo oficialismo, dejan en evidencia un nivel de intolerancia que, en la práctica, busca descartar de plano cualquier planteamiento que se aleje o ponga en riesgo los postulados o reformas de su interés.

Prueba de lo anterior lo constituye la reacción de representantes de partidos de la coalición gobernante frente a los comentarios del titular de Interior respecto al debate generado por el proyecto de ley que despenaliza el aborto bajo tres causales. No constituye ningún misterio que al interior de la Nueva Mayoría conviven distintos puntos de vista al respecto y la misma votación de la iniciativa en la Cámara de Diputados confirmó que el menor consenso lo genera la causal de interrupción de embarazo como resultado de una violación.

Plantear una inquietud al respecto no puede considerarse como un acto de deslealtad, en particular cuando se trata de representantes de una coalición que se autocalifica de diversa y cuyos comentarios son efectuados de forma pública, transparente y en el marco de sus atribuciones.

Lamentablemente, como se señaló, los sectores más radicales de la Nueva Mayoría han convertido en una eficaz herramienta política esta frecuente práctica de descalificar los argumentos distintos de su punto de vista. Se trata de una actitud que no respeta ni convive con las condiciones básicas del ejercicio democrático, en la medida que termina por imponer planteamientos, ya sea por la vía de la representación legislativa o por la fórmula de la movilización social.

Como consecuencia, las diferentes reformas llevadas a cabo por esta administración están lejos de expresar esa diversidad que la misma coalición oficialista dice representar. Dicha situación contrasta con la visión de la propia Presidenta de la República, para quien “la política es buscar los acuerdos que permitan que la gente pueda vivir bien, que Chile sea más digno para todos”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.