El centro perdido

descarga (4)Por Ricardo Leiva, Académico e investigador de la Universidad de los Andes

Bachelet sigue sufriendo la deserción del electorado, según la última encuesta de Adimark, ya que la Presidenta no logra superar el 26% de respaldo. Como la desaprobación del gobierno se mantiene en el 67%, esto quiere decir que dos de cada tres chilenos rechazan su conducción frente a un tercio que sí la respalda. Se trata del nivel más bajo de popularidad gubernamental desde que Adimark inició estos estudios de mercados.

2241582Este negativo cuadro general esconde algunas diferencias significativas entre los distintos segmentos demográficos y políticos de los chilenos, y tal vez una de las más notables sea la deserción que ha sufrido Bachelet entre los votantes de centro e independientes. Ya en febrero pasado, cuatro de cada cinco chilenos de centro desaprobaba la conducción del gobierno, y ese altísimo rechazo se ha mantenido invariable desde agosto de 2015. A mediados del año pasado, cuando el gobierno llevaba apenas un año en La Moneda, el 72% de los chilenos de centro se oponía a la conducción gubernamental, cifra que es exactamente la misma que se dio a conocer la semana pasada. Coincidentemente, un 74% de los chilenos de clase media se opone hoy a la conducción de Bachelet.

Los independientes siguen una tendencia semejante, pues el 70% reprueba la conducción del gobierno, lo que representa una leve mejoría con respecto a la opinión que tenían estos votantes en febrero, cuando su rechazo llegaba al 74%.

Otros estudios de opinión pública, como el de CERC Mori difundido en diciembre, ya habían confirmado que Bachelet se está quedando sin el apoyo de los votantes más moderados, sin los cuales no hubiese llegado a La Moneda.

images

Este alejamiento entre el gobierno y los votantes de centro no se explica solamente por el caso Caval. Ha sido por reformas mal evaluadas por la población (en marzo arreciaron las críticas de centenares de universitarios a los que ahora se les niega la gratuidad que antes se les prometió), estancamiento económico (el Banco Central anunció un fuerte recorte de las proyecciones para este año justo cuando terminaba el trabajo de campo), y delincuencia al alza (lo que explica que nueve de cada diez chilenos rechace la gestión gubernamental en esta materia).

Ya en octubre de 2014, apenas siete meses después de asumir, Bachelet generaba más desaprobación (47%) que respaldo (45%).  descarga (3)El caso Caval explotaría en el verano siguiente, y sólo vendría a reforzar una tendencia muy negativa para el gobierno que, 15 meses después, aún no se detiene, y que debería hacer reflexionar a los líderes de la Nueva Mayoría sobre cuán acertada ha sido su estrategia de alinearse con el segmento más radical de sus votantes. Para vencer en los comicios municipales de octubre, los moderados y los independientes harán mucha falta, pues en la política, como en el juego de los dardos, solo apuntando al centro se gana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.