Los llamados a la consciencia y al yo interior individual por los presos de Punta Peuco

Por Gabriel Alliende Figueroa

images.jpg

Quienes escribimos con cierta frecuencia sobre el tema, lo hacemos  para llegar hacia la profundidad de los sentimientos de la clase política que legisla y a la sociedad en su conjunto. El ejecutivo,la partitocracia, la  justicia, las iglesias de todos los credos, las instituciones, las universidades,la prensa hablada y escrita y a los hombres y mujeres buenos de Chile, para que comprendan que quienes esos viejos militares presos o procesados hoy, ayer eran cabos, sargentos, subtenientes, tenientes o capitanes. images (1).jpgNinguno de ellos tenía poder para tomar decisiones; tampoco participar en reuniones de coordinación. A ellos como subalternos sólo les correspondía tomar conocimiento y cumplir lo dispuesto, acorde a una legalidad vigente en ese momento, en que se vivía un estado de guerra interna, conforme a su grado y puesto en las instituciones a las que pertenecían.

Se llama a la sensibilidad colectiva, para informarles que quienes están detenidos, responden por sus superiores que ya no están en este mundo.

Nuestra verdad, me refiero a la militar, transita por vías diferentes: hubo quienes aprovecharon la crisis, para mandar sicarios para ajustar cuentas, o para hacer justicia por sus propias manos, por ello varios de nosotros debimos llevar a personas que eran halladas muertas abandonadas en la vía pública o en los caminos. En la morgue, ellos eran dejados por días, tal como iban llegando; todos ellos hoy son procesos que buscan formar la dualidad fallecido-militar.

descarga.jpgOtro error es sindicar masivamente al ejército como autor, cómplice u otras figuras, algo totalmente alejado de la realidad. Nunca las tropas empleadas en esos aciagos días, recibieron órdenes que no fueran el hacer respetar las disposiciones que se impartían a la ciudadanía mediante bandos que emitía la recién asumida Junta de Gobierno.

El término «desaparecido», sensible desde lo profundo de la humanidad, tiene varias incógnitas, ¿cuántos de ellos son reales?; ¿cuántos de ellos se asilaron y no regresaron jamás a Chile?; ¿cuántos de ellos están ubicados y enterrados por sus familiares?; ¿cuántos de ellos fueron entregados a la morgue; ¿cuantos han aparecido sucesivamente?; ¿con cuántos de ellos nos hemos encontrado en el extranjero y que han narrado su asilo sin motivo y el traslado posterior de toda su familia?.., haciéndose recibir como perseguidos políticos.

images (11)

Llamamos a la sensatez, ayer jóvenes de 22…, hoy seniles presos
Llamamos a la ecuanimidad…, hoy solo responden los militares
Llamamos a la Imparcialidad para juzgar los hechos del pasado…
Llamamos a la moderación…, no es cierta la violación a los DD.HH. como «política institucionalizada».

La sociedad visitaba todos los cuarteles, se hizo vida ciudadana en todo el país desde 1973-1990.
Las unidades militares siempre estuvieron abiertas para los lugareños donde se encuentran los regimientos, en ellos se jugaba fútbol los fines de semana, o tenis y a ellas concurrían invitados las autoridades del lugar , amigos del regimiento, apoderados, colegios, Ministros de Corte, Jueces, Vicarios, sacerdotes, párrocos, Contralores, Alcaldes, juntas de vecinos, etc.

descarga (1)Es bueno recordar que en la revolución de 1891, en las batallas de Concón y Placilla, murieron y fueron descuartizados los generales Barboza y Alcérreca, héroes del bando gobiernista. Sin embargo, por expresa orden del bando congresista, no se procesó a ningún soldado, cabo, sargento, subteniente, teniente o capitán del ejército de Chile que sirvió en el Ejército del derrotado Presidente Balmaceda.descarga (2)

No se puede pretender hacer una nueva constitución para Chile, cuando existe la profunda herida de miles de procesos abiertos, con centenares de viejos militares cumpliendo penas, o que ya cumplieron, o que fallecieron durante su cumplimiento.

La Constitución vista como la el alma de Chile, nacería innoble, sin un Chile reconciliado, por la imposición de una de las partes, los gobiernos desde 1990 a la fecha, todos han actuado con el mismo criterio.

descarga (3)

Las constituciones, cualesquiera de ellas en Chile o en otros países, parten hablando de la familia, la sociedad, el estado, la persona humana….y en Chile no estarán representados en esa constitución los militares presos, ellos no tienen derechos. Así ha quedado demostrado durante 27 años sucesivos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.