Críticas al Tribunal Constitucional

descargaCarta al Director de El Mercurio de Santiago del 30 de Abril de 2016

La sentencia sobre la reforma laboral ha generado una injusta crítica contra el Tribunal Constitucional. Por esta vía queremos rescatar el aporte de esa institución esencial para el Estado de Derecho y para la democracia. Valoramos el trabajo serio y acucioso del Tribunal Constitucional y el papel que está llamado a jugar, fundamental para que la Constitución sea realmente la norma suprema. No es responsable criticar a una institución solo cuando sus sentencias nos desagradan. Más aún cuando esa institución no puede intervenir en el foro de la opinión pública.descarga (1)

La existencia del Tribunal Constitucional es anterior a la Constitución vigente. Nació en 1970 fruto de la reforma constitucional que lideró el Presidente Frei Montalva. Ahí fue que se le concedió la atribución para «resolver las cuestiones sobre constitucionalidad que se susciten durante la tramitación de los proyectos de ley y de los tratados sometidos a la aprobación del Congreso». Y, al igual que hoy, la inconstitucionalidad la podía solicitar el Presidente de la República -como lo hizo el Presidente Allende-, alguna de las cámaras o una minoría de los parlamentarios. Más tarde, la reforma del 2005 no modificó esta atribución y, por el contrario, con un amplio apoyo del Congreso se fortaleció al Tribunal concediéndole nuevas atribuciones.

Hoy algunos critican la labor de este órgano, pues limitaría a las mayorías. Pero no se requiere una investigación muy profunda para darse cuenta de que el estándar mundial es que existen órganos jurisdiccionales de esta naturaleza, que justamente limitan la decisión de las legislaturas para proteger la Constitución y defender los derechos. En otras palabras, la revisión judicial de las leyes es una cosa común y, antes o después de su promulgación, las decisiones de un Tribunal Constitucional pueden tener efectos generales que impiden que la ley mantenga su vigencia.

En definitiva, entre tanta crítica destemplada, hacemos un llamado a cuidar las instituciones y, en especial, a aquellas que cumplen un rol tan importante en el juego democrático, como es el Tribunal Constitucional.

Julio Alvear 
Víctor Manuel Avilés
 
Ignacio Covarrubias
 
Rodrigo Díaz de Valdés
 
Constanza Hube
Miguel Ángel Fernández
 
José Manuel Díaz de Valdés
 
Francisco Leturia
 
Alberto Naudon
 
Alejandra Ovalle
 
Álvaro Paúl
 
Máximo Pavez
 
Emilio Pfeffer
 
Teodoro Ribera
 
Luis Alejandro Silva
 
Sebastián Soto
 
Sergio Verdugo
 
Marcelo Villagrán
 
Ángela Vivanco
 
Sebastián Zárate

Profesores de Derecho Constitucional

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.