Cuestionamientos al sistema de AFP

descarga (4)Editorial diario La tercera, 31 de Julio de 2016

La masiva marcha del fin de semana (“No más AFP”) puso en primera plana la discusión respecto al actual sistema previsional chileno, en lo que se busca presentar como un descontento masivo de la población a raíz de las bajas pensiones que estarían entregando las AFP. Parece evidente que el sistema de capitalización individual, que fue diseñado hace casi 40 años, necesita una serie de perfeccionamientos de modo que el objetivo de lograr tasas de reemplazo cercanas al 70% se cumpla en la mayoría de los casos. Sin embargo, el país cometería un grave error si cambiara este sistema para volver al antiguo sistema de reparto, el que fiscalmente resultó insostenible, además de profundamente discrecional en los beneficios que entregaba.

descarga (5)Uno de los beneficios más evidentes para los trabajadores del actual sistema previsional ha sido la exitosa administración de los fondos, pues a pesar de las crisis que han afectado a la economía mundial en estas tres décadas, la rentabilidad promedio anual para sus aportantes supera el rendimiento de sistemas similares presentes en otros países de la OCDE. De los más de US$ 150 mil millones que hoy administra el sistema, algo más de US$ 50 mil millones corresponden a aportes de los trabajadores; el resto es fruto de la rentabilidad.

Quienes proponen volver a un sistema de reparto deberían transparentar que dicho esquema no sólo ha sido ineficiente en entregar las pensiones que promete -en Francia, por ejemplo, un 61% de los trabajadores recibe como pensión un monto inferior al que ese mismo país se fijó como referencia-, sino que desde el punto de vista fiscal pone una presión que resulta insostenible, especialmente cuando las expectativas de vida aumentan y las sociedades envejecen, realidad que también está ocurriendo en nuestro país. Los manejos discrecionales en el monto de las pensiones no son posibles bajo el sistema de AFP, y la posibilidad de cometer irregularidades con los fondos es muy baja -de hecho, no hay antecedentes de que algo así haya ocurrido-, dado el alto nivel de fiscalización que tiene el sistema. Un beneficio adicional ha sido el favorable impacto que los mayores niveles de ahorro e inversión han tenido sobre el crecimiento del país y desarrollo del mercado de capitales.

images (3)Sin duda, el flanco más complejo tiene que ver con el monto de las pensiones. Ello pasa en buena medida porque desde el punto de vista político se tomen decisiones complejas, pero a la vez indispensables. El gran desafío es flexibilizar el mercado laboral, de modo que más personas tengan empleos formales, coticen y eviten lagunas previsionales, la principal razón de las bajas pensiones. También cabe legislar sobre elementos fundamentales para incrementar las tasas de ahorro como el aumento de la edad de jubilación, cobertura del sistema y monto de ahorro -el 10% de la renta es insuficiente a la luz de la realidad-. Australia, Canadá, Hungría y el Reino Unido, entre otros países, han aumentado gradualmente la edad legal de jubilación. Seguir posponiendo la entrada en vigencia de la cotización de los independientes tampoco resulta razonable. Todo ello es perfectamente posible de complementar con un mayor pilar solidario del Estado.

No es afortunado que las AFP hayan desaprovechado este tiempo para sensibilizar a la población de las ventajas de la capitalización individual, y que la dirigencia política haya postergado el necesario ajuste de los parámetros del sistema. El debate que se ha abierto brinda la oportunidad de introducir estos perfeccionamientos de manera responsable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.