Chile embaucado

warkenPor Cristián Warnken Lihn

¿Quién es realmente Rafael Garay?, se preguntan con angustia e incredulidad quienes lo conocieron íntimamente (o creyeron conocerlo íntimamente), y lo consideraron su amigo, su pareja, su colega y hoy descubren a un desconocido, un extraño, un «otro» que les cierra intempestivamente la puerta en las narices. Si yo -que apenas conocí muy de pasada a Garay- siento perplejidad y espanto, me imagino el estremecimiento que debe embargar a quienes le entregaron su afecto, su confianza e intimidad y, en algunos casos, sus ahorros. rafael-garay

El arquetipo del embaucador seductor que construye su vida sobre una mentira es universal. Ahí está la novela «El talentoso Mr. Ripley», de Patricia Highsmith, y «El adversario», del escritor francés Emanuel Carrère. En este último, el narrador le sigue la pista a un honorable padre de familia, médico, que sostuvo una gran mentira toda su vida: no era médico, no trabajaba donde decía trabajar, etc. Cuando está a punto de ser descubierto, asesina a sus hijos, su mujer, sus padres. El psicópata prefiere matar a sus cercanos a que conozcan su verdad. El texto es inquietante.

Sí, personalidades psicopáticas como estas ha habido probablemente siempre, pero vale la pena preguntarse por qué han abundado -y con tanta notoriedad pública- en nuestro país en estos últimos años.

changjadue

Ahí están Chang y Jadue, campeones del robo olímpico. O esa legión de opinólogos y asesores financieros de la televisión, que nos han invitado a hacernos ricos muy rápido, en matinales o programas en horario prime y de altos ratings .

Algunos de ellos han llegado a ser candidatos presidenciales y contra varios pesan serias acusaciones judiciales. Sumemos: aspiracionalidad desmedida, una cultura facilista que privilegia derechos sobre deberes, una televisión farandulera sin umbrales éticos mínimos, todo eso ha sido un terreno fértil para que estos seductores narcisistas llegasen a ser íconos nacionales.

descarga-1Eso sí, es necesario distinguir entre la legítima aspiración de mejorar económicamente de mucha gente humilde y esforzada (impulso loable y admirable) y esa otra aspiración con rasgos patológicos y compulsivos que venera la riqueza y lo que brilla, no importando los medios para lograrlo.

¿No estamos rodeados de personajes seductores, que todos los días nos ofrecen el paraíso en la tierra, en las finanzas como en la política? Estos embaucadores, algunos con muy buena labia, han demostrado una prodigiosa capacidad para hechizar y encender a las audiencias. Ellos proliferaron, porque nuestro medio se hizo permisivo, bajó sus varas de exigencia y ello ocurre cuando en una comunidad se pierde el sentido de la medida, eso que se llama «el sentido común».

descarga-2
Ahí está, por ejemplo, el explosivo y grosero crecimiento de la industria del lujo (autos y relojes de marca, mall del lujo), a la que Garay, Chang y los otros eran adictos. Eso ya lo han advertido desde siempre los grandes maestros y sabios de todos los tiempos, como Lao-Tsé, quien dijo: «Haz que tu yo sea más pequeño y limita tus deseos». ¡Qué lejos está Chile de ese Tao! Por eso cuando todos nos preguntamos ¿quién es realmente Rafael Garay?, debiéramos colocar un espejo frente a nosotros mismos. ¿No serán acaso él y Chang y Jadue y los otros, las encarnaciones de nuestras pulsiones más íntimas?

Ellos tal vez sean nuestros «Frankenstein», nacidos de una aspiracionalidad chilena desbocada, que ha privilegiado -traicionando su propia historia de austeridad y esfuerzo- el parecer y el tener sobre el ser, la mentira sobre la verdad, la farándula sobre la política; que ha confundido emprendimiento con especulación, y ha reducido la idea de crecimiento solo a su dimensión monetaria. Porque un país que solo crece económicamente, y no moral y culturalmente, corre el riesgo de convertirse en el paraíso de los Chang, los Jadue, los Garay. Un país no de «felices y forrados», sino de tristes y estafados.

Piden a Bachelet cesar beneficios a falsos exonerados y destinar dineros a pensiones

Fuente: Emol.com , 29 de Septiembre de 2016

SANTIAGO.- Un proyecto de acuerdo que pide la Presidenta Michelle Bachelet, cesar la entrega de beneficios a los falsos exonerados políticos y que se ordene la devolución de los dineros recibidos indebidamente, prokurica_13151presentó el jefe de la bancada de senadores de RN, Baldo Prokurica. La iniciativa busca además que dichos recursos sean utilizados para mejorar las pensiones más bajas. «La Contraloría hizo una investigación, tomó una muestra de 9 mil exonerados políticos de los cuales casi 3 mil terminaron siendo personas que nunca lo fueron. Éstos eran menores de edad a la fecha del año 1970 o que nunca habían estado trabajando y que se acogieron a este tipo de beneficios establecidos por ley. Esto es sobre la base de un total de 74 mil exonerados políticos que existen», explicó a Emol el senador Prokurica, sobre los fundamentos en que se apoya la iniciativa. Según consta en el proyecto de acuerdo al que tuvo acceso este medio, «desde la entrada en vigencia de esta normativa y hasta el año 2011, habían sido reconocidos en calidad de exonerados políticos 74.423 personas, quienes recibieron pensiones no contributivas que  pasando-plataascendieron ese año a una cifra total de M$142.001.558″. Si bien se reconoce que las investigaciones judiciales que se han llevado adelante sobre la materia han sido un avance y donde incluso han habido condenas, se indica también que «resulta fundamental que, aquellas personas que recibieron beneficios indebidamente, procedan a restituir los fondos percibidos». De esta forma, se señala que «resulta necesario implementar medidas tendientes, por un lado, a cesar el pago de la pensión no contributiva y otros beneficios que reciben los falsos exonerados y, por otro lado, a obtener el reembolso de lo que se ha pagado indebidamente». Con ello, se apuesta a la implementación de iniciativas que ayuden «a incrementar las pensiones básicas solidarias y una formula sería redistribuir aquellos recursos que se dejan de entregar a los falsos exonerados. Dejar de pagar la pensión a los cerca de 3.000 falsos exonerados, significaría contar con unas 70.000 nuevas pensiones básicas solidarias o incrementar el monto de las ya existentes», junto a una investigación acuciosa del caso. La medida que deberá ser revisado próximamente por la Cámara Alta, cuenta también con el apoyo de todos los senadores de RN, los UDI Alejandro García Huidobro y Víctor Pérez, y el PPD Ricardo Lagos Weber.

A propósito de la negativa de Indulto de la Ministra Blanco:

Comunicado de PrensaMultigremial
MULTIGREMIAL NACIONAL DEL PERSONAL EN RETIRO DE LAS FUERZAS ARMADAS, CARABINEROS, PDI Y MONTEPIADAS DE CHILE:

Valparaíso, 28 de septiembre del 2016

Multigremial de Militares (R) denuncia que en Chile se ha instalado como ‘modus operandi’ la Injusticia y la Venganza hacia militares procesados por DDHH
“Agradecemos y valoramos la valentía de la licenciada y comunicadora Teresa Marinovic, teremarinovicquien hace unos días sintetizó, de manera muy elocuente en su columna de Biobio Chile Tv, los recurrentes hechos de venganza a los que se han visto y se ven expuestos los militares que han sido condenados y están prisioneros en la Cárcel de Punta Peuco, así como quienes han sido sometidos a proceso por causas de Derechos Humanos, pues a ellos se les aplica venganza y no justicia, lo que ya no resiste más en el tiempo porque raya en lo absurdo pues se condena sobre pruebas que no prueban nada y peor aún se construyen ficciones jurídicas para apoyar esas condenas”, afirmó de forma categórica el vicepresidente de la Multigremial de Militares (R), Pedro Veas Diabuno.

Dijo que la actitud de la Ministra Javiera Blanco de negar el indulto al enfermo terminal que estaba recluido en Punta Peuco, quien finalmente falleció hace unos días lejos de su familia y sumido en el dolor de la enfermedad, es el fiel reflejo del ‘modus operandi’ con que se está actuando. Hay una sed de venganza que se ha instalado desde hace muchos años en los distintos poderes del Estado hacia todo lo que esté relacionado a militares en retiro procesados por causas de DDHH.
Coincidimos plenamente con la licenciada Marinovic en que “una sociedad democrática no puede darse el lujo de transgredir violentamente los derechos de una persona”, aun cuando en su lógica la descargaMinistra Blanco hubiera estado convencida de otra cosa. Ni ella ni nadie pueden actuar basado en las animosidades personales cuando se trata de resoluciones de esta naturaleza como el Indulto porque aflora la venganza y el ensañamiento.
Respeto y Justicia: Bandera de lucha
En una sociedad democrática -que tanto se defiende y se enarbolan banderas en su nombre- con mayor razón –explicó el vicepresidente de los Militares en Retiro- debiera la Justicia y el Respeto a los Derechos Humanos ser la bandera de lucha, pero para todos, no para algunos, como hoy en día vemos en lamentablemente la Justicia en Chile opera para algunos y la venganza y el castigo inquisidor para otros.
“La Justicia debe ser civilizada y coherente con los principios que la animan. En Chile se da el absurdo en que los militares condenados y procesados se les aplica el sistema procesal penal antiguo, el mismo que fue eliminado en Chile porque era inquisidor, no respetaba el derecho de las personas, ni el debido proceso, o la presunción de inocencia, en resumen, iba en disonancia con los Derechos Fundamentales contenidos en la Carta Magna”, enfatizó.

Montes

Sacerdote Fernando Montes
Hace unos días –prosiguió el vicepresidente de la MG- fue el propio sacerdote jesuita Fernando Montes quien dijo que a los militares se les aplicaba una Justicia que no era Justicia. Que usaban pruebas que no probaban nada para condenarlos. “Él mismo ha señalado que ha habido un ensañamiento hacia los militares condenados y procesados”.
Ficción Jurídica. Ex Ministro Solis
“El ex Ministro Solis confesó hace un tiempo que muchas causas fueron resueltas sobre la base de la ficción jurídica, como única manera de poder condenar, porque no habían pruebas incriminatorias”, puntualizó Pedro Veas Diabuno.

Engañados o motivados

Por Cristián Labbé Galilea 

La aparición de unas pocas y escuálidas “palomas“ y de piquetes de “desmotivados banderilleros” en algunas esquinas, nos advierte que queda menos de un mes para las elecciones municipales. En pocos días tendremos nuevas autoridades comunales: alcalde y concejales. Por el no despreciable periodo de cuatro años estos personajes serán responsables de administrar nuestro hábitat y, por lo tanto, de nuestra calidad de vida.

Lo anterior no tendría nada de novedoso, así ha sido siempre, lo que sorprende es que si bien se comprueba una alarmante apatía en los electores, se advierte asimismo la inconsistencia de que el 80 % discrepe con la política contingente… pero igualmente declare que no irá a votar.  Si a diario criticamos que las cosas no se hacen bien o sencillamente no se hacen, que las municipalidades no cumplen, que los parques y plazas son un asco, ni que decir de los colegios y los consultorios municipales, ¿porque ahora que tenemos la sartén por el mango, no actuamos?

Cualquier alquier mortal pensaría que, dada la situación política, económica y social que vive nuestro país, la actitud del electorado sería la diametralmente opuesta. ¿Qué nos tiene paralizados? ¿Nos entregamos? ¿Perdimos la esperanza? ¡Guauuu, eso sería trágico! Es hora de que a nivel comunal, de Arica a Magallanes, se escuche una voz (un grito) de alerta que represente una advertencia para los candidatos (“moros y cristianos”) de las siguientes elecciones presidenciales.

Si los vecinos no son capaces de movilizarse por los problemas de su barrio, que les son cotidianos y próximos e inciden directamente en su calidad de vida, y se dejan engatusar y engañar por el oficialismo, difícilmente se motivaran para participar en las parlamentarias y presidenciales, donde las cosas como siempre “se están cocinando” lejos de la realidad y entre unos pocos.

barrio-santiago

Si existe un nivel donde se puede medir realmente la calidad de vida (que puede parecer un tanto imprecisa) es en el barrio, la comuna, la ciudad, sea grande, pequeña, urbana o rural. ¡Por eso la movilización a nivel vecinal debería ser más fácil! Piense al menos en estas áreas: bienestar físico (salud, seguridad, deportes), bienestar material (servicios, trabajo, vivienda, transporte…), bienestar social (familia, educación, áreas verdes, comunidad…), desarrollo (productividad, cultura, emprendimiento, medio ambiente…) y bienestar emocional (clima vecinal, inclusión, pertenencia…), todas áreas donde el municipio tiene mucho que decir. Si no lo ha hecho, ¿no cree usted que llegó la hora del cambio?

Piénselo: si por cuatro años sus autoridades municipales no han realizado una buena gestión ni han mejorado la calidad de vida de sus vecinos, no hay razón para creer que lo harán ahora… ¡no señores! ¡Que vengan otros! Y ese otro no puede ser una “paloma fotoshopeada”, una bandera agitada en una esquina o una frase pegadora en un colorido díptico (“yo soy tú” “yo cumplo”). Debe ser alguien que dé garantías de que se preocupará de sus “parroquianos” y para eso requiere de un “Programa de gobierno comunal” y de una “Carta compromiso con los vecinos”. Si al menos no exigimos eso como mínimo, una vez má

De chivos y desconfianza

Fernando-Villegas

Por Fernando Villegas Darrouy

Nicolás Eyzaguirre, ministro de la Secretaría General de la Presidencia, una de esas misteriosas carteras cuyo origen se remonta a los inicios de la Era de la Hiperinflación Cortesana y Mediática del Estado, ha informado al país -en entrevista concedida el domingo pasado a este medio- acerca del doloroso predicamento que experimenta su gobierno y coalición, convertidos ambos, nos informa, en “chivo expiatorio” del descrédito de la entera clase política. Como es personaje relativamente pensante del gabinete, el lector desprevenido pudiera tentarse en darle algún crédito al menos a él, a Eyzaguirre, aun siendo como lo es miembro de dicha clase política desacreditada, pero de hacerlo caería en una variante de la vieja trampa del argumento que se pisa la cola: si es cierto que la clase está desacreditada, entonces no puede dársele crédito a Eyzaguirre por ser parte de ella, pero entonces lo que dice es falso y la clase NO está desacreditada, pero si no lo está lo que dice Eyzaguirre podría ser cierto y entonces etc. etc…

descarga-3

Una solución a este sofocante loop lógico es simplemente salirse de él afirmando que Nicolás no pertenece a la clase política, sino sólo es un allegado y sus dichos escapan a la pegajosa maldición del descrédito. También podría decirse que nunca hubo tal descrédito, salvo en la mente de los periodistas y/o en las fantasías estadísticas de los encuestadores y en ese caso el silogismo partiría de una premisa falsa. Una tercera solución es simplemente cobijarse en el sentido común y argüir que si TODA la clase política está desacreditada, lo cual no es lógicamente irrefutable, pero empíricamente muy probable, eso por definición incluye al gobierno y su Gran Elenco y la explicación del chivo expiatorio es, por tanto, un chivo expiatorio en sí misma.

descarga-2

A su vez y nada menos que en el plenario de la ONU la Presidenta, señora Bachelet, informó e ilustró al planeta acerca del generalizado problema de las desconfianzas. Aunque esa clase de postulados es de infinita universalidad y por tanto de potencial aplicabilidad a todo orden de materias, lo que por lo mismo y a primera vista pudieran hacerlos del todo inútiles y algo cantinfleros, una segunda audición revela que hay un significado sustantivo tanto en las palabras ministeriales como en las presidenciales. Afortunadamente para descubrirlo no son necesarios los talentos ni de un experto en lógica ni de un egiptólogo especialista en jeroglíficos; basta recordar cómo funciona el universo verbal de las sensibilidades de izquierda, cuán dominante es en él la contradicción, la distorsión y la paradoja. Por donde se lo mire es un territorio digno de Alicia en el País de las Maravillas, paraje fabuloso donde coexisten las explicaciones historicistas con tufo a filosofía y la actitud de la vieja copuchenta y peladora indicando con el dedo a los transgresores de turno de la moral y las buenas costumbres. Primero fue el “Renegado Kautzki”, luego el imperialismo yanqui, la CIA, el servicial y para todo uso complot fascista y ahora, en Chile, la desconfianza y el chivo expiatorio.

El chivo

El pobre chivo expiatorio, quien ha estado cargando culpas desde los remotos tiempos cuando el pueblo Judío limpiaba sus faltas colectivas enviando a uno a morir al desierto, ahora cayó en manos del ministro. Los animalistas debieran tomar debida nota de que se les sigue haciendo pagar estropicios ajenos. palacio-de-la-monedaEn breve y en resumen lo que el ministro y la Presidenta quieren decirnos es que de los problemas se hace cargo el chivo y/o la desconfianza, no el gobierno. La Moneda NO es culpable de lo que sucede en salud y educación, NO es culpable del incendio que devora La Araucanía, NO es culpable del estancamiento económico; el gobierno es sencillamente el abnegado cordero de Dios que borra los pecados de Chile. Para explicar el origen de esa lista de desastres la teoría del chivo expiatorio tiene, como complemento natural, la tesis de las conspiraciones de modo que apenas el chivo entra al desierto aparece el popular fascismo, aparecen los empresarios, aparecen los momios y ahora último incluso reaparecen los “nostálgicos de la Concertación”.

Ceguera

El pobre chivo expiatorio y la desconfianza universal predicada en la ONU calzan estupendamente con el estado anímico del gobierno y la coalición; ambas entidades disfrutan de una ceguera selectiva a la que, con un poco de buena voluntad, hasta se le podría adjudicar cierta racionalidad porque, después de todo, ver y encarar la realidad tal como es les sería un ejercicio intolerable. Como lo ha hecho cada individuo o colectivo que jamás haya existido y sido puesto en similar predicamento, la NM y el gobierno han celebrado una oportuna transferencia de la culpa a un tercero y además han endosado la evaluación de su gestión a un resplandeciente futuro. De ahí que la tesis del chivo armonice tan bien con la afirmación de la señora Presidenta de ser la historia la que demostrará lo justo y bueno de las reformas. También calza con las advertencias despavoridas que se han oído esporádicamente, la de haber una operación golpista en marcha; además calza como anillo al dedo con la reiterada tesis de que la desafección de la ciudadanía respecto de las “reformas” impulsadas o por impulsar se debe única y simplemente a una falla en la comunicación.

ADN

En fin, ante esa realidad tan porfiada rehusándose a obedecer sus dictados, pronósticos e iniciativas revolucionarias,  1807707la NM no necesita cambiar ni su enfoque ni su talante; le basta patear al chivo en el trasero y seguir cantando “sin vacilar marchad Soldados de Jesús”. Marchando así, en fila y con los ojos cerrados, se hace camino al andar en dirección al mundo del Hombre Nuevo y/o del ciudadano Progresista pedaleando una bicicleta en dirección al futuro. Todo eso, ese tan ciego y obstinado avanzar, se describe líricamente como “épica” y misión. He oído a un académico progre afirmando que de otra manera seguiríamos en las cavernas. Es simplemente cosa, camaradas, de tener buena voluntad, emprendimiento muy a la mano porque el voluntarismo y el mesianismo rondan y le penan a toda doctrina. Dicha marcha a ninguna parte es el consabido capítulo final, el apocalipsis y kaputt de todo sistema de poder y proyecto político basado y legitimado por una fe absoluta en algún credo. Desde el instante cuando sus feligreses asumen que los principios del devocionario coinciden con la Verdad Revelada, ya las discrepancias con la realidad no pueden aceptarse o permitirse en su existencia, salvo y sólo como resultado y manifestación de una percepción equivocada de las masas ignorantes o por obra y desgracia de una conspiración satánica y/o las andanzas de los contrarrevolucionarios.

Esa cualidad tan peculiar, la de un pensamiento embalsamado que porfía por parecer vivo, es intrínseca a todo programa, doctrina, catecismo y agenda de gobierno nacida de una revelación a la cual es preciso someterse mediante un acto de fe. Es eso, fe y no otra cosa, la que tributan la NM y La Moneda a su programa. Por eso el progresismo, nieto tonto del marxismo, suele ofrecernos siempre el mismo espectáculo: una gran rigidez mental por un lado y enorme torpeza práctica por el otro. Agradezcamos que en nuestro caso esa demostración de inoperancia se nos brinda con pocos elementos de tragedia y muchos de farsa en el viejo y buen estilo de los Tres Chiflados. Como resultado la puesta en escena no es tan chistosa, pero en compensación nos entrega abundantes episodios de ridiculez política. Cuando llegue el día en que caiga la cortina sólo nos restará agradecer a la divinidad que nuestros sacristanes y gasfíteres locales hayan carecido de un edificio conceptual capaz de inspirarles calamidades en gran escala, sino sólo y a lo más dispusieron de un programa improvisado por académicos de la lengua. En breve, podremos alegrarnos de que el entero asunto, aunque serio y hasta grave en sus consecuencias, no es, no será ni habrá sido sino un remedo bastante pobre de las Obras Completas del desastre.

 

 

 

 

Los Chicos populares

tere-marinovic

Por Teresa Marinovic Vial

Viven de su popularidad y de sus pequeños caprichos de cada día los paga el Estado. No son malas personas. Es sólo que se acostumbraron a una vida que no serían capaces de solventar por si mismos: chofer a la puerta; gastos de representación cubiertos por algo que se llama “dieta” (aunque de rigor no tenga un pelo); amigos que los adulan o de los que reciben favores, pagados después con cargo al fisco.

politicos-chilenos

En fin, me refiero a los políticos, a los que tienen cargos de elección popular  a los que son de las preferencias del gobierno de turno.

Pienso en esa clase o casta de privilegiados que cada mañana, y mientras toma café, lee los diarios y revisa las redes sociales solo para saber cómo va la cosa. A esos que deciden conforme a la presión de sus amigos o la opinión de un ente abstracto que en realidad no conocen (porque no existe) llamado mayoría ciudadana. Y no me refiero solo a la Presidenta, a los ministros, a los diputados y senadores, a los alcaldes o intendentes, porque incluyo también dentro de esa clase de personas a los jueces; y en general a todos los que de manera directa e indirecta dependen de los electores.

descarga

Viven de la popularidad, y su identidad la han forjado a través de  gustos que no son necesariamente los propios. Quizás por eso sus discursos suenan artificiales y monótonos. Siempre la misma canción y el mismo tono. Canción que – no se dan cuentan – ya nadie oye. Un poco frívolos, un poco veleidosos, con modales aprendidos en una escuela obsoleta. Ese es el perfil psicológico de quienes gobiernan nuestras vidas, de los que toman decisiones y definen prioridades. No se puede esperar de ellos, por tanto, algo de coraje.

Lo tuvo Alemania para conceder indulto a Hoenecker, el mismo que se atrevió ordenar que se disparara a cualquiera que se atreviera a escapar de la RDA por el Muro de Berlín.pepe-mujica Lo tuvo Amnistía Internacional cuando pidió en los años 60, cuando pidió clemencia por razones de salud para Hess (secretario personal y ministro nada menos que de Hitler). 

Lo tuvo hace no tanto Pepe Mujica, cuando dijo que no había peleado para tener a viejos en la cárcel, refiriéndose a los mismos que lo habían mantenido en cautiverio por mas de una década. Lo ha tenido en Chile Tucapel Jiménez, cuyo padre fue brutalmente asesinado en el gobierno de Pinochet. Héctor Salazar, abogado de DD.HH. que defendió a quienes fueron víctimas en el mismo periodo, y Fernando Montes que hizo lo suyo al respecto. Lo Tuvo Delfina Guzmán, ex militante comunista y Benito Baranda. Ninguno de ellos patrocinador de la derecha chilena o de los atropellos a los DD.HH.

images (1)

Coraje, voluntad política, capacidad de actuar conforme a lo que se cree y no a los efectos que pueden tener decisiones difíciles. Eso es lo que no tienen los señores políticos, y esa es la razón por la que ahora se discute – como si fuera discutible – si medidas humanitarias como el indulto se deben aplicar o no a todos los chilenos. Esa es, en último término, la causa de que la política no sea digna ni siquiera de un mínimo… de respeto.

 

El otro museo de la memoria

robert-ampuero

Por Roberto Ampuero Espinoza

Está terminando septiembre, mes en el cual los chilenos nos dividimos y, algo más tarde, nos reencontramos en relación con el pasado. En rigor, septiembre nos recuerda que el Museo de la Memoria es clave para inculcar el respeto a los derechos humanos, pero también que nos urge otro museo, uno que muestre la traumática crisis política y económica que atravesó Chile bajo la Unidad Popular.

Con esa crisis no me refiero al inicio de la dictadura, sino a la experiencia previa a la que fue arrastrado el país por quienes anhelaban construir el socialismo. la-tercera-73Pocos se hicieron responsables después por el dolor que causaron en esa etapa a millones de compatriotas. Una institución debiera narrarla. Pero el «museo de los mil días» no debe convertirse en una justificación de lo que ocurrió después, sino en el relato amplio del trauma nacional aún no narrado.

La persistencia del pasado reciente (1973-90) en la memoria colectiva y la política actual de Chile, así como la idealización del gobierno de la UP por parte de sectores del movimiento estudiantil, hacen imprescindible difundir lo que sufrió el país entonces. Las nuevas generaciones deben contar con una instancia donde ver al Chile dividido por la falta de diálogo, el odio y el fanatismo; por la falta de comida, la peor inflación mundial, la violencia y el desempleo.

mir-victor-toro-80-004

manifestacion-1973¿Hay en Chile personas que crean en la necesidad de contar esa historia, una que no justifique lo que denuncia el Museo de la Memoria, sino que enriquezca el panorama de aquellos años duros y cruciales? ¿O a estas alturas Chile se resignó a que la gestión de Salvador Allende sea narrada (y a la vez idealizada) por la izquierda, para enarbolarla como inspiración y bandera? ¿Se olvidará que la UP terminó siendo rechazada por la abrumadora mayoría, integrada entonces por la derecha, el centro, la DC y los socialdemócratas?

El Museo de la Memoria consolida una convicción que comparte ahora la mayoría: nada justifica la violación de derechos humanos. No hablo de totalidad, sino de mayoría, porque el Gobierno tiene partidos que, celebrando al museo, justifican a los regímenes de Cuba, Corea del Norte y Venezuela. Junto con defender los derechos humanos, un museo de los mil días debería recordar que ni la república ni la democracia están garantizadas para siempre, que todos debemos velar por ellas, y que su cuidado y desarrollo exigen como requisito la libertad, el diálogo, la tolerancia, el respeto a la minoría y la convicción de que nadie aquí es prescindible ni dueño de la verdad.images-2

Un museo así debería dialogar con el de la Memoria, y ubicarse tal vez en algo así como la ex mansión de Allende, en Tomás Moro, que como insuperable metáfora de la frágil memoria, sirve de retiro para ancianos. El museo debería mostrar cómo los civiles liquidamos en tres años la democracia, y enseñar el cuadro general: polarización extrema, descalificaciones en vez de debates, violencia callejera, tarjetas de racionamiento, milicias, ENU, llamados a tomar el poder, infiltración de las Fuerzas Armadas, la escolta presidencial en manos del MIR y el ambiente generalizado de desesperanza que reinaba.

Un museo estaría narrando la represión, la tortura y la muerte, y el otro contando cómo perdimos al Chile modesto pero democrático, por la irresponsabilidad de un sector intransigente y minoritario que trató de imponer su utopía. ¿No será demasiado tarde para otro museo?, se preguntarán muchos. La alternativa es cruzarse de brazos y esperar a que la izquierda levante uno propio para idealizar los mil días. Con eso completaría su relato hegemónico sobre la segunda mitad del siglo pasado y avanzaría con renovados bríos por el actual.

 

Justicia, humanidad, venganza

rhm

Por Roberto Hernández Maturana

Como en otros países latinoamericanos que han vivido transiciones desde gobiernos militares a gobiernos civiles, desde  1990 en Chile se instauraron acciones penales, comisiones de la verdad, programas de reparación y diversas reformas institucionales. Dos comisiones de la “verdad” con distinto mandato (1991 y 2005) buscaron establecer la práctica sistemática de desaparición forzada, tortura y prisión política que habría sido dirigida por el régimen militar.

Hoy continúan los procesos contra militares acusados de violar los derechos humanos durante el período comprendido entre 1973 y 1990,y más de un centenar de ellos cumplen condenas mayoritariamente en el penal de Punta de Peuco y en otras prisiones del país.

No obstante lo anterior, organizaciones principalmente políticas de izquierda y de familiares de víctimas de los hechos por los que se acusa a los uniformados, continuamente cuestionan la existencia de penales especiales para que los declarados culpables cumplan condena, y se oponen a incorporar a cuerpos legales, iniciativas que comprendan beneficios para adultos mayores y enfermos terminales, así como la posibilidad de optar a beneficios penitenciarios a quienes cumplen dichas condenas.

De esta forma, podemos evidenciar que los temas más relevantes relacionados con este tema se refieren a  los recintos penitenciarios que albergan a los militares y el acceso a instancias de beneficios que se encuentran regulados por ley.

punta-peuco 1

Sin duda el penal de Punta Peuco es el que genera mayor polémica. Este penal que mantiene recluidos a militares condenados por hechos relacionados con derechos humanos, es una instalación penitenciaria que posee una infraestructura y capacidad a la altura de los estándares internacionales, lo cual contrasta fuertemente con la realidad de las cárceles comunes del país. Esto ha llevado a que las organizaciones que quisieran castigar mas duramente a los militares presos, presenten a la  ciudadanía que a los condenados por violaciones a los derechos humanos se les estaría entregando privilegios, a los cuales no accede el resto de la población penal del país, evidenciando una inequidad ante la ley. Se omite no obstante decir que han sido los propios reclusos los que se han esforzado por generar las condiciones de habitabilidad que allí se dan y que es gracias a su esfuerzo personal y nivel cultural que se mantengan dichas condiciones. No obstante ello Punta Peuco sigue siendo una cárcel.

0c9d83881d2379f98e2370aded06320fc5f3a287

El problema entonces no es que Punta Peuco tenga  mejores condiciones de vida que otros recintos penitenciarios, sino que el resto de los otros recintos carcelarios se mantienen condiciones  infrahumanas. De esta forma, el recién nombrado Director del Instituto Nacional de Derechos Humanos Branislav Marelic, afirmó recientemente que  el Penal de Punta Peuco es una cárcel, pero diferente a las demás, debido a que los reos disponen de servicios como agua caliente, acceso a áreas verdes (todo ello habilitado por los propios reclusos), donde  no hay hacinamiento, manifestando su esperanza de que todas las cárceles fueran como Punta Peuco.

PUNTA PEUCO

Por otra parte se discute sobre la otorgación de beneficios humanitarios a presos ancianos o que sufren enfermedades terminales, y de ser así, si corresponde extender la entrega de tales beneficios a quienes hayan cometido delitos gravísimos o de “lesa humanidad” (Tipificado en el Tratado de Roma al cual Chile se suscribió en 2009, 36 años después de los hechos que se juzgan).

De esta forma quienes quieren negar cualquier tipo de beneficio a los uniformados encarcelados manifiestan que los crímenes contra la humanidad, es decir, aquellos que se han cometido como parte de un ataque sistemático contra sectores de la población y de manera premeditada, son imprescriptibles.

Sin embargo manifiestan otros,  lo anterior  no excluye medidas humanitarias en casos calificados, ya que dichas medidas no admiten distinciones dependiendo de la gravedad del delito.

En un régimen democrático con una aplicación seria de la justicia, debe estar siempre presente la  posibilidad de clemencia, ello no relativiza los crímenes, sino todo lo contrario, demuestra que la verdadera justicia muestra gestos de humanidad a incluso quienes ha condenado por contravenir dicha humanidad.

Como ejemplo tanto de la muestra como de ausencia de humanidad se ha contrapuesto sostenidamente dos casos:

images-1

Erich Honecker, jefe de estado de la República Democrática Alemana entre 1976 y 1989, fue requerido por autoridades de la ex República Federal en 1990 por ordenar disparar a quienes escaparan de la RDA a través del cruce del Muro de Berlín. Sin embargo tras la caída del muro y la reunificación alemana, al  someterse a proceso fue diagnosticado con cáncer hepático que no pudo ser superado con cirugía. Se acreditó que Honecker no sobreviviría al proceso judicial, y en 1993 fue liberado, falleciendo al año siguiente.

Por otra parte, se  presenta la inhumanidad en el caso  de Rudolph Hess, a quien, en la década del 60, Amnistía Internacional solicitó que no se mantuviera en confinamiento solitario. Hess, quien fuera secretario personal y ministro de Hitler,  había sido condenado a cadena perpetua en la prisión berlinesa de Spandau, en la cual pasó a ser su único ocupante en 1966. Hess tenía 72 años y se documentó un evidente deterioro mental, sin embargo, la oposición de la Unión Soviética y Reino Unido, hizo que muriera en dicha prisión solo, en 1987 a los 93 años de edad.

hess_1985Quienes estaban en contra de cualquier medida de clemencia hacia Hess argumentaban que era un monstruo, por su participación en «crímenes atroces» y asesinatos masivos. Sin embargo quienes apelaban a gestos de humanidad sostenían que si bien Hess pudo haber sido un monstruo sus acusadores no podían ser monstruos.

En ambos casos, Hess y Honecker, lo que se pedía no era un indulto y mucho menos una amnistía, sino simplemente medidas humanitarias a personas que no tiene sentido mantenerlas en la cárcel.

José Zalaquett prestigiosimages-1o abogado especialista en derechos humanos,  ha manifestado que quien estando condenado ha cumplido la mayor parte de su pena, ha colaborado con la justicia, ha mostrado arrepentimiento y se encuentra con demencia senil, ya no existe como identidad, es un cuerpo sin memoria ni conciencia y las medidas humanitarias ni siquiera serían para él, sino para su familia, con el fin de tenerlo cerca sus últimos días.

Lamentablemente no ha habido en Chile una discusión ética y legalmente fundada sobre las condiciones y límites de la clemencia en este tipo de casos. Y por ende, los actores políticos se han visto imposibilitados de generar medidas sostenibles a largo plazo.

Urge que la sociedad chilena, a través de las instancias políticas y sus gobernantes,  posibiliten, tanto la extensión de beneficios carcelarios en casos calificados, como la legítima exigencia de recintos carcelarios a la altura de estándares y tratados internacionales para la totalidad de la población penal del país.

Los descontentos y el diputado Kast

zumbido

Por el Zumbido

Por largo tiempo decir la verdad y defender lo sucedido en nuestro país en los últimos tiempos ha resultado “políticamente correcto” y ha dado grandes dividendos a quienes han seguido este derrotero por el cual entre otras cosas se instaló hipócritamente, en un gran porcentaje del consciente colectivo nacional e internacional, una interpretación desfigurada del acontecer político nacional.

La historia más justa y más paciente que los hombres, ha esperado a que se cumpla la máxima de que “no se puede engañar a todos… todo el tiempo”. descarga (1)Es así como, poco a poco se nos han ido sumando personas valientes y honestas que  se atreven a sustentar la verdad de los hechos tal cual ocurrieron y a defender a los militares en cualquier tribuna y a cualquier precio. Tal es el caso del diputado José Antonio Kast quien en estos días dio en los medios de comunicación social una dura batalla en favor de los presos políticos militares que se encuentran injustamente privados de libertad en el penal de Punta Peuco.

El diputado Kast renuncio a la UDI e inicio una carrera presidencial independiente con lo cual se desmarco de lo que ha sido malamente entendido como políticamente correcto y con la bandera de la honestidad ha iniciado una cruzada nada de fácil… desafiar las estructuras políticas y restablecer la actitud de “hombre de estado” en la vida pública nacional… gran esperanza para las futuras generaciones.

images

Los civiles y militares desencantados que nos hemos ido reuniendo en este “gran zumbido” de descontento y de esperanza por el futuro de nuestro país, nos sentimos interpretados por el diputado Kast y esperamos en el futuro verlo actuar con la misma valentía y decisión, con lo cual no solo le será más fácil reunir las firmas que lo transformarán en un legítimo candidato independiente a la presidencia de la  república sino que, con nuestro apoyo y el de la familia militar, le  permitirán ser una real opción para ocupar el sillón de la Moneda y desde allí construir un futuro de progreso y de pacificación nacional para todos los chilenos.

 

 

¿Se reencontrará Chile algún día?

rhmPor Roberto Hernández Maturana

Nuevamente un 11 de Septiembre en Chile….

La televisión nos muestra las habituales ceremonias conmemorativas, especialmente organizadas por el gobierno, y la marcha en romería al cementerio General, de las agrupaciones de familiares de quienes murieron durante esa fecha y en hechos posteriores, siendo parte de la oposición al gobierno militar….

Hasta esta hora (13,00) no hay desmanes…, otros años los ha habido…, y muchos.

 

Se habla en especial de los Derechos Humanos, de los actos “barbáricos” que supusieron la violación de estos,  se exigirá las “máximas penas”, el cierre del penal “Punta de Peuco”, nuevamente escucharemos “ni perdón ni olvido”, voceado repetidas veces entre otros, por jóvenes que con y sin capucha,11-sep2016pero alimentados unos con una historia contada desde un solo lado por años y años, y otros, sólo por el mero deseo y la oportunidad de protestar…, ¿y por qué no?, de  provocar desordenes, que les permitan vomitar su rabia contra “el sistema” (también convenientemente alimentados con una versión especial de la historia).

Escucharemos una y mil veces la frase “Derechos Humanos violados”… Pero, ¿estamos en realidad asistiendo a actos conmemorativos para la defensa de los Derechos Humanos, o estamos asistiendo al planteamiento de una venganza colectiva? Pareciera que quienes defienden la “universalidad de los Derechos Humanos”, olvidan que los acusados de violarlos, también los tienen.

descarga-1

Es tan difícil juzgar imparcialmente la historia, sus actores y sus víctimas (todos…, todos somos actores y víctimas de la historia; en todo momento y lugar), si no podemos juzgar los hechos en su contexto. Pero no hablaremos aquí de historia, de la Guerra Fría, de la Internacional Socialista, de la exportable revolución cubana, del Congreso de Chillán de Noviembre de 1967, de la Doctrina de Seguridad Nacional, de La escuela de Las Américas, donde eran enviados nuestros militares por los distintos gobiernos, incluido el de Allende,  para prepararse en el combate a la subversión. No hablaremos del gobierno de Allende, ni del Gobierno Militar, sino de sus víctimas…, de todas sus víctimas aquellas y estas, las que murieron y las que siguen viviendo, de uno y otro bando, las que ejecutaron y las que se enfrentaron…., todos…, si TODOS fuimos víctimas…, Chile fue víctima de sus propios odios y rencores, alimentados desde afuera y desde adentro…, y seguimos siendo víctimas alimentadas por el rencor, exigiendo mea culpa en el otro, desconociendo nuestras propias faltas, errores y omisiones, exigiendo venganza despiadada, hasta que no quede uno de los que “estuvieron allí”.

images-1

Así muchos permanecen en prisión, algunos esperando la muerte, sin siquiera darse cuenta del lugar donde están, y otros continúan muriendo, después de años y años de encierro, sin poder terminar su vida sintiendo cerca la mano de un ser querido en ese momento final.

Otros muchos, La mayoría, entonces jóvenes subalternos continúan siendo juzgados, condenados y perseguidos, muchas veces por vagos testimonios que, si no probaban su participación en los hechos, “debió saber”, o “estuvo allí”, ignorando de paso, que la sujeción a las leyes militares les obligaba a cumplir con lo ordenado en una lógica de guerra y estado de conmoción interior, en la que por lo demás actuaban bajo las ordenes de sus superiores, viviendo una situación nacional que hasta entonces solo conducía a la guerra civil….

images-2

Difícil palabra REENCUENTRO…, temo que quedará para las generaciones futuras la de los hijos y nietos de quienes debieron vivir y enfrentar esta fractura del alma nacional.

Ojalá, Dios (para los creyentes), buenas gestiones  futuras de gobierno, el buen criterio colectivo y las experiencias de la historia, permitan a los chilenos mirarse a la cara alguna vez y cicatrizar las dolorosas heridas del pasado.

Septiembre en Chile… pasado y futuro

labbc3a9-4

Por Cristián Labbé Galilea

Septiembre, noveno mes del calendario gregoriano y séptimo del romano…, es una época del año que a nadie deja indiferente. En el hemisferio norte marca el equinoccio de otoño, acaba el verano y empieza el año laboral. En el hemisferio sur…  final del invierno y llegada de la primavera. Para nosotros “pasamos agosto”, aunque no hay que descuidarse, mire que… “agosto los zamarrea y septiembre se los lleva”. Pero sobre todo, fiestas patrias, aguinaldos y  “circos de todo tipo”.

Desde una perspectiva histórica este mes es rico en hechos relevantes, en efemérides que nos recuerdan fechas y acontecimientos de suprema importancia. Primeros pasos de la independencia, el ministro Portales encabezando la primera parada militar (1832), y por mucho tiempo septiembre fue el mes de las elecciones presidenciales.

Con todo en esta época del año, no faltan los que se aprovechan para torcer la historia, atizar el odio,  azuzar la venganza y tratar de sacar mezquinas ventajas políticas. Ante esas deleznables maniobras que se toman los medios de comunicación y que alimentan encendidos discursos cargados de resentimiento e inquina, resulta imperativo hacer presente una vez más los factores causales de la intervención militar de septiembre de 1973, hoy mañosamente falseadas.

descargaprotesta-up

Partamos por recordar que las causas primarias del quiebre institucional de nuestra democracia las encontramos en la década de los 60 (Chillán), cuando la izquierda socialista, asumiendo en forma explícita el ideario marxista, resolvió el camino de las armas para llegar al poder, pasando nuestro país a ser considerado por las grandes potencias como territorio activo de la guerra fría que se vivía entonces a nivel mundial y que terminó con la “caída de los muros” a finales de los 80.

Resultaba casi inevitable que la izquierda en Chile diera ese “paso adelante”, vista la irrefrenable y mesiánica arrogancia de la Democracia Cristiana, que se proponía llevar adelante una “revolución en libertad” y que con espíritu totalitario resolvió no cambiar su programa “ni por un millón de votos” con lo que solo consiguió entregarle el gobierno a una minoría extremista (la Unidad Popular) encabezada por el socialista Salvador Allende.

allende

Habiéndose hecho del poder, Allende arrastró el país a la peor crisis de nuestra historia, asumiendo una actitud beligerante que dividió a Chile y arruinó hasta hoy la posibilidad de la amistad cívica, adoptando medidas contrarias al ordenamiento jurídico, que acarrearon desabastecimiento, inflación descontrolada, violentas tomas, intervención y destrucción de la industria y de la propiedad privada, perdida del principio autoridad, terrorismo urbano, guerrilla guevarista campesina, intervención de las áreas sociales (educación, salud, trabajo), etcétera: todo lo cual llevó a las instituciones republicanas (iglesia, congreso, contraloría, poder judicial, partidos políticos, entre otros) a advertir a la ciudadanía y al mundo que el gobierno había caído en la absoluta ilegalidad y por ende en la ilegitimidad de ejercicio.

11sep1973

La nación toda, movilizada en un acto de soberanía y apelando al natural derecho a la rebelión, demandó a la reserva moral de la patria, las Fuerzas Armadas, su intervención para evitar una abierta guerra civil causada por el propio gobierno de Salvador Allende… Así lo reconocieron Eduardo Frei M., Jorge Alessandri R., Gabriel González Videla, Patricio Aylwin A., todos ex presidentes de la república…. En suma…la historia es muy distinta de cómo se cuenta en estos días.

Sin embargo, lo que nos corresponde hoy, a riesgo de ser incomprendidos, es preocuparnos de que las generaciones presentes y futuras progresen y el país prospere, para eso se requieren hombres de Estado que estén por sobre la desfachatez, la hipocresía y la venalidad de los actuales políticos. Lo que necesitamos es un estadista, que con “talante Portaliano” construya futuro, nos haga retomar la senda del progreso y pase a la historia por pacificar a nuestra sociedad.

 

30 años del atentado

Carta al Director de El Mercurio de Santiago, Jueves 08 de septiembre de 2016

Señor Director:

Mis respetos al diputado Urrutia por solicitar un breve homenaje a los militares caídos el 7 de septiembre de 1986, ya que fue gracias a aquellos hombres que hoy me encuentro con vida.

atentado-a-pinochetCon tan solo 10 años vi cómo aquellos valientes uniformados fueron asesinados, y hoy impunemente hay quienes se vanaglorian de haber sido autores del hecho.

Agradezco que el odio jamás me fue inculcado. Ni vivo, como muchos, bajo su permanente llama.

Rodrigo García Pinochet

Un dolor no reconocido

descarga (4)

por Gonzalo Rojas Sánchez

Se acerca un nuevo once de septiembre y vuelve el dolor.

El dolor.

Sobre una mitad de la sociedad chilena la otra mitad ha lanzado su dolor. Lo ha hecho con espasmos, suponiendo que la mitad receptora nunca supo ni entendió de sufrimientos.

Eso también duele.

Duele que la otra mitad -la que se autoproclama víctima- exija una confesión unilateral, una aceptación sin contrapesos, una rendición total, sin reconocimiento alguno del dolor causado, de las culpas propias.

Poder popular UPPor años -quizás los últimos treinta-, aquella mitad que en los 60 y los 70 decidió ser porción en conflicto y no parte armónica ha insistido en la inmensidad de su sufrimiento. Y, desde acá, se lo ha aceptado como real, como enorme. Se ha hecho un gran esfuerzo por entender ese dolor, por aliviarlo, por sanar esa herida.

Pero, ¿ha pasado algo similar en la otra vereda? ¿Alguien -más allá de Guastavino- ha reconocido algo así como «fuimos culpables de causar un enorme dolor en la sociedad chilena»? Pocos, poquísimos.

Hasta mediados de los 60, Chile era un país posible para todos. Tenía una oferta todavía muy insuficiente para los más pobres, pero a pesar de eso, era un país posible. 776-FC338Desgraciadamente se asomaron entonces todas las revoluciones, la revolución, y lo hicieron un país inviable: lo hicieron pedazos. Y causaron un enorme dolor.

Nuestras divisiones no eran la guerra total, eran el conflicto propio de los pueblos inmaduros. Pero las revoluciones lo transformaron en un combate final al que llamaron lucha de clases; incitaron al odio y nos pusieron unos contra otros. 
Despertaron la capacidad que los seres humanos tenemos de causarnos mutuamente un gran dolor. Y así fue: una mitad fue sistemáticamente insultada, robada, expropiada, perseguida, descalificada. Para justificar el dolor que se causaba, la inteligencia se agudizó y copió del extranjero un término perverso: 

violencia estructural. Ya se sabe: cuando la sensibilidad agudiza su capacidad de herir, las razones tratan de acudir en su auxilio con bálsamos que no son más que placebos.

enfrentqamientos-en-la-up

La mitad de allá, la que así se definía por contradicción con el resto, nunca aceptó que Chile era un país posible para todos. Como esa mitad nunca quiso trabajar a favor de la unidad natural, consideró que la otra mitad debía sufrir, en el nombre de las culpas que se le enrostraban. Guerra civil declarada, aunque en 1973 una «guerra civil todavía no armada», en la lúcida expresión de Mario Góngora.

¿No le dolía eso acaso mucho a una mitad de chilenos, a esa mitad que fue creciendo y que llegó a ser en realidad unos buenos dos tercios hacia 1973? ¿No se le causaba una herida sangrante a cada uno de esos hombres y mujeres que querían vivir en paz? ¿Ese dolor no cuenta, no existió, no era igual de humano que el otro, que el consiguiente a septiembre de 1973? Porque, dígase de una vez por todas, el dolor no está vinculado solo a lo estrictamente familiar o a lo partidista, sino que afecta a todo lo humano, al amor a la vida compartida, al Chile que queríamos en común, a la relación con la tierra y con las tradiciones, al deseo de un trabajo mancomunado, de un proyecto integrador. enfrentamientos-upPero todo eso fue gradualmente destrozado desde 1964. Y dolió mucho.

Lo sabe bien la generación de chilenos que está marchándose de esta vida y que se irá con ese dolor a cuestas, ojalá sin rencor, ojalá perdonando y pidiendo perdón.

Con un dolor a cuestas, eso sí, porque esa mitad ha sido arrinconada y de nuevo denigrada, encarcelados y privados de derechos algunos de sus miembros, forzados a pedir un perdón que no se les quiere dispensar, el más claro síntoma de que es completamente unilateral el análisis de las culpas y el reconocimiento de los dolores causados.

De Cómo Yo Catapulté a Lagos

descargaPor Hermógenes Pérez de Arce

Cuando el 5 de junio pasado escribí aquí que los de la verdadera derecha considerábamos a Lagos un mal menor en comparación con Piñera y que, si en mala hora ambos pasaban a segunda vuelta, nos inclinaríamos por el primero, “La Segunda” lo destacó en primera página y pocos días después el PPD, partido fundado por Lagos, proclamó a éste como su candidato presidencial. Algunos dirán que estoy incurriendo en la falacia “post hoc, ergo propter hoc” (“algo sucede primero, luego a eso se debe lo que sucede después”), pero los hechos tuvieron lugar así y no era ni es aventurado pensar que en el PPD pensaron que mi anuncio haría realidad el axioma de Nicanor Parra, “la izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas”, y lanzaron al candidato para lograr concretarlo.

Pero es verdad que Lagos es un mal candidato y ha estado casi invariablemente equivocado, salvo cuando bajo su gobierno instituyó el superávit estructural y las leyes MK I y MK II. Es verdad que tiene prontuario, pero el de Piñera es más negro. Y éste es, además, tramposo: consiguió el voto militar prometiéndoles juicios justos y prescripción a los presos y procesados políticos uniformados y después se convirtió en cómplice activo de los jueces prevaricadores de izquierda que los encarcelaban y triplicó el número de querellas ilegales contra ellos.

images

Su traslado de oficiales presos del penal Cordillera a Punta Peuco fue simplemente escandaloso, bajo el símbolo de la hoz y el martillo instalado con su venia en la puerta del primer penal y con los oficiales sometidos a los insultos y pedradas del grupo armado comunista, con la vergonzosa colaboración de la televisión autorizada por el Gobierno. El suicidio del general Mena, un hombre intachable e inocente, a quien Piñera le denegó el indulto que le había dejado listo la propia Michelle Bachelet al terminar su período, fue sólo un jalón más de la traición.

Por otra parte, el mito de que Piñera gobernó bien no resiste análisis. Su gestión partió bajo un impulso sin precedentes que le heredó Andrés Velasco, quien aumentó en 16,5% –cifra nunca antes vista– el gasto público de 2009 y apeló a gran parte de las reservas acumuladas en los fondos soberanos durante los años de las “vacas gordas”. Esto financió la reconstrucción en 2010 tras el 27/F y creó medio millón de empleos ese año. Piñera, que es más socialista que Lagos, se dedicó a inventar más ministerios por populismo puro (Lagos es partidario de disminuir su número)  y a subir impuestos (mientras con sus leyes del mercado de capitales, Lagos creó importantes exenciones que impulsaron el crecimiento).

images (1)

Por eso, tras el 5,8% de crecimiento logrado por Piñera en 2011 gracias al impulso de Velasco, el país creció cada año menos en los siguientes ejercicios y en su última estadística ocupacional, del primer trimestre de 2014, mostró un repunte del desempleo a 6,4%. Y eso que además del regalo de Velasco, Piñera recibió otro: el cobre llegó hasta US$4,50 por libra bajo su mandato. Hoy vale menos de la mitad. Lo de “Piñera creador de empleos”, entonces, es un mito. Es un subidor de impuestos para darles en el gusto a los comunistas, como lo hizo aumentando el royalty, que fue idea de ellos y de su pre-candidato presidencial Jorge Lavanderos; y subiendo los demás tributos mediante la populista reforma tributaria que le pedía la calle, liderada por la comunista Camila Vallejos en 2011, gravamen que condujo a que la economía creciera cada vez menos en 2012 y 2013.

Fue el mismísimo Piñera quien proclamó al comunista Volodia Teitelboim como un “gigante de la historia de Chile” y quien se plantó a la cabeza de la guardia de honor junto al féretro de Hugo Chávez.

images (2)

Por una ironía del destino, el único partido confesamente piñerista actual está constituido por los restos náufragos de la UDI, ex colectividad de derecha que el hábil especulador ya ha adquirido al mejor postor. En una sala semivacía sus parlamentarios prescinden de todos sus principios, de la verdad histórica y de que Piñera fue el principal detractor y destructor de la propia UDI y cómplice de la conspiración Spiniak y de la maniobra para impedir el apoyo de RN al candidato Lavín en 2005, y hoy proclaman su piñerismo, cegados por encuestas que ni siquiera han leído bien.

Pues se equivocan, porque la única que ha medido los nombres de Lagos y Piñera en una eventual segunda vuelta, la de Cerc-Mori de julio de 20descarga (1)16, declaró a Lagos arriba por 28% vs. 26% de Piñera, con un 40% de abstención.

Los de la verdadera derecha, es decir, la de los que fuimos del “Sí”, apoyamos al Gobierno Militar, defendemos su legado, somos partidarios de una sociedad libre en lo económico-social y conservadora en lo valórico y nos resistimos a repetir las consignas comunistas, tenemos un candidato presidencial: José Antonio Kast.

descarga (2)

Estamos reuniendo exitosamente firmas para inscribirlo en la primera vuelta presidencial. Previo a ella la ley le dará la oportunidad de plantear al país las ideas, principios y verdades a las cuales la actual corriente dominante no les da cabida en los medios y que los dirigentes de los ex partidos de derecha han abandonado.

Por ahora reiteramos que, si la desinformación popular conduce a que pasen a segunda vuelta dos malos candidatos, como lo son Lagos y Piñera, votaremos por el primero, reconociéndole sólo una virtud: la de que el otro es peor que él.

Tejiendo redes

Fcp4wLozPor Cristián Labbé G.

Un viejo gurú me enseñó que cuando un problema está definido, está en parte resuelto. Y es que, precisamente, lo que suele ocurrir es que no siempre logramos identificar bien el verdadero problema, con lo cual, “por no dar con pie en bola”, los esfuerzos hacia una solución terminan siendo vanos, y nos desgastamos, nos desmotivamos, por último nos rendimos y no hacemos nada.

Curiosamente en nuestro país, teniendo muy claro y definido el problema que nos afecta, por lo que la solución debería encontrarse de forma más bien fácil, no sabemos qué hacer y seguimos dando palos de ciegos.

Encuesta CEP Ago 2016

Tenemos un gobierno con respaldo ciudadano ínfimo, una clase política totalmente desvinculada de la realidad e instituciones republicanas, las que debieran ser los pilares de nuestra institucionalidad, severamente golpeadas por múltiples escándalos, todo lo cual se traduce en: desgobierno, crecimiento a la baja, desempleo e inflación al alza, movilizaciones violentas y,  lo que es más grave, reacciones políticas cada vez más desarticuladas.  En resumen…, caos.

Mientras esta situación sigue un curso inmutable, la gran mayoría descontenta protesta repitiendo infatigablemente “AIKE” (léase “hay que”…hacer tal o cual cosa), pero manteniéndose en estado de letargo y con actitud indiferente.  Este aturdimiento se ve agravado por la convicción de que no es mucho lo que se puede hacer y por la porfiada costumbre de esperar que algún otro haga las cosas por uno.

Puesto que esa actitud nos llevará indefectiblemente al despeñadero, creo que ha llegado la hora para  “la primavera de los patriotas”, una corriente política independiente de toda estructura partidista y de todo protagonismo personal.

redes virtuales

El proyecto consiste en dar vida aun movimiento destinado a enlazar, mediante pequeñas redes, a todos los que no se sienten representados por ninguno de los partidos (ni candidatos) que ahogan la situación actual. Lo anterior, con el propósito superior y estratégico de generar una masa crítica, distribuida a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, que sea lo suficientemente numerosa como para permitirnos cambiar el rumbo que está siguiendo el devenir político y, así, poder defender nuestro país de la “retroexcavadora”, nuestros principios de la anarquía izquierdista y nuestro progreso… del “progresismo”.

La mecánica es sencilla: basta con no seguir impávidos dejando que las cosas simplemente pasen y sean otros los que resuelvan por nosotros, o que esos otros, que son los menos, nos sometan al dilema menesteroso de tener que elegir el mal menor. Se trata de que cada uno de nosotros, sin dilaciones y con mentalidad positiva, teja en su entorno una malla de contactos personales y/o virtuales, a través de las redes sociales, con los que piensan o podrían pensar en forma similar, para que estos a su vez repitan la misma acción.

images (1)

Poco a poco se irán uniendo en forma celular y local, libre e independientemente, grupos de “activos y democráticos partisanos” que podrán marcar la diferencia en las próximas elecciones municipales y, si todo se desarrolla según lo previsto, esta red se convertirá en un factor determinante en las siguientes elecciones parlamentarias y presidenciales, con lo cual habremos logrado el propósito estratégico que nos hemos propuesto e inhibiremos cualquier intento de caudillismo populistade esos que brotan en coyunturas como la que padece nuestro país.

Si usted piensa que el camino es lento… ¡empiece ahora mismo!, y si cree que es poco efectivo, recuerde que un viejo refrán nos enseña… “uva por uva, un zorzal se comió una viña”.

Las principales definiciones de Luksic en su primera entrevista en cinco años

 

Extractado del diario La Tercera, 3 de Septiembre de 2016

descarga (4)Andrónico Luksic Craig , presidente de Quiñenco y vicepresidente del Banco de Chile, afirma, en una entrevista con el diario La tercera, estar decepcionado del rumbo del país y de la gestión del Gobierno. “Me preocupa el país y creo que es momento que todos, todos, saquemos la voz y nos pongamos a trabajar, porque enfrentamos una situación muy difícil. Es importante que el mundo empresarial empiece a dar su opinión, que salgamos de esta idea de que los empresarios debemos trabajar, cumplir las reglas del juego, pero dar pocas opiniones. Es bueno decir lo que uno piensa sobre lo que le está pasando al país”, comenta.

El empresario no se arrepiente del video publicado hace alrededor de cuatro meses en el cual respondió a los insultos del hoy desaforado diputado Gaspar Rivas.

Sobre la situación del país, Luksic dice que desde afuera “las cosas se ven mal”, declara que son muchas las cosas que se han hecho mal: “El gobierno se comprometió con una serie de reformas para Chile que fueron mal diseñadas, mal aplicadas y muy rápido”.

bachelet-triste_640x400

En cuanto a la crisis política e institucional que concuerda vive Chile comenta: “Por una parte, tenemos un gobierno alicaído, políticos y empresarios desprestigiados, instituciones golpeadas. Y por otra, ha habido muchas cruzadas que buscan maximizar el descontento sin reparar en el daño que eso va produciendo en la sociedad. Es muy grave la postura de algunas minorías vociferantes. Estoy seguro de que la mayoría de los chilenos no quiere volver a un Chile dividido por las ideologías y es curioso que algunos pretendan eso cuando el mundo avanza en la dirección opuesta”.

Sobre si Chile es un país injusto el empresario responde aclarando que a él le parece que más que nada es un país desigual. “¿sabe qué sería más injusto? Que mis hijos o mis nietos fueran a la universidad en forma gratuita, pagados por todos los chilenos. Chile es un país con un ingreso per cápita de US$ 20 mil. No alcanza, tenemos que focalizar los recursos en aquellos que más lo necesitan”, expresa.

“Para recuperar las confianzas tenemos que otorgar a todos los habitantes de nuestro país condiciones mínimamente dignas en aspectos que son vitales y que los afectan día a día. Y esta es una tarea de todos”, dice Lukisc sobre cómo hay que solucionar la crisis, además agrega que cree que aquí se está dando “la dictadura de las minorías”, tal como en otras partes del mundo.

salonpyme_16521

Andrónico Luksic se refirió también a la situación del empresariado en Chile, a la eventual reforma al sistema de pensiones, a la baja aprobación de la presidenta Bachelet y del Gobierno, a las próximas elecciones presidenciales, a la candidatura de Donald Trump (que afirma le parece un “fenómeno interesante”) y sobre el error que significó el Caso Caval: “El daño ha sido personal. Ha sido mío”

 

José Antonio Kast: «No se entiende que Piñera siendo Presidente no haya instalado una continuidad a su Gobierno y que vuelva él mismo»

Diario «El Pulso» por Natalia Olivares, 4 SEP 2016

CEIR8mPUMAAXWXo

No le preocupó no ser medido en la encuesta CEP . Para José Antonio Kast -diputado ex UDI y presidenciable- el sondeo fue una medición cuantitativa y el trabajo que lleva adelante con la ONG Influyamos es un posicionamiento “cualitativo” de ideas. Hace un par de semanas logró la meta de 100 notarías donde la gente podrá firmar y apoyar su opción, por lo que afina una campaña en redes sociales y actos en terreno para  motivar la recolección de las 35 mil firmas que necesita para competir en 2017 como independiente.

Tras dejar el partido, dijo que no pretende ser un “outsider” de la derecha, pero por ejemplo en materia de AFP fue el único que defendió la llegada de José Piñera pese a las críticas, mientras Chile Vamos conversa con el Gobierno. A tres meses de dejar la UDI, ¿insiste en que no está en esta posición?
Creo que en esto soy el que tiene la razón de cómo debe actuar alguien de derecha. Eso es lo que hace tiempo se ha perdido, que las personas que piensan de una manera no se atreven a decirlo porque ha primado muchas veces la voz de la calle. Por eso he dicho que tiene que haber un nuevo ciclo en política. El acuerdo que se logró en materia tributaria fue muy malo y nadie se atreve a reconocerlo, y yo estoy arrepentido que hubiésemos dado votos para eso. No creo que haya que sentarse a conversar con el Gobierno si ellos fundan su nuevo proyecto de reforma al fondo previsional en base a un nuevo impuesto, y eso hay que decirlo con fuerza y atreverse. Si viene alguien como José Piñera, que es alguien que entiende, y si genera tal revuelo es por algo. Porque por mucho tiempo los que tenían que defender principios, no lo hicieron.

descarga (3)

¿Chile Vamos está cediendo a esas “voces de la calle”?
Nosotros en gran medida perdimos el norte durante nuestro Gobierno. Hay que levantar una opción real de derecha porque la gente hoy día lo que quiere es coherencia, que le digan la verdad aunque a veces duela, pero es mucho mejor eso que seguir en el sistema antiguo de prometer y no cumplir.

Andrés Chadwick dijo hace un par de semanas que Chile Vamos sancionará a quienes siendo del sector vayan por fuera a primera vuelta presidencial, ¿el ex ministro está en posición de hacer ese tipo de advertencias?
El ex ministro pertenece al viejo ciclo de la política. No es dueño de los votos ni de la opinión pública, porque la opinión pública va a respaldar a quien diga la verdad, al que enfrente a las personas mirando a la cara y no al que determine quién va de candidato a alcalde por Las Condes entre cuatro paredes. Ese tipo de prácticas son las que tienen que terminar. Habla quizás a nombre de Sebastián Piñera, pero tampoco Piñera es dueño de la opinión pública ni de los votos.

descarga (11)

Piñera es uno de los representantes de ese viejo ciclo de la política.
Es evidente. Tanto Lagos como Piñera son parte del viejo ciclo de la política y tienen que asumir su rol y colaborar a que hayan nuevos liderazgos. Lo que no se entiende es que Lagos quiera volver a ser Presidente después de ocho años y no haya generado un nuevo liderazgo que continúe lo que hizo. Lo que no se entiende es que Sebastián Piñera siendo Presidente no haya instalado una continuidad a su Gobierno y que vuelva él mismo. Esos mismos presidentes no fueron capaces de generar nuevos liderazgos que continuaran las que eran sus ideas, en gran medida porque tampoco fueron fieles a los principios que debían representar. Nuestro Gobierno hizo reformas tributaria, electoral, educacional que no necesariamente iban en la línea de lo que creíamos, y eso al final del día pasa la cuenta.

¿Siente que Chile Vamos está subyugado a los tiempos y la agenda de Sebastián Piñera?
Están subyugados al interés de corto plazo que es volver a ser Gobierno cuando debieran estar mirando a mediano y largo plazo las nuevas generaciones de este país.

¿Es de los que cree que este Gobierno es debut y despedida para la Nueva Mayoría como conglomerado?
Primero decir que la Presidenta es militante del Partido Socialista pero actúa como comunista, y claramente la Nueva Mayoría fue debut y despedida. Yo no logro entender esa coalición, entonces a mi juicio es solamente una unión por el poder, por las ansias de volver a tener cargos. No se entiende que hayan ministros DC que respalden políticas de Gobierno que son dirigidas por el Partido Comunista.

¿Y Chile Vamos no es una coalición a la que la une la ansias de recuperar el poder?
En gran medida sí. Por eso digo que cuando se habla de unidad tiene que hablarse de una unidad de verdad pero hoy día muchos están cuidando sus cargos y no están cuidando el país, buscar los mejores candidatos, buscar la renovación de la política y defender las cosas con fuerza y claridad, no tratar de mimetizarse y hacerle el juego a las encuestas.

En la UDI Jaime Bellolio y Felipe Ward ya van tras la presidencia. Ambos llegaron de la mano de usted al partido, ¿siente que con esto se evidenció un quiebre en la denominada “renovación” del partido?
Lamento lo que está ocurriendo en la UDI, porque la oportunidad del recambio de figuras políticas al interior del partido era mayo. Creo que el peor error que se cometió fue no haber hecho elecciones internas en mayo y fruto de eso es lo que vemos hoy, que se han levantado distintas opciones. Será la UDI la que defina que tiene que hacer, desde fuera no intervengo en la UDI,no he hecho llamados a que nadie renuncie a la UDI.

descarga

A eso se suma que los presidentes de la UDI y RN, Hernán Larraín y Cristián Monckeberg, obtuvieron sólo un 12% y 11% de respaldo, y Chile Vamos sólo un 10% de apoyo como coalición, ¿hay espacio para revertir esta mala situación con varias elecciones por delante?
Creo que hacia la presidencial hay espacio para revertirlo, y es algo que he planteado. Insisto, aquí no ha habido una oposición real sino muchas veces oportunista como le pasa a la DC.

Pese a la visibilidad que ha tenido y que ha estado recorriendo el país, un 20% que cree que Piñera va a ser Presidente de nuevo, y un 14% quiere que así sea. Sin embargo, sigue siendo el mejor posicionado del sector…
A pesar de lo que muchos señalan, que hay que ir por una carta conocida, la gente si puede comprar entre un auto nuevo y uno usado refaccionado, siempre va a elegir el nuevo. Aquí la gente está diciendo eso también.

¿El histórico 15% de apoyo a la gestión de Michelle Bachelet, tienen solución?
No. Que termine rápido el Gobierno no más. Lo que la Presidenta debiera hacer es un cambio de gabinete, pero no tiene ningún sentido si lo hace y no echa marcha atrás en sus reformas ideológicas.

Juan Carvajal: «Ha faltado que se note que la Presidenta Bachelet está al mando y ejerciendo su liderazgo»

 Juan CarvajalExtractado de Diario “El Pulso” por Jorge Arellano

La última encuesta CEP arrojó  sólo un 15% de respaldo a la gestión de la Presidenta Michelle Bachelet, la peor desde el regreso a la democracia, ¿quiénes son los responsables?

-No hay un solo responsable. Parto por señalar que el hecho de que tenga tan baja aprobación tiene que ser considerado como grave, delicado, un golpe importante. Sin embargo, hay un conjunto de situaciones que forman el contexto en que esto se expresa. No tiene que ver con el Gobierno toda la dinámica político-judicial y las investigaciones que se desarrollan del financiamiento de la política; tampoco las investigaciones de la Iglesia por abusos sexuales; ni el cuadro económico, que tiene más que ver con la situación internacional como el precio del cobre, por ejemplo; o la colusión de las empresas; o el “Milicogate” de las Fuerzas Armadas. Para ir al mérito de la pregunta, el Gobierno está mal porque ha cometido claramente errores de conducción, de gestión, de política y de comunicación.

¿Cuáles son estos errores?

– Chile es un país cuya alta inequidad requiere reformas estructurales. Es decir, el problema no son las reformas, el problema es la forma en que se han ido implementando y cómo se ha enfrentado esto ante la ciudadanía. El Gobierno tiene errores de origen en las siguientes cosas: plantear un Gobierno refundacional y plantearlo como una suerte de rompimiento entre la vieja Concertación y la Nueva Mayoría; la idea de hacer un cambio generacional profundo, lo que dio poco menos que por “jubilada” a buena parte de la antigua dirección política; una ideologización innecesaria del proceso de cambio. Tres situaciones que marcan el inicio del Gobierno y a mi juicio, ya imponen un sello de divisiones que era innecesario instalar. Si a eso le agregamos errores políticos y comunicacionales delicados, como poner esto en el marco de una suerte de lucha de clases, en un país de clase media muy fuerte, por supuesto que todo esto ha terminado por configurar la situación que comentamos.

images (2)

Entonces, ¿se leyó mal el país que le tocó asumir al Gobierno?

-La inequidad es grande, la injusticia es grande pero las soluciones tienen que ser para este país de clase media en donde se ubica el 80% de la población o más.

Pero, en lo que queda ¿se puede hacer algo para revertir las cifras?

-Siempre se puede algo. Pero eso significa tomarle el peso al estado de la situación, que es muy delicada, hay que tener en cuenta la dimensión del problema. Hay una pequeña esperanza en cómo está abordando el Gobierno el tema de las pensiones. A mi juicio ahí hay una luz de esperanza, de que eso signifique un avance de verdad en la búsqueda de acuerdos nacionales, de diálogos, de generar consensos, de incorporar a todas las fuerzas a este proceso. Esto no tiene que ver sólo con el proceso de diálogo, tiene que ver con cambios de fondo, diría una inflexión estratégica que se requiere en Chile. El Gobierno no tiene hoy día un relato por ejemplo. No tiene un discurso que permita unificar  todas las cosas que se están haciendo. El problema de fondo al final ni siquiera es la evaluación del Gobierno, es la forma en que está siendo sancionada la institucionalidad política del país.  Por lo tanto el problema actual es cómo nos enrumbamos hacía una recuperación de las confianzas, liderazgo y transparencia que tienen que proyectar la clase política.

¿Cree que pudiese ayudar un cambio de gabinete?

-Lo quiero decir al revés, lo del cambio de gabinete es lo último. Si usted cambia el gabinete y las cosas siguen como están no cambia nada. Lo más importantes es si se produce una inflexión y eso no lo produce un cambio de gabinete. En este caso, el orden de los factores en este caso no altera el producto.

Bachelet

¿Este cambio de timón hacia donde debiera apuntar?

-No quiero personalizar, pero hay dos discursos que hoy se han escuchado en el Gobierno: uno, a mi juicio completamente equivocado, que es pensar que la verdadera encuesta van a hacer las elecciones, eso es hacerle quite al bulto y evitar enfrentar el problema de verdad; y lo otro, son las declaraciones muy interesantes y correctas del ministro Máximo Pacheco que plantea un cambio o un golpe de timón, en la dimensión que el problema tiene.

La Presidenta ha tenido tres ministros del Interior aparentemente muy distintos Peñailillo, Burgos, Fernández, e incluso, algunos apuntan al poder de la jefa de gabinete Ana Lya Uriarte, ¿ha cometido errores en esas relaciones?

-El mejoramiento de la gestión gubernamental de la adhesión y apoyo ciudadano a gestión está directamente relacionado a la adhesión y apoyo que tenga la Presidenta. Es el liderazgo presidencial el que tiene que fortalecerse y espero que se avance en esa dirección. Si hay una diferencia que existe en el tema de las pensiones no es sólo que se ha llamado a un diálogo, no es sólo que se busque un acuerdo nacional, sino que ella se ha puesto a la cabeza de la búsqueda de la solución y eso me parece súper importante.

O sea, ha faltado una mayor participación de la Presidenta en el Gobierno.

-Ha faltado que se note que la Presidenta Bachelet está al mando y ejerciendo su liderazgo.

Pero el tema de cómo a ella le han afectado situaciones como el Caso Caval, ¿han mermado su capacidad de acción?

-Sin duda toda la enumeración de temas complejos que no tienen que ver con el Gobierno más situaciones como la de Caval por supuesto que han influido pero eso lo único que indica que hay que ponerle más el hombro en la dimensión de fortalecer el liderazgo. Este es un país presidencialista y lo que la ciudadanía espera es que el Presidente esté encima, resuelva los problemas y se adelante a las situaciones críticas.

descarga (2)

Liderazgo presidencial: «Desde mi punto de vista, (Lagos es) el más indicado»

¿La Nueva Mayoría es responsable de los malos resultados?

-Creo que no hay que poner la carreta delante de los bueyes. Para el futuro está claro que lo que se debería discutir, para todas las coaliciones son los programas y las propuestas a la nación. Lo que uno podría reclamar de la coalición de Gobierno es probablemente mayor apoyo ciudadano, que la base social se exprese, claramente eso no ha ocurrido. Este Gobierno aparece lamentablemente haciendo reformas que le pidió la ciudadanía y en algunos casos la calle, y esa misma calle aparece en contra de esa reforma que se está haciendo.

Se ha abordado mucho estas diferencias entre el PC y la DC, ¿nunca debieron estar en el mismo conglomerado?

-Nunca he visto un conflicto de fuerzas que entre comillas son distantes en sus posturas, que no puedan funcionar en beneficio de un programa cuando se ponen de acuerdo en cosas básicas y eso debería ser así para el futuro. Ahora si al revés, no hay acuerdo programático eso es otra cosa.

Ignacio Walker dice que no todos habían firmado el programa.

-Recordemos que en su momento Michelle Bachelet era la solución que todo el mundo de la centro izquierda esperaba en Chile. Es más, no se veía posible retomar el Gobierno sin la presencia de ella, así que creo que el resultado del programa y todas las cosas están relacionadas directamente con ese cuadro y ese contexto. Entonces la solución llegó desde Nueva York, tuvo un feliz resultado y hoy día creo que todos tienen que hacerse cargo de eso.

1427155547_1440sebastianpinera

En el tema presidencial, la CEP muestra un Sebastián Piñera sobre todos los otros aspirantes a La Moneda, ¿cree que se puede revertir esta cifra?

-Lo único que dejó la encuesta CEP es que el tema presidencial todavía no está instalado en la ciudadanía y paralelamente dio inicio a esta carrera. Así que sacar conclusiones me parece absolutamente precipitado. Ninguno de los resultados son posibles de tomar en cuenta como tendencia. Tomo más en cuenta que el 62% de la gente consultada no tiene decidido nada todavía.

¿Finalmente Ricardo Lagos va a participar de este proceso?

-Creo que está participando, eso es lo que veo en la realidad nacional y veo que es un líder que ha tenido una experiencia en los cambios que ha vivido Chile importante. Ricardo Lagos es un líder que tiene ideas y propuestas, me parece muy interesante que sea parte de la carrera presidencial.

Sin embargo, muchos dicen que Ricardo lagos no se va arriesgar a participar de un proceso donde puede perder…

-Lo que pasa es que muchos dicen muchas cosas en este contexto, pero prefiero confiar en cómo se van configurando las tendencias y creo que eso es lo importante en estos momentos, la pura especulación no sirve de mucho

¿Lagos es la persona que necesita el Chile actual?

-Chile necesita de un liderazgo que sostenga la línea de cambios pero que modere el tono y logre convocar a sectores mayoritarios y que genere normalidad, tranquilidad y estabilidad en el país y Ricardo Lagos es uno de ellos y desde mi punto de vista, el más indicado.

¿Cómo ve las otras figuras en la NM, como Allende, Insulza o Guillier?

-Me imagino que todas son alternativas que se van a medir en una primaria y de ahí saldrá el mejor liderazgo.

Pero el apoyo de Guillier es alto…

-La verdad es que son cosas distintas. Alejandro Guillier ocupa un primer lugar en las figuras políticas  pero, otra cosa son las preguntas sobre las presidenciales. Creo que hacer una unidad de las cosas es un ejercicio que no responde a una adecuada operación matemática. Habrá que ver en una próxima encuesta cómo se expresan estos factores.

Para capturar los votos de centro la DC, ¿debe ir a primera vuelta?

-El factor de las primarias se creó precisamente para resolver la búsqueda de alternativas de una manera unificada, me imagino y espero que esa sea la tendencia que prospere.

 

El candidato Lagos

descargaPor  Max Colodro, filósofo y analista político

Finalmente, el ex mandatario explicitó su voluntad de competir en las próximas elecciones presidenciales. Un hecho que remece el escenario político y adelanta los tiempos para el inicio de la contienda; una señal también indesmentible de la parálisis y el vacío de liderazgo de La Moneda, factores que hoy impiden encauzar lo que el propio Lagos ha denominado ‘la crisis’ más profunda desde el golpe militar de 1973.

La decisión del ex presidente tendrá, sin duda, un efecto multiplicador sobre el conjunto de los actores políticos, obligando a movimientos y definiciones que probablemente estaban planteados para después de las municipales.

images

Dentro de la Nueva Mayoría, este elemento se instalará de manera relevante en el debate interno de la DC, partido que este fin de semana realizaba su junta nacional, precisamente para empezar a decidir su futuro en el oficialismo y su próxima estrategia presidencial. La tensión entre los sectores desafectados del gobierno y aquellos que buscan su continuidad tendrá a partir de ahora una nueva variable, en la medida en que la irrupción de Lagos fortalece a los que buscan recomponer una coalición de centroizquierda más moderada, pero pone una dificultad a los que desean perfilar al partido en base a una candidatura presidencial propia.

descarga (1)

En el PPD y el PS la suerte quedó prácticamente sellada. Más allá de las tensiones y disensos internos que su perfil pueda provocar, el ex Presidente Lagos no tiene competidores en sus partidos, realidad confirmada con los bajos respaldos que obtienen en las últimas encuestas la senadora Allende y José Miguel Insulza. El fantasma de la popularidad del senador Guillier será, en cambio, un factor de amenaza constante, sobre todo si después de esta decisión el ex Presidente Lagos no empieza a remontar en la intención de voto en un plazo razonable. En rigor, fue la evidente distancia de Sebastián Piñera en las encuestas lo que terminó por anticipar los plazos y, por tanto, el objetivo de acortar esa brecha será el principal desafío de los próximos meses.

Sin duda, el actor más afectado con la candidatura de Lagos es el PC, colectividad opositora a la ex Concertación y hoy fuertemente comprometida con el espíritu ‘refundacional’ de la Nueva Mayoría. En los hechos, el costo político que los comunistas han pagado en el mundo social por su incondicionalidad a un gobierno impopular no ha sido menor.

images (1)

Y si el costo de apoyar a Bachelet ya está siendo alto, el precio de sumarse a una candidatura de Lagos puede resultar sencillamente impagable; más aún si la tentación de converger hacia un eventual ‘frente de izquierda’ comienza finalmente a cristalizar en los sectores internos que miran con fuerte distancia el perfil del ex mandatario.

Así las cosas, la necesidad de conjugar a los sectores más moderados de la DC e impedir que la tentación de fuga del PC se vuelva insalvable serán las claves de una antinomia nada fácil de resolver. La línea que separa la continuidad de la Nueva Mayoría del reconocimiento de su fracaso, su cercanía o distancia respecto de un gobierno sin respaldo, serán elementos complejos de administrar para Ricardo Lagos. Del mismo modo, su atención y sensibilidad a las causas de la calle obligarán a precisiones que no podrán evitar costos políticos relevantes. Y eso, en un contexto donde el imperativo de cohesionar lo que hoy se ve irremediablemente fracturado dejará escaso margen para la ambigüedad.

En síntesis, el ex Presidente Lagos dio inicio a la carrera presidencial forzando el adelantamiento de los tiempos de todos, incluido Sebastián Piñera. Con ello, terminó también de enterrar el ciclo político del actual gobierno, abriendo las puertas al debate sobre los proyectos de futuro. Pero más que la disputa decisiva con la centroderecha, lo que quedó a la orden del día es cómo esta candidatura ayudará a resolver, o por el contrario dificultará, la resolución de la enorme controversia que hoy agita al oficialismo.