El candidato Lagos

descargaPor  Max Colodro, filósofo y analista político

Finalmente, el ex mandatario explicitó su voluntad de competir en las próximas elecciones presidenciales. Un hecho que remece el escenario político y adelanta los tiempos para el inicio de la contienda; una señal también indesmentible de la parálisis y el vacío de liderazgo de La Moneda, factores que hoy impiden encauzar lo que el propio Lagos ha denominado ‘la crisis’ más profunda desde el golpe militar de 1973.

La decisión del ex presidente tendrá, sin duda, un efecto multiplicador sobre el conjunto de los actores políticos, obligando a movimientos y definiciones que probablemente estaban planteados para después de las municipales.

images

Dentro de la Nueva Mayoría, este elemento se instalará de manera relevante en el debate interno de la DC, partido que este fin de semana realizaba su junta nacional, precisamente para empezar a decidir su futuro en el oficialismo y su próxima estrategia presidencial. La tensión entre los sectores desafectados del gobierno y aquellos que buscan su continuidad tendrá a partir de ahora una nueva variable, en la medida en que la irrupción de Lagos fortalece a los que buscan recomponer una coalición de centroizquierda más moderada, pero pone una dificultad a los que desean perfilar al partido en base a una candidatura presidencial propia.

descarga (1)

En el PPD y el PS la suerte quedó prácticamente sellada. Más allá de las tensiones y disensos internos que su perfil pueda provocar, el ex Presidente Lagos no tiene competidores en sus partidos, realidad confirmada con los bajos respaldos que obtienen en las últimas encuestas la senadora Allende y José Miguel Insulza. El fantasma de la popularidad del senador Guillier será, en cambio, un factor de amenaza constante, sobre todo si después de esta decisión el ex Presidente Lagos no empieza a remontar en la intención de voto en un plazo razonable. En rigor, fue la evidente distancia de Sebastián Piñera en las encuestas lo que terminó por anticipar los plazos y, por tanto, el objetivo de acortar esa brecha será el principal desafío de los próximos meses.

Sin duda, el actor más afectado con la candidatura de Lagos es el PC, colectividad opositora a la ex Concertación y hoy fuertemente comprometida con el espíritu ‘refundacional’ de la Nueva Mayoría. En los hechos, el costo político que los comunistas han pagado en el mundo social por su incondicionalidad a un gobierno impopular no ha sido menor.

images (1)

Y si el costo de apoyar a Bachelet ya está siendo alto, el precio de sumarse a una candidatura de Lagos puede resultar sencillamente impagable; más aún si la tentación de converger hacia un eventual ‘frente de izquierda’ comienza finalmente a cristalizar en los sectores internos que miran con fuerte distancia el perfil del ex mandatario.

Así las cosas, la necesidad de conjugar a los sectores más moderados de la DC e impedir que la tentación de fuga del PC se vuelva insalvable serán las claves de una antinomia nada fácil de resolver. La línea que separa la continuidad de la Nueva Mayoría del reconocimiento de su fracaso, su cercanía o distancia respecto de un gobierno sin respaldo, serán elementos complejos de administrar para Ricardo Lagos. Del mismo modo, su atención y sensibilidad a las causas de la calle obligarán a precisiones que no podrán evitar costos políticos relevantes. Y eso, en un contexto donde el imperativo de cohesionar lo que hoy se ve irremediablemente fracturado dejará escaso margen para la ambigüedad.

En síntesis, el ex Presidente Lagos dio inicio a la carrera presidencial forzando el adelantamiento de los tiempos de todos, incluido Sebastián Piñera. Con ello, terminó también de enterrar el ciclo político del actual gobierno, abriendo las puertas al debate sobre los proyectos de futuro. Pero más que la disputa decisiva con la centroderecha, lo que quedó a la orden del día es cómo esta candidatura ayudará a resolver, o por el contrario dificultará, la resolución de la enorme controversia que hoy agita al oficialismo.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.