Centenario de la Revolución de Octubre

Tomado de “Vanguardia”  boletín informativo del Movimiento Nacional Sindicalista – MNS Nº 100 – 8 de noviembre 2017

El 7 de noviembre de 1917 (25 de octubre, de acuerdo con el calendario juliano) comenzó, con el asalto al Palacio de Invierno, la Revolución de Octubre en Rusia. 100 años de la Revolución de Octubre no son motivo para celebrar y así lo comprendió Putin. La era de los totalitarismos comenzó con el comunismo. En la Unión Soviética, se construyó un sistema totalitario que no tenía paralelo. Se cometió genocidio en grupos sociales enteros: la intelligentsia, el campesinado, los sacerdotes y la nobleza. En todo el mundo, más de 100 millones de personas fueron asesinadas en nombre de la ideología comunista. Desafortunadamente, el comunismo y las dictaduras socialistas –pasadas y actuales todavía están siendo relativizados en Chile y en gran parte del resto del mundo. El Partido Comunista de Chile volvió a la legalidad por tercera vez en menos de un siglo (reforma constitucional 1988), logró representación parlamentaria gracias a la DC y desde 2014 forma parte oficial del gobierno, con cuotas de poder que exceden a su real presencia en el país. Los crímenes cometidos por sus militantes fueron amnistiados, indultados o declarados prescritos. En recompensa por su apoyo electoral en segundas vueltas, la Concertación le otorgó cuantiosas indemnizaciones, que convirtieron al PC en un importante actor en el mercado inmobiliario.

La presidenta de la República considera el régimen de la desaparecida Alemania Oriental –que encerró a un país completo detrás de un muro y alambres de púas- como el sistema ideal de Estado y es admiradora de la dictadura comunista cubana. Mientras no se logre una conciencia respecto a la amenaza que representan las diversas formas del extremismo de izquierda para nuestra cultura occidental cristiana y no se desarrolle un sentido nacional de la política, patriótico, con espíritu social participativo y visión de futuro, estaremos condenados a seguir corriendo cada cuatro años el riesgo de que los electores voten por una alternativa que destruya la libertad y soberanía que tanto costó conquistar en el pasado. Nacionalismo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.