¿El fin de la autoridad?

Por Juan Carlos Eishholz

Nunca en la historia fue más difícil ser autoridad. Jefes de gobierno resignados a tener bajo respaldo ciudadano, gerentes generales que rotan con una periodicidad sin precedentes, profesores que son desoídos y hasta amenazados por sus alumnos, padres que se desvelan tratando de educar a sus hijos.

Llevado al Chile de hoy, sin ir más lejos, es cosa de ponerse en los zapatos del fiscal nacional, o de quien encabeza una iglesia, o de algún comandante en jefe, o del presidente de un partido político, o de un gerente general de la industria del retail, o del director del Instituto Nacional. La lista es larga, casi interminable.

¿Qué está pasando? Una posible interpretación es que habría muchas personas ineptas o corruptas ocupando esos cargos. Y sí, desde luego que las puede haber, pero existen muchas más que son competentes y honestas. Por tanto, no estamos hablando de casos individuales, sino de un fenómeno extendido de autoridades que no están pudiendo cumplir bien su rol de dirigir.

Una interpretación alternativa es que se trata de un momento excepcional, de transición, como los ha habido antes en la historia, y que han supuesto enormes desafíos para las autoridades. Esta parece ser una interpretación más fundada, y si nos quedamos con ella, solo habría que esperar que estos cambios sociales y tecnológicos que estamos viviendo —o padeciendo— se morigeren para que volvamos a un mundo con más orden y certezas, en el que las autoridades sean nuevamente la luz que ilumina el camino. Sin embargo, no parece que eso vaya a suceder.

La interpretación más plausible es que este fenómeno de individuación, autonomía y empoderamiento ciudadano que venimos observando llegó para quedarse. Y si eso es así, tendremos un mundo cada vez más complejo y cada vez menos predecible; un mundo, por lo tanto, con más preguntas y menos respuestas, con más diversidad y menos uniformidad, con más voces y menos control, con más redes y menos jerarquía.

Si vivir en una realidad así, más líquida y menos sólida, es un desafío para todos, lo es especialmente para las autoridades, que son justamente las llamadas a satisfacer esa necesidad humana básica de certeza y seguridad. Para eso elegimos Presidente, para eso nombramos un gerente general, en búsqueda de eso es que un niño mira a sus padres.

¿Estamos entonces acercándonos al fin de la autoridad? La respuesta es no, porque ella es consustancial a todo grupo humano —y a todo grupo de mamíferos, de hecho—, que por definición requiere organizarse para funcionar. Pero sí estamos presenciando el fin del ejercicio de la autoridad como lo hemos conocido por varios miles de años. Y es que no puede ser de otra manera. ¿Cómo pretender dar una solución rápida a problemas cada vez más sistémicos que nadie entiende del todo? ¿Cómo alinear a los parlamentarios de un partido cuando ellos son presionados por múltiples actores a través de las redes sociales? ¿Cómo brindar seguridad a empleados que ven amenazado su trabajo con la automatización?

La realidad social y organizacional ha cambiado, pero la forma de ejercer la autoridad no lo ha hecho. Y si la democracia está siendo cuestionada, las instituciones están en crisis o las empresas están en problemas, es en gran medida debido a que quienes las dirigen no han sabido adaptarse en el ejercicio de su rol, y siguen actuando desde un paradigma más patriarcal.

En el extremo, esto conduce al populismo que hoy estamos viendo florecer en muchos lados, que no es el mismo de otras épocas, que tomaba la forma de asistencialismo. El de hoy se expresa en dar respuestas simples a problemas complejos. Eso es lo que trasunta la política internacional de Trump, basada en bravuconadas y plagada de mentiras que niegan la realidad, o el decreto de Bolsonaro que facilita la posesión de armas de fuego en su país. Y aunque no alcanzan para ser calificadas de populistas, las políticas empresariales que se quedan en la reducción de costos y no ponen acento en la innovación también son respuestas simples a desafíos complejos.

Nada de esto representa una solución real y sostenible, pero ayuda a la popularidad, porque frente a la incertidumbre las personas buscamos respuestas que nos brinden seguridad, aunque sea solo una ilusión. Más temprano que tarde, sin embargo, esas pseudosoluciones se prueban falsas, la popularidad cae, y las sociedades u organizaciones se van estancando o entrando en crisis.

¿Cuál es el desafío? Contrario a lo que muchos piensan, la respuesta a la incertidumbre no está en un ejercicio autoritario o carismático de la autoridad. Muy por el contrario, el desafío es enfrentar a las personas con la complejidad, exponiéndolas a las disyuntivas que aparecen, en lugar de hacerse cargo a través de soluciones simples que no las comprometen. Si un Presidente quiere generar progreso en su país, una solución fácil y cortoplacista es decretar alzas de aranceles; la difícil y sostenible es generar competitividad.

Estos desafíos complejos que hoy van siendo la norma, y para los que no existe una respuesta única, demandan autoridades visibles, y que estén dispuestas a plantear preguntas más que a dar respuestas, a involucrar en las decisiones más que a dar órdenes, a escuchar más que a dictaminar, a exponer el conflicto más que a ocultarlo, a generar aprendizaje a partir de los errores más que a castigarlos. Todo esto implica, desde luego, abandonar ese supuesto tradicional de la autoridad infalible, buscando alinear no desde una pretendida verdad, sino desde un propósito colectivo que promueva la autonomía y responsabilidad de los individuos.

No es el fin de la autoridad, pero sí el fin de la autoridad como la hemos conocido desde que comenzamos a dejar de habitar en pequeñas bandas de cazadores-recolectores y comenzamos a construir grandes civilizaciones. Mientras antes evolucionemos en adaptarnos a esta forma distinta de ejercer la autoridad, menos durará el dolor de la transición social que hoy estamos viviendo.

El humor en tiempos de cólera

Por Daniel Matamala Thomsen,  Periodista

El humor en Viña suele ser cosa seria, tan seria que levanta los primeros debates sociales del año que comienza, en la práctica, justo al terminar el Festival. Antes ha sido la homofobia o el desprestigio de los políticos. En 2019, puso al descubierto el mix explosivo de las cámaras de eco y la corrección política.

Nuestra sociedad está fragmentada: de lunes a domingo, por 24 horas, las redes sociales son cámaras de eco entre iguales. Pero, con millones de personas expuestas simultáneamente al mismo estímulo, en ratings que llegan a los 50 puntos, las seis noches de festival son uno de esos raros momentos que recrean algo parecido a lo que Habermas llamó la “esfera pública”.

Es un instante en que las convicciones crecidas en el cómodo nido del grupo de WhatsApp y los likes de Facebook se ponen a prueba ante un público diverso. Es una gran paradoja que tengamos que recurrir a la uniformidad de la “tele de antes”, esa que se veía en cadena nacional, para conectarnos con la diversidad del país en que vivimos.

Y ese choque puede ser brutal. Le sucedió a un grupo que podemos definir como liberal, relativamente joven e instruido, que tenía su propia heroína designada y su villano preferido: Jani Dueñas y Dino Gordillo, respectivamente. Para ellos, el fracaso de la primera y el triunfo del segundo fueron inesperados golpes de realidad. Algo así como mirarse en un espejo demasiado fiel, que les devolvió la imagen de un Chile distinto al que imaginaban.

En estos tiempos de cólera, de agravio fácil y de epidermis delicadas, descubrir un sentido del humor diferente en otros significó no solo un shock, sino una ofensa. Se multiplicaron las descalificaciones hacia ese público (“añejo”, “machista”, “patético”, por citar algunas publicables) que osaba reírse de algo diferente a lo “correcto”.

Este debate tiene unos 2.700 años. Ya en el siglo VII a.C., los poemas satíricos de Arquíloco levantaban controversia al ensalzar a través del humor vicios como la cobardía en combate (“Puse a salvo mi vida / ¿qué me importa el tal escudo? /¡Váyanse al diantre! / Ahora adquiriré otro no peor”) y la embriaguez del soldado (“de las huecas jarras hasta las tapas quita / y vierte el vino rojo hasta la hez”). Tan aguda era la sátira de Arquíloco, que se dice que llevó al suicidio a dos de las víctimas de sus dardos, su exprometida Neóbula y el padre de ella, Licambes.

Según la gran enciclopedia bizantina, la Suda, a Arquíloco habría que “quitarle su boca sucia y su discurso injurioso, y lavarlos como una mancha”. Para Plutarco de Queronea, el poeta hacía “un espectáculo de sí mismo”, con “sus indecorosas y obscenas expresiones hacia las mujeres”.

Por 27 siglos, de Arquíloco de Paros a Gordillo de Lota, el humor se ha balanceado en la cornisa de lo prohibido. Aunque hoy los dictadores o sacerdotes sean reemplazados como censores por una forma cada vez más caricaturesca de corrección política.

En su mejor versión, es la saludable idea de pensar antes de replicar irreflexivamente chistes o estereotipos hacia ciertos grupos de la sociedad. Una cuestión de inteligencia y empatía. Pero está mutando hacia lo contrario: un índice no solo de palabras prohibidas, sino incluso de temas vedados: situaciones y segmentos de la población sobre los que estaría prohibido hacer humor.

Una feminista como Ana Belén se lamenta de que “la corrección política se nos ha ido de las manos”. Mario Vargas Llosa la define como “una nueva inquisición”. El director de la RAE, Darío Villanueva, dice que es “una censura perversa”.

Un Index librorum prohibitorum. La negación misma de la reflexión crítica. Así se llega al absurdo. Un diputado de la República, Raúl Florcita Alarcón, teoriza que Dueñas fue víctima “de la ultraderecha… convocada para show armado contra Venezuela”. Desde la vereda conservadora, otros celebran que el éxito de Gordillo y el fracaso de Dueñas representan “la derrota del feminismo”, una interpretación que tomó tanto vuelo que la propia Dueñas le pidió “disculpas al movimiento”, por el daño infligido a la causa.

Para ser humor, este debe jugar siempre al límite del off-side. Una línea plagada de sutilezas y equívocos que es más riesgosa aún, en estos tiempos de cólera.

Preocupante desconfianza en Carabineros

Editorial diario La Tercera domingo 25 de noviembre de 2018

La escalada de casos de alto impacto en que se ha visto involucrado personal de Carabineros -desfalco millonario, suplantación de pruebas en Operación Huracán y ahora el oscuro procedimiento en que murió un comunero mapuche- ha terminado por provocar una grave crisis de desconfianza en la institución, la que probablemente tomará tiempo superar. Reviste especial complejidad que exista esta percepción hacia una de las instituciones fundamentales de la República, y que el éxito del control del delito se pueda ver afectado ante pruebas falsas o por operativos que no se ajustan estrictamente a la ley.

Si Carabineros se debilita, ello solo beneficia a quienes desprecian las leyes y necesitan impunidad. Por lo tanto, es indispensable ayudar a la institución a superar los difíciles momentos por los que atraviesa. Aun cuando el momento de la policía uniformada es muy complejo, las generalizaciones tampoco ayudan, por lo que no cabe suponer un cuadro de corrupción generalizada -los estándares de Carabineros son destacados a nivel latinoamericano- o de “descontrol”, como acusan algunas fuerzas políticas. Hay reservas suficientes para que Carabineros corrija todo aquello que obstaculiza su labor, y eso pasa por asegurar una conducción institucional que no vacile en hacer respetar los protocolos que todos sus miembros deben cumplir, y sancionar a todos los responsables de sus filas de haber cometido delitos.

Es indispensable que la institución acoja la ayuda que se le ofrezca desde el gobierno y las fuerzas políticas como una oportunidad ineludible y no como un acto de intervención injustificada. En la línea correcta están el proyecto que recientemente remitió el Presidente de la República para establecer mecanismos severos de control financiero -cuyo origen es el millonario desfalco-; también se está a la espera de un proyecto que modifica la carrera funcionaria, tanto en ascenso y destinaciones, donde el mérito, objetivamente evaluado, puede ser muy útil.

Pero hay otros aspectos también muy de fondo que vale la pena tener en consideración. El personal de la institución debe asumir la importancia de apegarse en todo momento a la Constitución y a la ley, incluso en aquellas circunstancias de extrema complejidad como las que a diario les toca enfrentar, incluso a riesgo de su propia vida.

Como objetivo de largo plazo, también resultaría acertado que se evalúe especializar el rol de las policías, en la línea de los anuncios que el gobierno ha adelantado, tal que una institución como la PDI se dedique a la investigación, mientras que Carabineros se pueda concentrar en la prevención del delito, una tarea que constituye un sentido anhelo ciudadano. También es la oportunidad para revisar -en un sentido más general- una serie de roles que cumplen las policías y que bien podrían ser asumidos por otras instituciones, de modo que no se distraigan de sus labores esenciales. Así, el control fronterizo, la vigilancia del tránsito, la entrega de notificaciones judiciales y tantas otras labores administrativas podrían ser externalizadas.

En la medida que Carabineros no supere esta desconfianza, la eficacia del Estado se ve gravemente comprometida, y por ello esta labor debe ser asumida con sentido de urgencia..

 

Tratado de 1904 entre Chile y Bolivia…una compraventa de territorios

Por Miguel Schweitzer Walters

Desde hace un tiempo a la fecha, he querido saber el motivo por el cual se está discutiendo el tema del “Tratado de 1904 entre Chile y Bolivia”, tema que se está llevando de una forma callada por nuestras autoridades, sin dar a saber la realidad de lo que se trató en aquella época (1904). Dentro de las indagaciones y de buscar antecedentes, me encontré con este documento escrito por un Capitán de Navío en retiro de la Armada de Chile, en el cual relata lo que Uds., yo, y millones de chilenos desconocemos… Ya es hora y tiempo de saber la verdad, sobre este tan bullado tratado de “Paz y Amistad de 1904”, que en la práctica fue un acuerdo comercial mediante el cual Bolivia renunció al acceso al Pacifico y transfirió a Chile los territorios del litoral desde el paralelo 23º Sur a la desembocadura del río Loa, todo esto, a cambio de compensaciones en dinero, infraestructura y facilidades aduaneras y comerciales que nos comprometen a perpetuidad y que se están cumpliendo al día de hoy en la zona norte de nuestro país.

Todos hemos escuchado por parte de las autoridades bolivianas que el Tratado de 1904 “Fue impuesto por la fuerza, para que Bolivia cediera su (pretendido) litoral a Chile «.

En primer lugar, al leer este tratado cualquiera persona, con un poco de perspicacia, lógica y sentido común, puede ver que más que un tratado es un CONTRATO de COMPRAVENTA que se efectuó 20 años después de terminada la Guerra del Pacifico, en la cual Bolivia dejó de participar, después de la Batalla de Tacna o Campo de la Alianza, el 26 de mayo de 1880.

NO HUBO CESIÓN DE TERRITORIOS, SINO UNA VENTA.

Bolivia vende voluntariamente un territorio y Chile se lo compra a un precio altamente conveniente para las autoridades altiplánicas que hacen un pingüe negocio, ya que sus finanzas no resistían el pago a sus acreedores. O sea, esta transacción es similar a la compra de Alaska a Rusia por parte de los EEUU de Norteamérica, el año 1867.

Para mantener la zona de Antofagasta en su poder, Chile bañó con la sangre de sus marinos las cubiertas de los buques de guerra, al igual que con sus soldados en las arenas del desierto. Ese fue un precio no tangible en el tratado.

Chile compró ese territorio de acuerdo a los siguientes pagos directos; los enumeraré de a uno para su mejor comprensión y análisis, a objeto puedan así difundir entre sus amistades, familiares y contactos.

1º.- Chile debió construir a su cargo, en toda su extensión, el ferrocarril de Arica a La Paz, debiendo ceder gratuitamente el tramo a ese país. Esta obra le costó a Chile 2.750.000 Libras Esterlinas de la época. Si consideramos el cambio establecido, una vez que se compatibilizaron los patrones de oro y plata a comienzos del siglo XX, de US$ 4,86 por esterlinas (este dato es entregado por el Banco de Inglaterra), valor que existía desde mediados del siglo XIX, con pequeñas variaciones, Chile invirtió US$ 13.365.000 de la época.

2º.- Chile sirvió de Aval hasta el 5 por ciento por garantías de los capitales dados en préstamo a Bolivia, para la construcción de los ferrocarriles de Uyuni a Potosí, de Oruro a la Paz, de Oruro a Cochabamba por Santa Cruz, de La Paz a la región de Beni y de Potosí a

Santa Cruz por Sucre y Lagunillas, lo que significó un desembolso del erario nacional de 595.000 libras esterlinas, equivalente a US$ 2.891.700.

3º.- Chile entregó a Bolivia 300.000 libras esterlinas para su uso discrecional, vale decir, US$ 1.458.000, a cambio indicado anteriormente.

4º.- Chile pagó los créditos reconocidos por Bolivia, por indemnizaciones a favor de compañías mineras de Huanchaca, Oruro y Corocoro y por el saldo de un préstamo obtenido en Chile en 1867, en la cantidad de 4.500.000 pesos oro de 18 peniques, vale decir, 337.500 libras esterlinas o US$ 1.640.250.

5º.- Chile pagó 2.000.000 pesos oro de 18 peniques a la cancelación de las siguientes obligaciones de Bolivia:

  1. a) Préstamo para construcción del ferrocarril de Mejillones a Caracoles, el 10 de Junio de 1872.
  2. b) Deuda a favor de don Pedro López Gama.
  3. c) Los créditos a favor de don Juan G. Meiggs.
  4. d) La deuda a favor de don Juan Garday.

Todo este pago, representó 150.000 libras esterlinas o US$ 729.000 para el erario nacional; a todo esto, se le agrega al más libre tránsito de mercaderías, ya conocido por la opinión pública, que le ha permitido a Bolivia estar EXENTA de tasas, impuestos y otros gravámenes.

Se podría valorizar lo que Chile ha perdido de percibir con la aplicación de esta cláusula de este Tratado, si se considera Bolivia, desde 1904, como un país afecto a los gravámenes nombrados anteriormente. Esto incluiría impuestos, tasas, derechos de embarque, etc., etc., etc., Y eso sería un valor sideral, que Chile continúa año tras año perdiendo de percibir hasta el día de hoy, a favor de Bolivia, sin considerar la inversión en obras públicas para favorecer el libre tránsito de ese país, que son financiadas con los impuestos pagados por todos los chilenos… Sí, así como lo lee, impuesto pagados por todos nosotros los chilenos.

Este cálculo debería hacerlo el Ministro de Relaciones Exteriores, con la colaboración de los Ministerios de Hacienda, Economía y Obras Públicas, para demostrar todo lo que Chile ha perdido desde 1904 a la fecha, por conceder libre tránsito a quienes no valorizan el esfuerzo chileno. No se puede concebir que las autoridades de los diferentes gobiernos no lo hayan hecho a la fecha, han pasado 109 años y nadie lo ha planteado, nadie ha hecho nada para poder difundir entre los chilenos para su conocimiento general, este Tratado que se debiera enseñar especialmente en los colegios y universidades para el conocimiento de nuestra juventud, quienes serán los que tendrán el deber de defender nuestros intereses en el día de mañana.

Además, se debe hacer presente que, de acuerdo a lo establecido desde tiempos remotos hasta el día de hoy, después de una guerra los vencidos DEBÍAN pagar compensaciones de guerra a los vencedores (por ejemplo, hoy, EE.UU. recibe compensaciones de guerra con el petróleo de Irak).

Por otra parte, Chile le exigió a Perú, como parte del pago de las compensaciones de guerra, la cesión de la provincia de Tarapacá una vez finalizada la Guerra del Pacifico. En este caso Bolivia debería haber pagado compensaciones de guerra a Chile con la cesión de su litoral, lo que Chile no cobró, liberando al gobierno boliviano de esta enorme deuda. Lamentablemente este beneficio no fue taxativamente incluido en el Tratado de 1904. (Los políticos siempre dando garantías de territorio, una vez más).

Inexplicablemente, Chile prefirió la compra del mal llamado “Litoral boliviano” y nuestro país debió asumir los costos y gastos de ese conflicto bélico, que correspondían a ese país. Este cálculo de las compensaciones de guerra que correspondían a Bolivia debería hacerlo

el gobierno chileno, para demostrar lo caro que nos costó recuperar nuestros antiguos territorios, que habría que agregarlo a los cargos directos indicados anteriormente.

Al revés, Chile debió pagar enormes suma de la época ascendentes, de acuerdo a lo establecido anteriormente en pagos directos, al menos de US$ 20.084.950, cantidad exorbitante para la época, para recuperar, mediante la compra, sus territorios despojados por una decisión autoritaria de Bolivia, a través del General Sucre, quién asignó por su cuenta a Bolivia por territorio chileno, un litoral que ese país no poseía. Tener presente que la delimitación entre el Virreinato del Perú y la Capitanía General de Chile era el Despoblado de Atacama, según límites establecidos por la Corona Española a sus colonias, y en ninguna parte figura con litoral el Alto Perú o actual Bolivia.

La idea de vender a Chile este territorio, se debe a los antecedentes que existían de que Rusia vendió Alaska a los Estados Unidos en 1867, en la suma de US $ 7.200.000, una extensión de 1.700.036 Km. cuadrados, que equivale a todo nuestro territorio nacional, incluido nuestro Territorio Antártico. Ello llevó a Bolivia a vender a los brasileños en 1903, después de su rendición en la guerra del Acre, un territorio de 190.000 Km. cuadrados en 2.500.000 libras esterlinas o su equivalente de US$ 12.150.000 de la época. Si los norteamericanos habían comprado el Km. cuadrado en US$ 4,24, este negocio para los bolivianos con los brasileños fue excelente, pues recibieron US$ 63,94 por Km. cuadrado, en moneda del mismo valor, ya que el cambio del dólar con la libra esterlina, moneda de referencia, se había mantenido desde mediados del siglo XIX.

Entonces para los bolivianos de la época, vender a Chile 66.170 Km., cuadrados y no los 120.000 Km. Cuadrados que reclaman los bolivianos (Ref. Chile y Bolivia. De Jaime Eyzaguirre, Santiago de Chile 1963, pagina45) en US$ 20.083.950 de pagos directos y otros intangibles y perpetuos, ya no era un excelente negocio, sino más bien un fantástico negocio, porque el Km. Cuadrado de desierto lo vendían en un mínimo de US$ 303,52, junto con los beneficio perennes e intangibles de libre tránsito, sin costo alguno. (Hay autores como Conrado Ríos Gallardo y Carlos Bustos que indican que el costo total de ese tratado para Chile fue de 7.000.000 de libras esterlinas, equivalente a US$ 34.020.000, porque algunos costos aumentaron durante las obras. Ello daría un valor total de US$ 514,13 por Km. Cuadrado de desierto).

De aquí se desprende que, Bolivia no cedió territorio como dicen sus autoridades, sino que lo vendió haciendo un fantástico negocio para la época, que permitió solucionar graves problemas de financiamiento de los gobiernos bolivianos de ese periodo. Por lo tanto, NO se puede inventar pretendidos derechos de una salida soberana al mar chileno.

¡¡ Quien vende un bien, pierde todo derecho sobre él !!… ¡¡ El que compra recibe el bien en el estado que se encuentra y el vendedor renuncia a sus derechos sobre el bien vendido!!… «Esto figura en todas las legislaciones del mundo.»

Todos los chilenos, de una manera u otra, estamos actualmente financiando y financiaremos por siempre, con el pago de nuestros impuestos, los costos del libre tránsito boliviano y las exenciones de gravámenes que los benefician. Así de simple.

¡¡ El reclamo boliviano, es simplemente una pretensión sin ninguna base !!…No hubo cesión de territorios, sino una venta. – Sí señores, tal como suena, ¡¡una legal venta de territorio!!

¡¡Los Chilenos no debemos aceptar ceder nuestro territorio a quienes No tienen derecho sobre él…!!

No me cabe la menor duda de que estos son temas por la gran mayoría de nosotros más o menos conocidos, más estimo que… por tratarse de materias que en los Colegios y Universidades se pasan muy superficialmente y en muchos de ellos ni siquiera lo mencionan.

Además y de seguro no se preguntan en la PSU, por lo tanto, nosotros tenemos el DEBER de enseñarla y repetirlas cuantas veces sea necesario a nuestros hijos, nietos, familiares y amistades con la misma fuerza e insistencia con que personeros bolivianos dan versiones antojadizas, y que nuestros medios de comunicaciones, escritas y televisivas, normalmente ignorantes en estos temas de significación nacional, o de poco interés en investigarlos, hacen de caja de resonancia muchas veces con más fuerzas que la respuesta de nuestras autoridades de turno, y lo que es peor aún, escuchamos frecuentemente a compatriotas que opinan estar de acuerdo con una salida soberana de Bolivia al Mar Chileno…¡¡ Por Favor!!…, de que chilenos estamos hablando. Téngase presente que hemos perdido territorios y vidas de compatriotas por defenderlo, para que autoridades políticas con una firma lo regalen.

Espero que estos escritos sean difundidos entre nuestros amigos, familiares y contactos de redes sociales, saquemos un buen provecho de estas herramientas que nos brinda la tecnología actual, para una mayor información de la ciudadanía que desgraciadamente desconoce cómo son los verdaderos hechos históricos y que, muchos de ellos se quedan con las tergiversaciones del Presidente boliviano Evo Morales y de nuestros parlamentarios y autoridades.- Estoy seguro que muchos de ellos aún desconoce este Tratado de 1904.

Nunca he escuchado que mencionen el tratado expuesto dentro del contexto que realmente fue:

¡¡UNA COMPRAVENTA DE TERRITORIOS…!!

Día de la Madre

Por Christian Slater Escanilla

Julia Ward, fue mujer, esposa y madre. Vivió su adultez durante la Guerra Civil Estadounidense. Conflicto bélico desarrollado entre 1861 y 1865 conocido también, como la Guerra de Secesión. Una tragedia para miles de mujeres que vieron morir a más de 620.000 soldados.

Pese a las restricciones de aquellos tiempos, en que las mujeres prácticamente no tenían derechos, Julia Ward, logró posicionarse como, escritora, poetisa y activista femenina. Escribió el Himno de la Batalla de la República. La canción patriótica más popular de los Estados Unidos. Más tarde, en 1870, se conocería su Proclama para el día de las madres. Una desgarradora arenga donde se puede apreciar el sufrimiento de las madres, en una época y en un mundo de aceptada discriminación de la mujer. Copio parte de un párrafo:

“…nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas. No se llevarán a nuestros hijos para que desprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia…”

El espíritu de Julia influyó en muchas mujeres de ese tiempo, especialmente en Ana Jarvis quien, a la muerte de su madre se esforzó por crear un día de celebración de las madres, lo que, en pocos años, se transformó en una tradición popular que -en 1914- estimuló al Presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson a proclamar la celebración del “Día de la Madre”, el segundo domingo de cada mes de mayo.

Esta fiesta popular también migró a Chile, siendo oficializada el 18 de octubre de 1976, por el Presidente de la República, Augusto Pinochet Ugarte quien, por decreto número 1.110, dispuso el Día Nacional de la Madre. Por favor, esto último no lo difundan. Podríamos terminar sin esta celebración.

 

Una medida incomprensible

Por Hernán Guiloff Izikson, Presidente Fundación Presidente Pinochet

En su edición del jueves último, «El Mercurio» dedicó media página para informar acerca de la intempestiva clausura de la muestra denominada «Hijos de la Libertad: 200 años de Independencia», que se expuso en el Museo Histórico Nacional, en cuyos paneles se presentaban imágenes de diversas personalidades chilenas, entre ellas, la del ex Presidente Augusto Pinochet.

A juicio de nuestra institución, la medida, que además incluyó la inmediata destitución del director de ese organismo estatal, la estimamos absolutamente equivocada, por cuanto la autoridad se hace eco de ciertas críticas que circularon en las redes sociales para poner término a un evento de carácter republicano.

Para nuestra entidad de recordación histórica-cultural, resulta incomprensible entender que existan grupos que pretendan ignorar lo que ocurrió en Chile entre 1973 y 1990, sobre todo en el marco de una exposición que se supone tenía el carácter de transversal. Podrá haber múltiples opiniones sobre el resultado de la gestión gubernamental de las FF.AA. y de Orden, pero la tolerancia y el respeto hacia quienes dirigieron el país en ese período debe prevalecer sobre cualquier circunstancia.

El verdadero trasfondo del debate en el incidente del MHN

Editorial diario El Mercurio de Santiago, sábado 12 de mayo de 2018

Fue desvinculado de su cargo el director del Museo Histórico Nacional (MHN), producto de que en la exposición «Hijos de la Libertad», organizada por ese Museo, figura en un panel una cita del general Pinochet. Junto a la fotografía de Pinochet había un texto que se refería a la «gesta del 11 de Septiembre» y a la «heroica lucha contra la dictadura marxista de los pueblos amantes de su libertad». Dichas expresiones no estaban entre comillas, dando la impresión de que se trataba de la opinión dla curatoría de la muestra y no de una frase de aquel.  El , dijo que lo que se buscaba era «conflictuar nuestra historia a partir del presente», «generar una discusión respecto de la libertad», «mostrar formas de entender la historia desde otras perspectivas» y que «se reflexione». Andrade había accedido al cargo por ADP durante el gobierno de Bachelet.

La actual ministra de Cultura justificó su desvinculación afirmando que «la libertad de expresión no puede estar sobre los derechos humanos». Por su parte, el diputado Miguel Crispi (RD), en carta a «El Mercurio», consideró que la cita incluida en la exposición implica reivindicar «al golpe de Estado como una gesta heroica». Por eso, él propone que se legisle para «prohibir el negacionismo y la reivindicación de crímenes cometidos por el Estado en dictadura». De esa manera, Crispi supedita, al igual que la ministra, la libertad de expresión a la indignación moral de quien se sienta ofendido por lo expresado por otra persona en uso de esa libertad.

Aquí se encuentra el corazón del debate. Se pretende cambiar el límite que define a las interacciones inaceptables entre seres humanos en el ámbito público de aquellas estimadas admisibles, desde la violencia física, universalmente condenada, a la incomodidad o indignación que eventualmente provoquen las palabras de un tercero. Es decir, las personas tendrían derecho a impedir que alguien se exprese si consideran que sus palabras resultan indignantes, definiendo, de paso, lo que es «políticamente correcto» y lo que no. Por ejemplo, en los campus norteamericanos las personas pueden sentirse «microagredidas» si alguien utiliza palabras que ellos no «aceptan» y exigen la existencia de «espacios seguros», libres de ellas. Definir un límite potencialmente arbitrario a la libertad de expresión por parte del receptor, siguiendo sus propios criterios para establecerlo, es adentrarse en un camino muy riesgoso que amenaza la necesaria discusión que fomenta el progreso de las comunidades. La mordaza social que surge de seguir un criterio como ese está generando un crucial debate. De su resultado depende la salud de las sociedades contemporáneas.

Por eso, en el incidente del MHN no es el juicio moral respecto de Pinochet lo que está en juego, sino algo mucho más profundo y valioso.

No al populismo

Por Sergio Urzúa Hernández

Buenos aires se respiran en Buenos Aires. Nada que ver con mi visita anterior. En aquella oportunidad (julio de 2015), le pregunté a un colega economista sobre sus perspectivas respecto del futuro del país. Su visión era sombría. «No tengo esperanza de que podamos terminar con el populismo», me decía. Y bastaba mirar los números para entender su desazón: si en 2008 el otrora país más rico de América Latina había alcanzado un ingreso per cápita de US$ 18.430 (PPP a dólares constantes), en 2014 la cifra era US$ 18.790. Seis años perdidos y el país aún porfiaba con equivocadas políticas económicas.

En esta última visita la sensación ambiente es distinta. Y no hablo del termómetro especializado, sino del de la calle. Basta subirse a un taxi para escuchar del conductor: «Es que la gente se aburrió del populismo, no daba para más», «ha sido difícil, pero se avanza». Argentina creció un 2,75% en el primer semestre de 2017 y se espera un crecimiento de 3,5% para 2018. Bien por los vecinos.


Al aterrizar en Santiago, el Uber es manejado por un venezolano. Tiene 27 años y lleva uno en el país. «No ha sido fácil el ajuste, pero Caracas era invivible». La evidencia lo avala: hoy su país tiene un nivel de ingreso per cápita inferior al que tenía en 1992. Más de dos décadas de despilfarro y nada hace presagiar un cambio. Casi al llegar al destino me cuenta que su novia llegó a Chile hace dos meses y que todavía no se acostumbra. «Ha vivido casi toda su vida en un país en donde lo normal es que exista con suerte una marca de jabón, de yogur, de queso, de leche, de detergente. Ir a los supermercados acá la estresa. No está educada para elegir entre tanta oferta. Está enferma. Sufre de populitosis», y suelta una carcajada. Sorprende la resiliencia del ser humano, ¿no?


Es difícil imaginar que los infortunios de Argentina y Venezuela se puedan dar en Chile. Pero no hay que distraerse. Es fácil confundirse y creer que un desastroso manejo económico define a un gobierno como populista. Ahí un grave error conceptual (lo comete, por ejemplo, Mario Vargas Llosa en la introducción de «El estallido del populismo»). La actual miseria venezolana es un resultado de la lacra, no su origen. ¿Qué es entonces el populismo? Jan-Werner Müller ofrece, creo, la mejor respuesta. Según el académico de Princeton, es la mezcla explosiva de dos ingredientes: un antipluralismo anclado en una lógica moral («solo nosotros gobernamos para la gente») y un desprecio total hacia las élites («el adversario son los últimos 30 años del modelo»).

Queda una semana para la elección presidencial y los discursos de varios candidatos calzan peligrosamente con la definición de Müller. Chile no ha pisado el palito que pisaron Argentina y Venezuela. Que la cosa siga igual. Por eso, no premie con su voto a candidatos populistas. Es el momento de vacunar a Chile contra la populitosis.

En Til Til lo mataron

por Iván Rojas Bravo

Cada comuna debería tener la obligación de hacerse cargo de su propia basura; y sus vecinos deberían pagar por ello (de hecho se hace, en parte). Una comuna de mayores recursos, una comuna ubicada en el centro de la ciudad o una comuna que simplemente no tiene espacio físico para un vertedero o los terrenos disponibles son muy caros (costo alternativo), debería pagar a una comuna más pobre o a una comuna con terrenos disponibles o con bajo costo alternativo, todos los costos que correspondan.

Es entendible la indignación de los tiltilanos por la reciente decisión del comité de ministros que acordó unánimemente dar luz verde al Centro Integral de Gestión de Residuos Industriales (Cigri) en su comuna. Al final del día nadie quiere que le metan basura en su patio trasero, menos si es ajena.
¿Se indigna usted cuando un perro deja un aromático recuerdo en su jardín?
Si bien se ha señalado, por parte del ministro de Medio Ambiente, que “este proyecto se hace cargo de sus impactos ambientales, los mide, los mitiga y los compensa”, la pregunta que surge es ¿por qué Til Til y no Las Condes, Paine, Colina o Lo Barnechea? ¿Por qué a Til Til lo cagaron?

Ninguna comuna desea tener un vertedero, sin embargo, genera basura. Lo “ideal” sería que el vertedero quedara fuera de su comuna, pero no tan lejos, dados los costos de recolección y transporte de la basura, por un lado, y el ahorro de los costos de tener un vertedero, por otro. La localización de un vertedero, entonces, supone una “negociación” entre los municipios, donde no está claro que todos tienen igualdad de poder.
Como una mesa de ese tipo daría pie a una discusión bizantina, se entiende, se supone o se espera que la decisión de la cantidad de vertederos y su localización la tome un organismo central, teniendo en cuenta a lo menos los siguientes tres puntos:
1. Cantidad generada de basura (¿1 kg al día per cápita?), tipo de basura y perspectivas de acuerdo al nivel de desarrollo del país, tecnologías de tratamiento de residuos y cambios de hábitos.
2. Costos de recolección, transporte y tratamiento de la basura.
3. Costos monetarios y no monetarios que produce un vertedero en la población.  

Cada comuna debería tener la obligación de hacerse cargo de su propia basura; y sus vecinos deberían pagar por ello (de echo se hace, en parte). Una comuna de mayores recursos, una comuna ubicada en el centro de la ciudad o una comuna que simplemente no tiene espacio físico para un vertedero o los terrenos disponibles son muy caros (costo alternativo), debería pagar a una comuna más pobre o a una comuna con terrenos disponibles o con bajo costo alternativo, todos los costos que correspondan.
Está claro que la basura es un mal, una externalidad negativa de las ciudades. Pero, teniendo en cuenta las premisas anteriores, por lo menos se garantiza que el manejo de este mal no sea tan discrecional. Se echa de menos una discusión en esta línea.

Somos los chivos expiatorios» «Solamente debimos cumplir órdenes superiores»

Extractado de ADN radio.cl, 23 Abril 2017

Uno de los internos de Punta Peuco, acusado de participar en la Caravana de la Muerte, el subteniente (r) Marcelo Marambio, acusó este domingo que es inocente de los hechos de le imputan y enfatizó que los responsables son las máximas autoridades de esa época.

Esto, porque al momento del Golpe Militar él llevaba sólo un año de servicio en el Ejército.

Mediante una carta dirigida a los cadetes de la promoción 1968-1972, el ex uniformado indicó que «somos los chivos expiatorios de un Gobierno Militar».

La misiva, que de forma exclusiva obtuvo ADN, se conoce a días que ingresen a Colina 1 cerca de 25 militares condenados por derechos humanos.

«A nosotros, los Subtenientes, se nos condena, por nuestra participación en la ejecución de actos, hechos y acciones, en que solamente, debimos cumplir órdenes superiores», dijo.

«Los verdaderos responsables, son conocidos por los Magistrados y Jueces que llevan las distintas causas y sin embargo, se sigue persiguiendo judicialmente, a los Subtenientes de la época», agregó.

Además, Marambio precisó que, a diferencia de lo que sucede con los altos mandos de la institución, ellos no cuentan con la defensa del Ejército de Chile.

«No pedimos clemencia, solo que se nos juzgue, acorde a nuestro verdadero grado de participación en los hechos y que la justicia, interprete en cada caso, la situación, el contexto y el ambiente del momento, en que se llevaron a cabo los acontecimientos», señaló.

«No somos y no nos sentimos delincuentes, repito, no lo somos y solo queremos ser juzgados con imparcialidad», añadió.

En esa misma línea, Marambio destacó que «soy una víctima más de lo acontecido, donde no tuve otra salida y alternativa, que cumplir una orden militar».

«Hoy se nos arrastra a tribunales, a quienes fuimos instrumentos de esos hechos, no a los verdaderos culpables, los que dieron las órdenes y  los antiguos magistrados de la época», puntualizó.

NOTA DE CHILE MERECE:

Marcelo Marambio es Coronel en Retiro del Ejército, en carta abierta a su promoción de egresados de la Escuela Militar el año 1972 y ha sido recientemente condenado con una pena aflictiva de 10 años, y un día, después de agotar todas las instancias judiciales.

En su carta recuerda que como Subtenientes, promediando los 20 años de edad, y recién cumpliendo un año de servicio, con su promoción «fuimos testigos y partícipes del Pronunciamiento Militar o Golpe Militar del 11 de Septiembre de 1973», y que «en esas circunstancias, estando encuadrados, bajo mandos de autoridades competentes, nombradas por Decretos Supremos y Resoluciones Institucionales, nos correspondió participar, bajo órdenes de nuestros superiores, en cumplimiento de deberes militares, en diferentes episodios, que hoy son investigados por el poder judicial en distintos tribunales, en diferentes causas y con diferentes caratulaciones.»

Más adelante agrega «muchos de nosotros, estamos siendo juzgados, por hechos acontecidos hace más de cuarenta y tres años, donde nuestra participación, en la mayoría de los casos, fue obedeciendo órdenes superiores, no pudiendo en estos casos desobedecerlas, debido al Estado de Excepción, que nos regía, en el momento de cumplir órdenes militares.»

A continuación Marambio manifiesta que «Nuestra baja graduación, en esos momentos, impedía por encuadramiento, que nosotros creáramos situaciones o actuáramos por nuestra cuenta, que fuéramos los que dispusiésemos, ordenáramos o resolviéramos, las acciones en la que, obedeciendo órdenes superiores, nos vimos involucrados.»

Agrega que es necesario «conocer, la jerarquía, la antigüedad, los grados y los encuadramientos del Ejército, para entender la posición que teníamos en ese entonces y por ende nuestro grado de responsabilidad y nuestras atribuciones, para resolver en cada una de las situaciones, que hoy son investigadas, juzgadas y sancionadas penalmente.»

Resalta en su carta que «No actuamos, en consecuencia, por mutuo proprio, lisa y llanamente, actuamos cumpliendo órdenes.»

Hoy, se nos quiere dar toda la responsabilidad de los hechos acontecidos, como si nosotros, los Subtenientes de esa época, hubiésemos tomado las decisiones y hubiésemos cometido los delitos de los que se nos acusa, por propia iniciativa.» y agrega se les juzga por hechos que «nosotros los Subtenientes de la época, no buscamos ni provocamos, nos hacen asumir las responsabilidades penales, que corresponden a las autoridades de la época»

Más adelante manifiesta que «Los verdaderos responsables, son conocidos por los Magistrados y Jueces que llevan las distintas causas y sin embargo, se sigue persiguiendo judicialmente, a los Subtenientes de la época.»

Se pregunta, «si nosotros no tenemos o no calzamos en los Derechos Humanos, si no son, para nosotros un derecho, debido a que también somos víctimas de los acontecimientos, en que nos tocó participar, somos actores cautivos por encuadramiento y por no tener posibilidades de desobediencia.»

«No pedimos clemencia, solo que se nos juzgue, acorde a nuestro verdadero grado de participación en los hechos y que la justicia, interprete en cada caso, la situación, el contexto y el ambiente del momento, en que se llevaron a cabo los acontecimientos.»

Marambio manifiesta en su carta que en el caso particular que le afecta, «en causa Caso Caravana Copiapó, donde mi superior directo, el Comandante de la Compañía, en que me encontraba encuadrado, reconoció en los careos, a los que fuimos sometidos, que quien suscribe le representó la orden impartida por él, referida al fusilamiento de 13 personas, que el la mantuvo, asumiendo la responsabilidad de ella y sus consecuencias.» ocurriendo los hechos  «en un lugar del  Desierto de Atacama, al sur de la ciudad de Copiapó, lugar, donde no existía ninguna otra autoridad o superior ante el cual recurrir, sólo el superior que dio la orden, lugar al que llegamos, sin saber la misión y orden que se nos impartió, debido a que cuando iniciamos el traslado de las 13 personas,» Y que el superior a cargo mantuvo lo ordenado, «pese a la representación de ella, que le hice junto al otro Subteniente involucrado, lo que fue refrendado en los careos a que fuimos sometidos.» y que pese a invocar lo establecido el Código de Justicia Militar referido a observar a un superior la inconveniencia de dicha orden, dicho superior «la mantuvo y se hizo responsable de ella y sus consecuencias.», cosa que también dispone el mencionado Código respecto al cumplimiento de la Orden si el Superior insiste en su cumplimiento..

Protesta Marambio que hoy se le condena, «pese a haber  cumplido, con las leyes vigentes que regían en el momento de lo acontecido, que he debido soportar, durante todos estos, mas de cuarenta y tres años, lo que significa en lo espiritual y psicológico, la participación en un hecho de esta naturaleza,».

Agrega posteriormente que «Sin tener intención, de molestar u ofender a ninguna autoridad, cargo o investidura, es un deber manifestar que hoy, al parecer, en la actual judicatura, el castigo a las llamadas violaciones a los derechos humanos, se ha transformado de justicia a venganza, de noble imperativo ético a aprovechamiento político, hoy se nos arrastra a tribunales, a quienes fuimos instrumentos de esos hechos, no a los verdaderos culpables, los que dieron las órdenes y  los antiguos magistrados de la época,  que fueron cómplices por omisión,  pero se nos castiga a nosotros, que actuamos obligados, como Subalternos encuadrados, por la regla de la obediencia debida, que es una norma fundamental de todos los ejércitos del mundo y que estaba vigente en esos años. (1973).»

Posteriormente indica «cumplí con mi deber, las leyes vigentes y seguí todos los pasos, para evitar el mal que se causó, que lamentablemente no sirvieron, debido a que pese a lo anterior, se mantuvo la orden, después de mi representación al superior que me la impartió, debido a que esta orden, provenía de los mas altos escalones y autoridades a cargo del país.

Lo anterior, se comprueba y así esta en el expediente de la causa, ya que esta misión la dio el Oficial Delegado del Comandante en Jefe del Ejército y Presidente de la Honorable Junta de Gobierno, que estaba a cargo del país.».

Agrega en su extensa carta que «Se suma a lo anterior, que jamás, repito jamás, me ha interrogado un Juez o Magistrado,», aun cuando su causa fue vista por tres Ministros en Visita y que el primer juez que vio su causa Juan Guzmán después de revisar la declaración de «el Oficial, Comandante de mi Compañía, que dio la orden de fusilamiento, reconoció que le representé la orden y que el la mantuvo, haciéndose responsable de sus consecuencias y reconociendo, que nos manifestó que había que cumplirla, por que la dispuso el Delegado del Comandante en Jefe del Ejército, el General Arellano.», manifestó por intermedio de actuario «que no nos iba a procesar, debido a que no éramos responsable de lo acontecido. Este Ministro no nos procesó.»

No obstante lo anterior, los sucesivos Ministros en Visita que llevaron la causa cambiaron su situación, sometiendolo a proceso y condenándolo finalmente.

Para ella, la vida es bella

Columna de Joe Black

De la misma creadora de «Universidad gratis para todos», ahora presentamos su nuevo éxito… «Trabajemos menos, ¡por el mismo sueldo!».

La propuesta es simple. En vez de trabajar 45 horas semanales, la idea es trabajar 40 horas semanales. La iniciativa es tan buena, que significa un aumento automático de sueldo para todos los trabajadores, porque la «hora hombre» (¿hay que decir «hora mujer» también?) pasará a ser más cara.

¿Quién podría negarse? (Salvo todos aquellos que contratan mano de obra, a los que les significará un aumento de costos del 10%; pero a la misma creadora de «Universidad gratis para todos» eso la tiene sin cuidado).

Es que así de buena es la filosofía de vida que nos ofrece Camila. Una vida sin problemas, sin necesidades, una existencia ideal para vivir; lo mejor.

En su vida soñada no hay urgencias, nadie tiene que gastar en nada, no hay jefes, los niños no tienen que hacer tareas en la casa, las deudas prescriben en 24 horas, cualquiera puede interrumpir un embarazo por cualquier motivo, no es necesario levantarse temprano, nadie tiene ideas de derecha, no hay curas, los empresarios pagan por todos nuestros gastos y, por lo tanto, los ricos han sido erradicados o extintos. Obviamente, no hay religiones, ni fábricas. El Estado lo domina todo, y si bien él planifica nuestras vidas, al menos tenemos que hacer muy poco y no estamos obligados a pagar por nada. Un mullido ocio infinito y gratuito domina la existencia. Las siestas son largas y lagrimeadas.

Es una vida bella. Como ella.

El único detalle aguafiestas es que esa vida no existe. Esto es igual que la película «La vida es bella». Todo lo que el protagonista contaba y prometía era falso; una simulación.

Aquí es lo mismo.

No nos lancemos arena a los ojos. Nada es gratis en la vida, y sin trabajo no hay progreso. El resto es falso, una simulación. Ya lo dijo el filósofo Beto Cuevas: «Sin dolor no te haces feliz».

¿Por qué, entonces, proponer algo que tanto ella como nosotros sabemos que es irreal? Puede ser ingenuidad. O confusión. O astucia. O frescura. No me atrevo a especular sobre eso.

Lo que sí tengo claro es que la polémica que ella creó con su proyecto «Trabajemos menos, ¡por el mismo sueldo!», y que una cuarentena de diputados estuvo dispuesta a respaldar -por si se les pegaba el Espíritu Santo-, estará durante semanas en los medios de comunicación. Eso le permitirá a Camila ahorrar mucho dinero en su campaña a la reelección como diputada. Cada minuto de televisión y radio, cada centímetro en la prensa escrita, toda exposición en la web y las redes sociales valen plata. Más aún con un mensaje tan popular.

Es talentosa la diputada. Si el eslogan «Universidad gratis para todos» fue útil para conseguirse un buen cargo en el Poder Legislativo, el «Trabajemos menos, ¡por el mismo sueldo!» podría ser suficiente para no perder esa pega.

Es que para ella, la vida es bella.

 

Museos de las memorias

fernando-thauby-garcia

Por Fernando Thauby García, Analista Político

El financiamiento, por parte de los gobiernos, de actividades culturales que contribuyan a la formación de los ciudadanos se ha prestado para múltiples abusos. En los regímenes autocráticos los gobiernos asignan esos recursos a quienes apoyan o promueven la ideología o las políticas que sus autoridades señalan, así sucede en Cuba, Venezuela y en Corea del Norte cuyos gobiernos vulneran las conciencias de la población, convirtiendo al arte, la cultura y la educación en vehículos de propaganda. En las sociedades democráticas esos recursos suelen asignarse mediante comisiones independiente que garanticen que la política y la cultura se mantengan separadas entre si.

El ejemplo más notable fue la BBC en Gran Bretaña de la pos guerra, cuyo gobierno controlaba la distribución general de recursos pero transfería a la BBC la potestad sobre las decisiones y operaciones diarias. Este modelo tuvo muy buena recepción y sirvió de facilitador cultural durante muchos años y otros países optaron por crear organismos parecidos.

En Chile, este modelo fue admirado e intentado aplicar, a comienzos de los años 90, mediante un modelo de asignación de recursos públicos a través de concursos a cargo de jurados independientes, que fue prontamente desvirtuado y luego abandonado hasta politizarse completamente.

chile-el-museo-de-la-memoria-y-los-derechos-humanos

En Chile, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos fue construido durante los años 2008 y 2009 e inaugurado el 11 de enero de 2010, en el gobierno de Bachelet.

El 27 de febrero de 2012, en el gobierno de Sebastián Piñera, se firmó un acuerdo entre la  Dirección de Bibliotecas, Archivos, Museos (Dibam) para operativizar la ley de presupuesto Nº 20.557 de 2012 propuesta por el gobierno, transfiriendo $1.448.390.000 a la organización privada “Fundación Museo de la Memoria y los Derechos Humanos”, sin concurso alguno, es decir por una decisión de la mayoría política existente en el Congreso en esa fecha y cuya misión quedó establecida como “dar a conocer las violaciones masivas y sistemáticas a los derechos humanos ocurridas entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990, es decir, durante la dictadura del general Pinochet”.

museo-de-la-memoria-y-lbachelet

El Museo de la Memoria costó $12.040.000.000 y requiere algo mas de $1.500.000.000 anuales para cubrir sus gastos operacionales.

Podemos ver que la toma de distancia política entre el Estado y la asignación de fondos a organizaciones culturales quedó eliminada por la dictación de una ley que permitió asignar directamente recursos públicos a una fundación privada elegida arbitrariamente.

La entonces directora de Dibam, Magdalena Krebs ingresada a esa organización en 1983, se opuso a esta asociación tanto porque el nuevo proyecto favorecía a esa empresa privada en forma muy desproporcionada respecto a otros museos y bibliotecas nacionales como por el evidente sesgo ideológico del mismo. directora-de-dibam-magdalena-krebsEsta actitud poco colaborativa posteriormente le costó el fin de su carrera en el Dibam por una campaña en su contra en las redes sociales y la acción de la Comisión de la Cultura y las Artes de la Democracia Cristiana.

En Junio de 2012 en una Carta a El Mercurio la Sra. Krebs manifestó que “Sería valioso que sus visitantes comprendiesen, por ejemplo, que entre muchos de los factores que contribuyeron a la destrucción de la democracia, tuvo un rol significativo la violencia imperante. A la luz de la contingencia que vivimos hoy, sería una gran contribución que el museo explicara los hechos anteriores al golpe, pues pondría una nota de atención sobre los límites, la necesidad de cuidar las formas y los procedimientos democráticos”, agregando: “En ese sentido, la opción que tomó el museo en cuestión, de circunscribir su misión sólo a las violaciones a los DD.HH., sin proporcionar al visitante los antecedentes que las generaron, limita su función pedagógica. La no existencia de consensos sobre la historia no exime al museo de su responsabilidad de ofrecer una visión amplia.”

Descalificándola los promotores de la visión acotada del Museo de la Memoria alegaron que “podríamos contextualizar también las purgas de Stalin, el Holocausto judío en la Alemania Nazi o las matanzas de Ruanda”. hanna-arendt-en-su-obra-la-banalidad-del-malA este respecto me parece que tanto en el estudio de la historia como en el derecho, el contexto da el marco imprescindible para comprender y valorar las acciones de los protagonistas, lo que en este caso en particular, se eliminó por completo. Respecto al Holocausto, es precisamente lo que hizo Hanna Arendt en su obra “La banalidad del mal”.

No sorprende que este tema genere un debate relativo a discrepancias políticas ni tampoco que existan personas que crean (o les convenga creer) que las violaciones a los derechos humanos no podrían ser “contextualizables” en muchos sentidos. En este ámbito, en Chile, en que la ideología, las pasiones y las conveniencias chocan tan frontalmente, no se ve viable un terreno común en el cual situar un debate conducente, sin embargo, esto no excluye otro tipo de cuestionamiento: el financiamiento público como validación para la existencia de un único Museo de la Memoria que ademas, al incorporar el logo de Dibam induce a creer que representa la opinión del gobierno de turno.

bachellet-y-holande

Lo que existe y se elude enfrentar es la crítica a los mecanismos de financiamiento: ¿por qué subsidiar un único museo sobre un tema respecto al cual no se ha llegado a un consenso país y, por lo mismo, entregar recursos que llegan hasta los 1.400 millones de pesos anuales para una corporación cultural privada como ésta?. En diferentes países del mundo, existen museos dedicados a la memoria y los derechos humanos, o al mismo Holocausto, que cuentan básicamente con financiamiento privado o colaboraciones de individuos, lo que legítimamente les permite elegir y difundir su interpretación de la historia.

incendio-araucania

En subsidio de lo anterior, parece evidente que una forma de neutralizar este déficit de ecuanimidad de los gobiernos pasa por la promoción y el apoyo a la diversidad de expresiones y a la mantención de archivos de carácter histórico con diferentes interpretaciones de una realidad que de por si es opinable y respecto de las cuales la opinión pública chilena se encuentra profundamente
dividida. En este orden de cosas, la realidad cotidiana en la Araucanía, en el Sename y recientemente en el ataque terrorista a un ejecutivo de Codelco en Santiago, confirman que contextos que llevan o promueven la violencia facilita la violación de los derechos humanos y cuya contención oportuna facilitaría la protección de estos últimos.

museo-de-la-memoria-en-concepcion

El proceso de creación de un nuevo Museo de la Memoria en la ciudad de Concepción (Museo del Bio Bio) se encuentra avanzado y en proceso para iniciar su construcción el año 2018. El proyecto ganador ya fue seleccionado de entre 30 propuestas. Es interesante notar que el proyecto habla de dejar testimonio de “la represión política”, mezclando “causas con efectos”, creando de hecho “un contexto” que oficialmente es rechazado.

Dado que los estatutos de la Fundación para la Memoria y los Derechos Humanos incluyen a todo el país como su área de operaciones, no queda claro si el Museo de Concepción es una ampliación del Museo de Santiago o es una “franquicia” del Museo de la actual Corporación operada en el Bio Bio por otro grupo, pero lo que si queda claro de la información disponible es que su costo de construcción y operación será igual al actualmente existente: $12.000.000.000 y $1.500.000.000 anuales respectivamente y todo con cargo al Estado.

museo-en-puerto-montt

También está en proceso otro Museo en Puerto Montt, en efecto, la prensa local informa que: “El Consejo Regional de Los Lagos, aprobó el presupuesto Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) 2017, en donde están consideradas la licitación y comienzo de ejecución de las obras del Museo de la Memoria en Puerto Montt para el próximo año (2018). El estudio de Pre Factibilidad contratado por la Dirección de Arquitectura, con fondos FNDR, se ha implementado durante 2016 cumpliendo todas las etapas comprendidas y comprometidas en él”.

El financiamiento será igual a los museos de Santiago y al de Concepción: “para este proyecto, la dirección regional de arquitectura del MOP ha gestionado con Dibam (Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos) el financiamiento para instalar el inmueble, una vez que los trabajos estén terminados”, considerando costo similares, $12.000.0000.000 para el edificio y $1.500.000.000 anuales para el gasto de operación.

Estos tres Museos implican un gasto operacional de $4.500.000.000 anuales para sus gastos de operación, algo desproporcionado respecto a otros gastos, por ejemplo, respecto al Sename o el Museo Histórico Nacional.

Sin exagerar es posible la repetición, a futuro, de estos Museos en Antofagasta e Iquique y tal vez en Arica y Punta Arenas.

Estas realidades y estos proyectos muestran la disposición del actual gobierno para invertir en apoyo a la cultura y la existencia de ingentes recursos para ello, lo que aun no se nota es la disposición a financiar de la misma manera a quienes tienen otras ideas respecto a la forma de evitar la violencia política y sus trágicas consecuencia como es la violación de los derechos humanos.

De la misma manera se aprecia un esfuerzo por crear una cadena de Museos que, además de difundir una visión sesgada, percibida como hostil y violenta hacia muchos chilenos, crea una red de sustento y refugio para centenares de funcionarios políticos cesantes y ayuda a establecer una base para la supervivencia de un tipo de políticas fracasadas en toda  la región y en Chile.

violencia-en-chile

subversion

En Chile hay diferentes Memorias respecto a la época de la violencia política, la destrucción de la democracia, la reconstrucción de la misma y de la lucha contra quisieron impedirlo, todos tienen el mismo derecho a recibir el apoyo del estado de Chile para exponer sus puntos de vista, otra cosa sería volver a un pasado que por opuestas razones, todos rechazamos. Este conflicto no de diluirá por olvido y acostumbramiento, sino que continuará acrecentando un tumor infeccioso que con seguridad explotará.

Hay dos tipos de memorias, debe haber dos tipos de museos.

Comunismo una religión política sin Dios

roberto-hernandez-1

Por Roberto Hernández Maturana
En general se piensa que el comunismo se opone a las religiones, promoviendo estado ateo. Karl Marx veía a la religión como una herramienta utilizada por las clases gobernantes para adormecer a las masas trabajadoras, utilizando a la religión como recurso para aliviar su sufrimiento y entregarle conformismo en espera de una próxima vida mejor, instalando así la idea de que el sufrimiento presente conducirá a la felicidad futura, en la otra vida. De esta forma, la fe religiosa evitará cualquier intento serio para entender y superar la verdadera razón de sus sufrimientos, que según Marx provenía del capitalismo. En ese sentido, Marx consideraba que la religión podía ser definida como el «opio del pueblo».
Sin embargo, resulta interesante leer la entrevista que diera el filósofo ruso afincado en Berlín Michail Ryklin al periodista Caspar Melville de The New Humanist (https://newhumanist.org.uk/). Ryklin, autor de “El comunismo como religión: Los intelectuales y la Revolución de Octubre”, libro que se centra en el período 1917-1939, publicado el año 2009, sostiene que si queremos entender el comunismo es mejor verlo como una forma de religión que como un sistema político ateo.

michail-ryklinAfirma Ryklin que “El comunismo, ha sido considerado por pensadores como Raymond Aron y algunos autores alemanes como una especie de sustituto de la religión, o una pseudo-religión, tal vez una parodia. Reconocen que tiene un parecido a una religión, pero nada más. Ryklin, por otro lado, dice que para él, el comunismo era en realidad una auténtica religión, quizás la más importante del siglo XX”.
Agrega que tras la Revolución Soviética de Octubre muchos intelectuales europeos de izquierda estaban fascinados por la idea de un país que carecía de eso que llamamos Dios, pero en el corazón del comunismo hay una paradoja dice, y es que la renuncia a Dios es su artículo de fe fundacional. En el celo que ponen en la creencia de haberse trasladado más allá del reino de Dios y de la fe, al ámbito de las leyes científicas de la historia, los revolucionarios y sus simpatizantes se revelan precisamente como los verdaderos creyentes.

marx-weber-durkheimAunque ninguna de las religiones monoteístas aceptaría la definición del comunismo como religión, porque para ellos la presencia de Dios se encuentra en la raíz de su definición, padres de la Sociología moderna como Emile Durkheim y Max Weber, definen la religión como una especie de experiencia totalizante, algo por lo que la gente está dispuesta a sacrificarlo todo y que da sentido a sus vidas. Desde esta perspectiva, afirma Michail Ryklin, el comunismo es una religión afirmando que “Para millones de personas, el sentido de su vida fue definido por el comunismo como un conjunto de creencias. El comunismo era la verdadera religión “.
Autores como Bertrand Russell que compartían el desencanto general con el capitalismo, extendido tras la Primera Guerra Mundial. Admiraron realmente el giro radical que ofrecía la revolución bolchevique. Sin embargo Russell no creía que la justicia se pudiera conseguir a través de la violencia, lo cual fue su principal argumento contra el bolchevismo. Russell gran crítico de la religión militarizada comparó el bolchevismo con el Islam.

revolucion-bolcheviqueRussell, dice Ryklin, no vio en el marxismo ningún signo de ciencia. Los comunistas eran, a su juicio, creyentes, fundamentalistas, fanáticos. Afirmaba que “hay algo interesante en su fanatismo, pero no tiene nada que ver con las leyes de la historia, que de todos modos considera subordinada a la ciencia como método de análisis. Desde el principio, entiende que es un problema de fe y no de ciencia”.
Por otra parte nos dice Ryklin, el autor húngaro Arthur Koestler fervoroso comunista, desilusionado posteriormente, en su novela “Oscuridad al mediodía”, manifiesta que la condición previa para ser un creyente comunista es verse a sí mismo como no-religioso. Uno entiende el carácter religioso de sus creencias cuando ya no es un creyente. Durante el acto de fe, sin embargo, uno sólo se entiende ayudando a poner en juego la lógica inevitable de la evolución de las leyes de la historia “.

En la entrevista a The Humanist nos dice el filósofo ruso que el famoso dramaturgo alemán Bertolt Brecht ferviente comunista, concluyó que aquél era lo suficientemente potente como para cegar a sus defensores ante las incoherencias y las atrocidades del estalinismo.

fusilamientos-en-union-sovieticaBrecht creía que cualquier sistema que hubiera sido capaz de acabar con el concepto de propiedad privada era superior, por definición, a las democracias burguesas que permitían e incluso alentaban la desigualdad económica. Brecht se aferró ciegamente a esta fe frente a los excesos del régimen soviético, incluso siendo testigo de la muerte por parte del régimen de varios de sus cercanos y amigos
Ryklin afirma que hacia 1939, en la ex Unión Soviética la fase de comunismo religioso se había agotado, sustituyendo la fe por el terror. Mientras el estalinismo prosperaba en pompa religiosa la verdadera devoción del pueblo (el culto de la imagen, la adoración oficial de santuarios como la tumba de Lenin o el desfile del Día de la Revolución son posteriores a la era religiosa) se convirtió en algo cada vez menos importante. Una de las razones fue que Stalin había sacrificado a los apóstoles originales de la revolución; otra fue la nueva organización de la sociedad soviética.

soldado-muro-de-berlinRyklin, concluye finalmente que “El estalinismo no se basa en la fe, sino en el control. La igualdad de la primera fase se ha sustituido por una estricta jerarquía de comités, policía secreta, espías. Todo ello diseñado para controlar la sociedad. Stalin tenía una frase para todo eso: vigilancia revolucionaria. Eso significa la condición de la denuncia universal – la gente perdió la fe en la revolución, en sus vecinos y en ellos mismos”.
Podemos ver que esta afirmación se ha hecho palmaria con la reciente muerte de Fidel castro en Cuba.
De esta forma surgió en la URSS una nueva forma de creencia que fusionó el cristianismo ortodoxo con el nacionalismo ruso y el culto a la personalidad de Stalin.
En lugar de una creencia en la superioridad del socialismo, marx-cristoMichail Ryklin afirma que hasta hoy en Rusia hay un sentimiento de excepcionalidad, una paranoia, un vestigio del estalinismo y su “denuncia universal”, según la cual se considera a los demás países como una amenaza. “Son mitos que muchos millones de rusos creen hoy”, dice Ryklin. “Creen que el resto del mundo odia a Rusia, porque Rusia es buena y el resto del mundo es malo”.
Finalmente parece oportuno citar al autor mexicano Jesús Félix-Díaz Manríquez que en su libro “Mentiras contra mentiras”, concluye que “así como para los comunistas recalcitrantes, la religión es el opio de los pueblos, en justo rebote el comunismo sería el opio de los idealistas, o por lo menos de algunos soñadores.”

Percepción del perdón

encuesta-bicentenario

Editorial diario El Mercurio de Santiago, 23 de noviembre de 2016

La Encuesta Bicentenario, que desde el año 2006 viene realizando la Universidad Católica con GfK Adimark, ha indagado en esta oportunidad por la percepción del perdón en la sociedad chilena. El llamado papal a celebrar mediante un año santo de la misericordia el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II actuó como una motivación para introducir este capítulo especial en la investigación sobre nuestra sociedad. La primera conclusión que puede obtenerse del estudio es que la inmensa mayoría de los chilenos tiene una visión positiva del hecho de perdonar y creen haber perdonado a las personas que les han hecho daño. Es también mayoritaria la opinión de que tratándose de familiares o amigos, cualquier cosa que haya pasado debe ser perdonada, incluso si la persona que ha hecho el daño no se ha arrepentido. Muy pocos chilenos consideran que perdonar es un signo de debilidad y tres de cada cuatro se manifiestan absolutamente contrarios a esa idea.

No obstante, pese a las opiniones positivas sobre el perdón, las expresiones cambian cuando se refieren a la esfera pública o a personas lejanas a los encuestados. Así, está expandida la opinión de que no deben ser perdonados ni los homicidas ni los políticos corruptos, ni tampoco los empresarios que se coluden para ajustar los precios. Es abrumadora la mayoría que no está dispuesta a que se perdone a los terroristas o a las personas que han abusado sexualmente de menores. Las opiniones resultan más divididas cuando se pregunta por el autoperdón. Resultan casi equivalentes quienes creen haber cometido faltas que no se han perdonado a sí mismos y los que dicen que sí se las han disculpado. Al respecto, es interesante comprobar que tanto los católicos como los evangélicos muestran pequeñas diferencias del promedio general, siendo un poco menos indulgentes consigo mismos los evangélicos.

justicia-balanza-y-libros-shutterstock_1360528

Luego de pronunciarse sobre el perdón dentro y fuera de la familia, el 52 por ciento de los encuestados opinó que en sus familias se necesita más perdón, pero pese a la actitud más estricta con quienes les son lejanos, el 80 por ciento opinó que en el país es necesario que exista más perdón. Esta creencia se mantiene prácticamente inalterada en todas las categorías sociodemográficas. No es fácil interpretar esta disposición de los chilenos, pero podría pensarse que pese a los clamores contra la delincuencia y la inflexibilidad en aplicarles a los militares el rigor del antiguo sistema procesal penal, existe un ánimo más clemente en la población en general.

Con todo, pese a lo dicho, una mayoría de 58 por ciento insiste en que es necesario reponer la pena de muerte para los crímenes graves. Al parecer, los chilenos piensan que toda falta menor merece ser perdonada y que se necesita aún perdonar más en el país, pero no están dispuestos a ser compasivos con las faltas graves, para las que exigen castigos severos, incluyendo la pena de muerte. No hay en la encuesta preguntas que permitan distinguir si el tiempo influye en el perdón, pues no es lo mismo perdonar una falta reciente que otra cometida hace muchos años. Pero es una mayoría de 80 por ciento la que cree que Dios puede perdonar todos los pecados, incluso los más graves y terribles.

Como es la primera vez que se realiza una encuesta de esta magnitud que pregunte por el perdón, no es posible determinar si se trata de creencias largamente arraigadas o son tendencias actuales que podrán variar con el paso del tiempo. Una de las cualidades de la Encuesta Bicentenario es que procura obtener información sostenida en el tiempo acerca del estado de la sociedad en materias relevantes y cabe esperar que esta importante temática retorne en los futuros estudios, pues revela una característica fundamental de nuestro país, de enorme trascendencia para la reconciliación de los distintos grupos nacionales.

NOTA DE CHILE MERECE

El Poder Judicial en sus sentencias ha establecido que los supuestos delitos contra los derechos humanos cometidos entre el 11 de septiembre de 1973 y la entrega del Gobierno Militar son delitos de LESA HUMANIDAD… imprescriptibles e inanmistiables.

Del mismo modo se ha recurrido a «ficciones jurídicas», como sucede con la tesis del secuestro permanente, aumentando así el número de condenas.

PUNTA PEUCO

 

Hoy el promedio de edad de los presos en Punta de Peuco alcanza la edad de 76 años. Cabe hacer presente que el promedio de edad en los otros centros penitenciarios chilenos es de 25 años.

Día a Día se abren nuevos procesos por las más variadas denuncias, lo que hace previsible que nuevos viejos militares sean procesados y / o encarcelados.

El trato actual hacia los uniformados en retiro constituye un hecho para ellos profundamente frustrante y doloroso.  Esto se aprecia con suma claridad cuando les llaman “asesinos,” cuando no se aplica la misma justicia que se da a todos los chilenos, donde son considerados culpables antes de haber iniciado el juicio, cuando la mayoría del pueblo chileno desconoce y es indiferente a su suerte, después de 27 años escuchando una versión unilateral de la historia que una importante cantidad de compatriotas cree y asume como verdad y divulga sin conocimiento de causa,

Esta realidad conpresos-militaresvierte  a muchos de los viejos militares en retiro en presos políticos debido al interés de un sector del Estado de suturar rápidamente el pasado, con el argumento falaz de buscar justicia, lo que no ocurrió con aquellos acusados por delitos terrorista a quienes se les concedió amnistía, prescripción de la pena, debido proceso, etc,. no habiendo hoy ninguno cumpliendo condena en prisión. Este tipo de prácticas injustas sólo polariza a los chilenos y ayudan a construir la “verdad oficial” que dista mucho de lo que realmente ocurrió en Chile a comienzo de los setenta. Actualmente el gobierno de la UP es recordado como un régimen “soñador” que buscó hacer lo mejor para “el pueblo”, siendo que en realidad fue un régimen incompetente y caótico que trastornó a la sociedad de ese entonces y la arrastró a un estado de crisis permanente.

 

Informe del Foro Económico Mundial califica con nota 6,3 los servicios de Carabineros

Fuente emol, 20 de Marzo de 2015 por Juan Eduardo López

carabineros

El Reporte de  Competitividad Global 2014–2015, que publica el Foro Económico Mundial, calificó con una nota de 6,3 el desempeño de los servicios policiales de Carabineros.

El informe evalúa las condiciones en que las 144 principales economías del mundo ofrecen para el desarrollo y la inversión, basándose en parámetros como la confianza en los mercados, fortaleza de las instituciones y fiabilidad de los servicios policiales. Así, los servicios prestados por la policía uniformada recibieron la citada calificación –en una escala de 1 a 7- quedando en tercer lugar del citado ranking, junto con Qatar.

El mismo informe señala que los servicios de la institución, «están muy por sobre el promedio mundial, que es de un 4,2». La calificación de 6,3 sitúa a la policía chilena sólo por debajo de las de Finlandia, con un 6,7 y Nueva Zelandia que registró un 6,5.

Según la última encuesta realizada  por Centro de Estudios y Cohesión Social –COES- creado por distintas universidades nacionales para dar par un diagnóstico académico al descontento social  de los últimos años,   donde declara a Carabineros como la institución de mayor confianza del país.

El Sexo Anal y el Lucro

Hermógenes

Por  Hermógenes Pérez de Arce Ibieta

Cuando éste era un país decente, jamás me habría atrevido a poner en un artículo las palabras “sexo anal”. Pero ha dejado de serlo. Por voluntad mayoritaria, probablemente. Pues creo que perfectamente podría definirse como “país decente” uno en que esas palabras no puedan escribirse en un artículo. Ni menos recomendarse como norma de conducta de sus habitantes. Ni mucho menos de sus niños. Como ya no lo somos, sucede lo impensable: en un instructivo municipal ¡sobre educación! no sólo se escribe esas palabras sino que se recomienda cómo enseñar esa degeneración a niñitos y niñitas.  descarga-1¿Qué va a salir de ahí? Lo de Sodoma y Gomorra, supongo, diría cualquier lector de las Sagradas Escrituras.

Es que estamos viviendo el socialismo puro, el socialismo real. Pues esto del Chile actual es, cabalmente, socialismo. A raíz de eso, hace no mucho escribí una columna sobre la incompatibilidad de éste con la naturaleza humana. Es justamente la naturaleza humana la que nos indica que “sexo anal” es un oxímoron, es decir, algo que no puede ser: no puede haber sexo por una vía no destinada al efecto. Es “contra natura”. El propio cuerpo se lo está diciendo a todos desde el origen del hombre y la mujer.

images-2

Otra confirmación de esa incompatibilidad del socialismo con la naturaleza humana está en su repudio al lucro o ganancia, un concepto, este último, connatural a todo hombre y toda mujer. Pues cualquier acción que implique empleo de esfuerzo o recursos para conseguir algo, se supone que debe generar un resultado mayor que el costo incurrido. Si la gente empleara más recursos de los que obtiene, la Humanidad incurriría en pérdida y terminaría por perecer. Si empleara los mismos recursos que al final obtiene, permanecería estancada, no progresaría. Nunca habría progresado. Pero como está en su naturaleza obtener algo más, es decir, una ganancia, un lucro, la Humanidad progresa y vive cada vez mejor.

descarga-2

Sin embargo, como el socialismo es “contra natura”, repudia el lucro. Es decir, se opone al progreso humano. Cuando esa gran parte del mundo que vivía bajo el socialismo por la fuerza, al cesar ésta se dio cuenta de lo anterior, cayeron el Muro de Berlín, la Cortina de Hierro y los principales gobiernos socialistas.

Hayek ha llamado “fatal arrogancia” esta actitud de ellos de contradecir la lógica de la naturaleza humana. Escribió una obra de ese título que no es muy larga y que debería ser de lectura obligatoria en los colegios. Para quienes quisieran profundizar en el tema, podrían leer con detenimiento las más de mil páginas de “Acción Humana”, de Ludwig Von Mises. Dicen que en la derecha “nos hemos quedado sin ideas”. Pero eso sólo pueden decirlo tipos que no han leído casi nada. Incluso ellos, apelando al mero sentido común, deberían poder demostrar que el sexo anal y el rechazo al lucro, como en general el ideario y la praxis socialistas, son incompatibles con el recto entendimiento de la naturaleza humana.

Cuando una sociedad pierde el pudor, pierde también la decencia y simultáneamente se distancia del sentido común y de lo que la recta razón aconseja para una sana convivencia humana.

Primavera de los Patriotas, una primavera para Chile

descarga (7)Por Roberto Hernández Maturana

Se aproxima Septiembre, el mes de la patria…, una patria cansada y agotada de ver tantos conflictos internos, desprolijidad en el gobierno y en la oposición, divisiones y conflictos entre los chilenos, pérdida del sentido de la autoridad y respeto entre los conciudadanos, inseguridad, y hambre de fáciles conquistas sociales alimentadas por consignas políticas utópicas que hablan mucho del qué, pero imposibles de establecer en el cómo. Se nos vino el invierno, y las perspectivas no son buenas, aun cuando llega Septiembre es nuestro mes de la primavera.

primavera 2

En esta próxima Primavera de Chile, un grupo de civiles y militares en retiro, forzados por la cada vez más deficitaria situación del país en todo orden de cosas, y que nos sentimos parte de ese 80% que se siente desafectado de la política partidista,  pero que no hemos renunciado a entregar nuestro aporte a la gran causa nacional, nos hemos ido orientando al gran proyecto de formar una “red por Chile”, que represente una nueva primavera de los patriotas.

Nuestro objetivo es gravitar en las próximas elecciones e imponer nuestras condiciones a fin de poder asegurar que Chile sea un mejor país.

Nuestros principios están basados en la libertad, la democracia, la tolerancia, el rol subsidiario del Estado, donde podamos plantearnos en una sociedad libre e inclusiva, en donde todos podamos caber para construir un Chile mejor.

En ese sentido, hacemos un llamado, a fin  de tejer una red de contactos  personales y confiables (presencial y a través de las redes sociales) de  quienes pensamos parecido y que con total independencia partidaria, podamos generar una fuerza capaz de influir en la contingencia y hacer nuestro aporte al futuro.

redes sociales

Sabemos cómo somos los chilenos, socialmente (pisco sour en mano)  muy críticos, pero a la hora de comprometerse  nadie se implica. En simple nos enviamos información  y la viralizamos sin pedir registros, datos ni constituir complejas estructuras, pues las personas están reticentes a “matricularse” explícitamente.

Si en cada rincón del país se produjera una real sinergia y  pudiéramos compartir información en línea ya sea Twitter, Facebook, Instagram o lo que sea  “otro gallo nos cantaría” y nos generaría una gran motivación para alcanzar nuestros grandes objetivos más allá de las imposiciones de las minorías políticas que se disputan el gobierno entre la izquierda y la derecha, o entre la Nueva Mayoría y Chile Vamos, arrastrando de mayor o menor forma a otros movimientos que orbitan a su alrededor.

Fcp4wLoz

Por ello es que conscientes de la necesidad de una nueva primavera para Chile…, la primavera de los patriotas, Cristián Labbé Galilea ha sido invitado por diversos grupos de chilenos de las regiones  V, VI, VII y Región Metropolitana para que  próximamente  en este mes de Agosto, y posteriormente en otras regiones del país, dé a conocer los fundamentos de este movimiento que busca la instauración de un Chile mejor, teniendo el peso suficiente para ser tomados en cuenta, y lograr el compromiso político de quien esté dispuesto y dé reales  garantías  para el ejercicio de un gobierno probo, honesto, austero y que se preocupe de las necesidades de la gente, por sobre los intereses ideológicos o partidistas.

Cuando los sectores políticos que hoy se disputan nuestro querido Chile, perciban este “zumbido” se preocuparán y tratarán de conseguir nuestro apoyo, y ese momento será el momento de hacer valer  nuestra opinión y hacer realidad una nueva primavera para Chile…, la primavera de los patriotas.

Multigremial FACIR apoya declaraciones de General Director de Carabineros de Chile

La Multigremial de Militares en Retiro calificó como “un ejemplo” las declaraciones del general director de Carabineros, Bruno Villalobos, quien aseguró que defenderá las pensiones de su institución ante la revisión anunciada por la presidenta Michelle Bachelet.

images

El presidente de la entidad, Alejo Riquelme, sostuvo que “las críticas que han surgido a los dichos del general director por parte de algunos sectores políticos, provienen desde las instituciones que hoy precisamente están más desaprobadas”, destacando que Carabineros es una de las instituciones más prestigiosas y valoradas del país.

Finalmente, el dirigente insistió en que “para hablar de las pensiones de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad, se debe conocer y manejar el tema, porque hablar desde el desconocimiento induce a equívocos y a generar discusiones que se quedan en la forma y no en el fondo”.

descarga

El pasado miércoles, Carabineros subió un video a Youtube donde el general Villalobos anunció que defenderá el sistema previsional de la institución, luego de la cadena nacional de la presidenta Bachelet, donde anunció que revisará los sistemas previsionales anexos a las AFP para evitar que generen distorsiones.

Luego, la presidenta reconoció que la propuesta para modificar el sistema previsional surgió tras estallar los casos de pensiones abultadas en Gendarmería, que incluso superaban los $5 millones, lo que fue declarado ilegal por la Contraloría bajo la reciente dirección de Jorge Bermúdez.

El video de Carabineros, provocó que incluso el ministro del Interior, Mario Fernández, llamara al general Villalobos al día siguiente para pedirle explicar sus dichos. Luego, Carabineros publicó un comunicado donde aseguraban no pretender interferir en las políticas del Gobierno.

En su declaración, la Multigremial consigna que representa al personal en retiro de las Fuerzas Armadas, Carabineros, PDI y las montepiadas de Chile.

Falacia comparativa entre el gasto anual de las pensiones de las FF.AA., de Orden y Seguridad, contra el gasto del “Pilar Solidario”.

Por Luis Alberto Jara, Pdte ONG CREN

Falacia es el engaño o mentira bajo algo, en especial cuando se pone de manifiesto su falta de verdad. Es un argumento  que parece válido pero que no lo es. Es un razonamiento no válido o incorrecto pero con apariencia de razonamiento.

Se ha expuesto públicamente por distintos personeros del Gobierno, honorables senadores y diputados, periodistas, voceros del movimiento No Más AFP”, académicos y personas que tienen y crean opinión; que es “insólito que el pilar solidario tenga un presupuesto anual de US$ 900millones aproximadamente para solventar las pensiones solidarias de más o menos 1.300.000 beneficiarios; y el presupuesto para pagar las pensiones de las FF.AA., de Orden y Seguridad sea de US$ 1.200 millones para pagar pensiones de aproximadamente 170.000 pensionados y montepiados”

¿Por qué no se debe comparar ambas situaciones previsionales?

La respuesta clásica es que no son comparables las peras y las manzanas, aunque ambas sean frutas. Las razones que avalan esta afirmación son:

VARIABLES DE COMPARACIÓN PILAR SOLIDARIO FF.AA., DE ORDEN Y SEGURIDAD  
Pensión Regalo del Estado Benefactor Responsabilidad del Estado en su condición de empleador  
Relación contractual No existe para la gran mayoría Normado, regulado y controlado  
Jornada laboral No existe para la gran mayoría 24/7 los 365 días del año  
Requisito para pensionarse Edad A lo menos 20 años efectivos  
Afiliación previsional Poca o nula Aportes permanentes  
Nivel educacional Bajo o ninguno Medio y alto
Pago de impuesto a la renta No existe De acuerdo a nivel de renta
Contra prestación de servicio Poca o nula Dedicación exclusiva
Perfeccionamiento y capacitación Múltiples y variados

Mano de obra no especializada

Ad oc para el cumplimiento de las necesidades del servicio altamente especializada
Negociación colectiva Para algunos que trabajan No existe
Derecho a huelga Para algunos que trabajan No existe
Pago de horas extraordinaria Para algunos que trabajan No existe

Historia secreta de Chile, ¡pura invención!

 

descarga (2)Por Álvaro Góngora Escobedo

Libro que asegura que hay «cosas ocultas terribles» en el devenir patrio, cuyo autor dice develar. Por de pronto su idea de la historia es vulgar, de un relativismo extremo. La define líquida, moldeable, blanda.

La disciplina no es un cuento, tampoco simple narración o crónica. Es conocimiento del pasado humano, se podría decir hasta verdadero, pero al menos es válido, verosímil, en la medida que sea el resultado de un esfuerzo estricto y sistemático de investigación. No es conocimiento corriente, sino logrado en función de un método que permite aproximarse al pasado desde el presente, donde se encuentra el historiador. descarga (3)Sujeto con formación y experiencia en la especialidad para encontrar los antecedentes pertinentes al objeto de estudio. Culto, con apertura de mente y espíritu para captar, aceptar y comprender la realidad que ellos contienen. Más que establecer hechos, le importa entenderlos en el contexto donde se alojan, relacionarlos e interpretar el sentido que tienen en el proceso histórico del cual forman parte. Esta es la finalidad suprema del conocimiento histórico: explicar el devenir pretérito

El autor dice leer la realidad en forma de cuento o fábula, deteniéndose en hechos mínimos, descontextualizados, haciendo ficción a partir de ellos. Optó por la farándula del pasado, resaltando el morbo, lo escabroso, desprestigiando o banalizando la obra de nuestros héroes patrios, precisamente licuando la trayectoria de la nación y además con errores. Devela, según él, pecados o situaciones que ha ocultado la élite  images (2)dominante, a la cual juzga católica y conservadora, siguiendo la tendencia política de moda. Más errores. Desconoce que hace muchas décadas cientos de obras históricas han sido escritas por una gama ideológicamente amplia de historiadores y desconoce también los textos escolares que actualmente se utilizan y la bibliografía que recomiendan. Pero suelto de cuerpo afirma que la historia contada en los colegios en los últimos 30 años está plagada de tergiversaciones acomodaticias. Ignora que es una época fructífera en conocimiento histórico.

El libro no es historia ni es secreta. Todo lo que se lee está derramado en obras y artículos escritos por una diversidad de historiadores, disponibles en librerías, bibliotecas y en internet, que ciertamente consultó. Lo que figura no es nuevo, ni menos producto de su esfuerzo. Escritores ingleses son expertos en historia novelada, con un rigor y respeto por su pasado que están en los antípodas del caso.

images (3)¿Por qué escribir un libro así y con la palabra secreta en su título? Lo justifica de manera absurda, haciendo piruetas poco creíbles, para terminar señalando que han faltado mecanismos de divulgación exitosos orientados a la gente, irguiéndose como puente entre el lector y la historia del país, para dar a conocer acontecimientos supuestamente omitidos de manera intencional. Es más propio pensar que quiso despertar la curiosidad, recurriendo a una estrategia de marketing . Quería vender su libro, lucrar, pero a costa de otros y exponiendo datos históricos desarticulados sobre nuestra historia, sacrificándola, despreciándola. Con todo, vende muchos ejemplares porque se lee fácil, pero se leen cuentos, crónicas, nada importante, dañando de paso al lector sin sentido crítico con su distorsión del pasado.

¿Según estos antecedentes es lucro bien o mal habido?

Aparte, una breve reflexión que viene al caso. ¿Por qué la historia seria, de historiadores, es bastante menos leída? images (4)Quizás, porque la norma del texto académico, de tesis, o en formato de artículo para revista indexada es el que predomina, se ha impuesto. Se escribe, generalmente, en función de exigencias del tipo universitario un tanto rígidas: el «estándar», «ranking», etc. Pero hay un público que tiene interés por la historia y que le atrae el texto ameno, la buena prosa, un lenguaje amigable. Es como para pensarlo. Digo, para que la historia culta sea atractiva para más gente.

 

Identidad nacional amenazada

descargaPor Andrés Montero Jaramillo

El libro «veterano de tres guerras», tan brillantemente escrito por Guillermo Parvex y que ha liderado los rankings de ventas por muchas semanas, nos invita a reflexionar sobre la identidad de Chile y de sus habitantes. La vida y las experiencias del abogado y Oficial de Ejército José Miguel Varela, entre la segunda mitad del siglo XIX y los inicios del siglo XX, constituyen un maravilloso relato de hechos y peripecias que involucran conflictos  militares en el norte, colonización en la Araucanía, historias de la educación y de la convivencia ciudadana en esos tiempos.

descarga (1)

La importancia del caballo como medio de transporte y compañero del militar, la relevancia del transporte marítimo y ferroviario y el profundo amor a la patria son también abordados por la obra.

Chile hoy enfrenta amenazas crecientes de Bolivia. Se ha perdido el respeto por nuestros símbolos , los himnos históricos, la presencia de nuestra bandera, la importancia de la soberanía, el sentido de autoridad y el respeto a nuestros mayores. El campo chileno y sus tradiciones ya no ocupan mas que un par de menciones. La canción chilena es reemplazada por la canción de protesta. Los programas del Ministerio de Educación tergiversan la historia reciente.

La inmigración sin control atenta en contra de nuestra identidad. Es muy lamentable constatar que la mayoría de los jóvenes no están «ni ahí» con la patri, con la historia y con resguardar nuestras tradiciones.

images

El Estado tiene una obligación con todos los ciudadanos, de educar objetivamente acerca de la historia patria y de aquellos aspectos que inciden en la cautela de nuestra identidad, sin embargo, muy pocos recursos van encaminados a dar a conocer la historia que consolidó nuestra independencia y nuestro territorio. De la Antártida Chilena ya no se habla, Arica pierde importancia frente a Tacna, Isla de Pascua no tiene un puerto y La Araucanía está amenazada por una guerrilla impune. Por su parte, las ciudades y pueblos de Chile pierden edificios patrimoniales y nuestros bosques nativos son diezmados por taladores ilegales .

Chile requiere recuperara no solo su crecimiento económico y su respeto a la autoridad, sino también su identidad, su historia y el profundo amor a la patria de Varela relatado por Parvex. Todas las arremetidas ideológicas nos llevan a perder identidad , a transformarnos en un pueblo sin valores y sin una historia conocida por todos. images (1)Los caminos de la unión están en el recuerdo y en la honra a aquellos chilenos patriotas que dieron su vida por nuestra tierra, por sus hijos y por su futuro. No pidieron nada a cambio, pero es obligación de todos recordarlos con mayor respeto en aquellas fechas que honran gestas heroicas por todos compartidas y admiradas.

Nuestra bandera debe flamear en mas lugares con orgullo.

 

El otro Piñera

descarga (4)

Por Andrés Benítez, Ingeniero comercial

Es fácil pegarle a José Piñera. Es verdad que tiene un tono que no ayuda. Es un tipo inteligente y exigente. No busca agradar, ni encontrar amigos por todas partes. Por eso, puede ir a un programa de televisión y tirar el mantel. Decir cosas que nadie dice, como pedir respeto cuando se refieren a Pinochet.

O comparar al sistema de pensiones con un Mercedes Benz. O decir que el modelo neoliberal salvó a Chile, contra todo lo que se nos hace creer hoy.

images (4)

Sí, es fácil pegarle a José Piñera. Irrita a la izquierda, porque les desafía todas sus ideas, todo su discurso. Asusta a la derecha, porque dice las cosas como son, sin medias tintas, sin un sentido político, dirán algunos. En suma, aparece como el hombre incorrecto.

Pero, pese a todo lo que se diga, se trata de un tipo de personas necesarias para el debate. Decir que uno no está de acuerdo en todo lo que plantea, es una obviedad. No existe alguien que concite el consenso de todos. Decir que es un extremista ideológico, es otra obviedad. Todos saben que es un defensor acérrimo del modelo neoliberal. Él nunca lo ha escondido. Y no sólo cree en él, sino que con datos en manos demuestra los beneficios que ha traído para Chile. Por eso, si bien reconoce que todo es perfectible -otra obviedad-, no se compra la idea de que hay que partir de cero como se pretende ahora.

images (5)

Por eso, no estoy de acuerdo en que José Piñera le haga mal a la derecha, ni a las supuestas pretensiones de su hermano, Sebastián, de volver a La Moneda. El expresidente dijo que en muchas cosas él pensaba distinto. Pero eso no tiene nada de malo. La Nueva Mayoría está plagada de personas que piensan distinto. Es casi un zoológico de ideologías y lo más bien que se instalaron en el poder. La derecha tiene que tener en mente eso. Aquí no sólo se trata de coquetear con el centro, también hay que conquistar al núcleo más duro. Para eso, hay que aceptar una cierta diversidad.

Pero, sobre todo, José Piñera entra en un buen momento al debate. Fue este gobierno el que puso la ideología en el centro de su acción, demonizando todo lo que se había realizado en las últimas décadas. Bueno, si esa va ser la discusión, lo que menos se puede pedir es que la hagamos en serio. Con ideas de todos los lados. Si lo que se pretende es cambiar Chile, desde la Constitución para abajo, entonces lo sano es tener voces firmes de todos los sectores. Esa es la esencia de la democracia.

descarga (5)

La derecha ha sido muy pasiva en defender sus puntos en este tiempo. Como la gestión de este gobierno es muy mala, se ha concentrado nuevamente en aquello para ganar puntos. Quedarse ahí es un error. En parte, porque la gestión no es un patrimonio de la derecha. Varios gobiernos de la Concertación fueron muy buenos en aquello. El verdadero debate será ideológico. Eso es lo que está en juego hoy. Por eso, hay que entrar de lleno a él, porque las ideas de la derecha están desprestigiadas y hay argumentos sólidos para defenderlas. En suma, el desafío, el relato, es demostrar que el gran problema de Bachelet son sus ideas, su ideología, y que su mala gestión es sólo un resultado de aquello.

El caso Cheyre

labbc3a9-4Por Cristián Labbé Galilea

Resulta casi imposible asimilar todo lo que está ocurriendo en el país desd e hace algún tiempo. La mujer del Presidente de la Cámara de Diputados se asigna una desvergonzada pensión, la economía sigue cayendo, aumenta el desempleo, las reformas carecen de financiamiento y por lo tanto no avanzan, los brasileros desmienten a MEO y dicen que si le financiaron el avión, el Subsecretario de Gobierno es acusado de irregularidades…, la Presidenta Bachelet llega a los mayores límites de rechazo. Lo escandaloso y sorprendente es que todo esto y mucho más se produce mientras l a mayoría observa atónita, sin reacción, y las autoridades políticas… como si vieran llover.

Es en estas circunstancias que la comunidad es sorprendida con el “caso Cheyre”, traducido en el procesamiento y detención preventiva del ex Comandante en Jefe del Ejército.

Al revés de lo esperable ante un hecho de tamaña gravedad, las reacciones, aunque diversas, en general han sido todas endebles y desenfocadas. images (6)Algunos ingenuos creen que solo es una cortina de humo para distraer la opinión pública del grave momento que vive el gobierno. Ese análisis resulta simplista, pues no hay proporción entre querer levantar una típica cortina de humo y la detención de un ex Comandante en Jefe del Ejército. Otros no han pasado de analizar la figura del General Cheyre y “su nunca más…”

Lo que no se percibe por parte alguna es conciencia y coincidencia de que se está ante un caso que no afecta solo a una persona, por importante que sea, sino que toca la investidura del cargo de Comandante en Jefe del Ejército, máxima autoridad de una institución permanente de la república. Cómo omitir o minimizar el hecho de que esta aberración jurídico-política lesiona gravemente el prestigio y el honor de toda la institución Ejército de Chile, pasado, presente y futuro,  produciendo en sus integrantes un daño moral irreparable y una vulnerabilidad al rol histórico del Ejército en la marcha de la patria.

Esta agresión al Ejército en la persona de un ex Comandante en Jefe no solo lesiona el honor militar sino que es una acción con ribetes de carácter terrorista y de delito de lesa humanidad, al propiciar indirectamente la alteración de la jerarquía, el orden y la disciplina militar.  images (1)Al actuar sobre la máxima autoridad institucional se desestabiliza el funcionamiento de sus estructuras y se crea en sus integrantes, así como  en las otras ramas de las Fuerzas Armadas, un estado de confusión e inseguridad.

A quienes se han querido dar un irresponsable “festín” con el tema, hay que recomendarles que piensen las repercusiones que puede tener lo ocurrido con el ex Comandante en Jefe del Ejército, por lo que significa en el orden institucional y porque la opinión pública, en casos como este, reconoce la existencia de una vergonzosa asimetría jurídica: los militares son procesados y los terroristas dejados en libertad. Todo ello se acerca más a la venganza que al estado de derecho, ynadie puede asegurar que no altere la paz pública, la reconciliación y la unidad nacional.

En este caso, más allá de lo que cada uno piense del General Cheyre, es al Ejército de Chile, al histórico, al de siempre, al que se ha agraviado. Su reacción, por eso, ha sido considerada demasiado cuidadosa y con pocos visos de querer representar el dolor que lo afecta. No estaría de más que nuestras autoridades  recordaran el viejo refrán que dice… “cuando uno juega con fuego y estopa… de pronto viene el diablo y sopla”.

Carta a un Joven Piñerista:

descarga (7)

Por Roberto Hernández Maturana

Esta carta es verdadera, pero omitiré el nombre real del joven en cuestión, quien ante una afirmación en las redes sociales  de la señora de un militar en retiro, de que estos no votarían por Piñera en una eventual postulación suya a la presidencia en 2017, manifestó  entonces que la elegida seria Isabel Allende, continuando el desastroso gobierno de la “Nueva mayoría”, concluyendo que había que “ser mas patriotas”. Mi respuesta fue la siguiente:

Estimado Germán:

Para los militares en retiro, el no votar por Piñera es un tema de Principios.

Él, en su campaña presidencial tomó un compromiso, y lo manifestó con claridad a los militares en retiro en una reunión en el Estadio Español,  este era el de aplicar el debido proceso, y terminar con la persecución político – judicial que se vivía con los militares en retiro; te invito a ver el video  https://www.youtube.com/watch?v=PsbbrbdVx5I  .descarga (1)

Lejos de eso, durante su gobierno se triplicaron las causas existentes. De esta forma cientos de nuevos encauzamientos afectaron a militares en retiro, bastando el sólo testimonio de una persona para ser sometido a proceso, bajo un sistema judicial derogado en Chile hace ya más de 15 años, y que se aplica sólo a los militares en retiro, para no hacer mención además de que a estos se les aplica un tratado internacional firmado por Chile en 2009, (el  Estatuto de Roma, que ratificó la adhesión de Chile a la Corte Penal Internacional por crímenes de «lessa humanidad», aplicándolos desde entonces en nuestro país,  por hechos acaecidos hace más de 40 años, es decir con efecto retroactivo…,  una barbaridad jurídica). El gobierno de Piñera además cerró el penal Cordillera y endureció gravemente la situación de los militares presos,  la mayoría hoy en la tercera edad.descarga (2)

¿Sabes tú cuantos condenados de izquierda por delitos terroristas se encuentran hoy presos?…, ninguno…, todos fueron amnistiados.

Hoy 2 generaciones de militares, entonces en 1973, jóvenes en condición de subalternos, y otros en edad mediana, purgan en prisión o son procesados por cosas que se les ordenó y muchos otros por cosas que no hicieron, porque «tenían que saber», o porque estaban allí, (quienes entonces tenían el mando hoy están muertos).

descarga (3) descarga (4)Esas generaciones que debieron actuar para evitar una guerra civil, que debió vivir la subversión y el terrorismo,  hoy convenientemente olvidados tras casi 28 años de desinformación, de manipulación maniquea de las nuevas generaciones,  y de ser alimentadas por una versión unilateral de la historia,  que debió enfrentar 2 crisis con nuestros vecinos, desplegados meses en la frontera, evitando que Chile fuera sesgado siquiera un milímetro de su territorio, que se empleó en ayuda de sus conciudadanos, ante numerosas catástrofes Untitled-9ccomo lo fue entre otras el terremoto de 1985, fue condenada y ajusticiada, por la clase política y traicionada por la derecha y muy especialmente por Piñera, que además faltó gravemente a sus compromisos.

¡Por favor…, no nos digas que “tengamos más patriotismo”!

¿Cómo pides que le apoyemos nuevamente?

¿Porque te encierras entre la Nueva Mayoría y Chile Vamos?.2221891images

Si te suena utópico,  a ti que eres joven, te pido que sueñes, creas y luches por tus «utopías», para que estas se conviertan en realidades.

Si no somos capaces de construir nuevos proyectos, seguiremos condenados a vivir en un país con gobiernos ineficientes, en que se espere que el estado resuelva todo, o en un gobierno que privilegia el consumo y el capitalismo salvaje, sin regulaciones ni controles eficientes por el Estado en defensa de los ciudadanos.

Hay más alternativas.

images (1)

No nos pidas mas «patriotismo»,  nosotros que algo dimos por la Patria y que hoy ya viejos, vivimos junto a nuestras familias en la «incerteza jurídica», y en la pena de ver cómo nuestros camaradas se mueren en la cárcel, o no pueden acompañar a sus seres queridos cuando fallecen, o debamos conformarnos con aceptar penas judiciales alternativas, pese a la ausencia de pruebas efectivas, a veces solo el testimonio vago de una persona que cree haberte visto hace 40 años en un lugar.

Entonces no nos pidas que apoyemos a una persona que tomó un compromiso y que faltara a este posteriormente y que por lo demás, es más de lo mismo.

Hay más opciones…, debemos luchar para que ellas sean realidad.

 

Sin padres, sin profesores

descarga (3)Por Gonzalo Rojas Sánchez

Todos los gobiernos distinguen.
Unos, porque creen en el bien común y buscan, por lo tanto, generar las condiciones que les permitan a todos y a cada uno de los miembros de una comunidad alcanzar su más plena perfección posible. Eso los lleva a distinguir, buscando a través de la justicia darle a cada uno lo suyo.
Otros segmentan y discriminan injustamente, porque los inspira una ideología, o sea, una construcción intelectual siempre parcial. Aíslan conceptualmente a un importante grupo de la población y perjudican al resto desde la arbitrariedad. La operación puede hacerse a favor de «los trabajadores», o de «la clase media» o de «los marginados» o de «los indígenas». Las más dramáticas distinciones que ha conocido la humanidad en los últimos cien años han sido en pro de la «raza aria» y del «hombre nuevo», constructos conceptuales tan groseros que les permitieron a nazis y comunistas el exterminio de esos millones que no cabían en la respectiva categoría.

images¿Dónde se coloca la actual coalición gobernante? Sin duda no acepta la clásica noción de bien común. Basta considerar su rechazo a uno de sus principios fundamentales, el de subsidiariedad, para descartar esa posibilidad.
¿Ha escogido entonces un segmento de la población para privilegiarlo arbitrariamente y obtener así un respaldo duradero?
Sí, a estas alturas no cabe duda de que el «pueblo escogido» es la juventud, desde el comienzo de su adolescencia hasta el final de sus estudios. Algo así como «los chilenos entre los 12 y los 25».
El conjunto de las políticas administrativas y de las iniciativas legales así lo comprueba: ya es demasiado evidente el entramado de condiciones en que se ha venido colocando a los jóvenes de Chile. descarga (4)
Mientras los hoy adolescentes son despojados de la familia en virtud de la facilidad para que decenas de miles de sus padres se divorcien cada año, dos tercios de las nuevas generaciones están naciendo fuera del matrimonio. Animados a un desarrollo precoz e irresponsable de su sexualidad -para practicar el «protégete» disponen de preservativos y píldoras-, se busca entregarles pronto el aborto en dosis, camino del aborto sin restricciones. El proyecto de derechos del niño y del adolescente los dotará de autonomía en sus consultas médicas y en el uso de sus aparatos electrónicos. Padres: fuera de sus cuerpos y de sus mentes.
Van así quedando solos en la vida, sin familia para atrás y para adelante.
El modo en que se concibe la educación los desarraiga también. No podrán ser sancionados por sus graves faltas en el colegio -el caso SIP es impresionante- y quedarán liberados de sus tareas y del vínculo vespertino que esa actividad genera con sus padres; además, no les deberán nada a sus progenitores porque mayoritariamente no habrán podido colaborar económicamente a su educación; al mismo tiempo que se les impedirá contraer deudas educacionales y asumir así compromisos a futuro, serán llamados a cogobernar sus instituciones educativas, mientras gobiernan las calles de la ciudad cuando se les antoja. descarga (5)Van así quedando solos en la vida, sin profesores, sin posibilidad de madurar bien acompañados.
La marihuana despenalizada, la puerta giratoria consagrada y el voto para los mayores de 16 autorizado vendrían a completar el cuadro… por ahora.
¿Por qué el juvenilismo es la ideología favorita de la coalición gobernante? Porque la juventud tiene varias ventajas: es fácilmente manipulable, está en continua renovación y genera adhesiones inmoderadas que piden más de lo mismo, a partir de la psicología de la insatisfacción juvenil. Y el Estado está entonces disponible como padre y profesor.
Sí, por ahí va ahora el hombre nuevo, la raza aria.

Beneficios humanitarios a reclusos

Cartas al Director, La Tercera 27 de junio del 2016

Señor director:

En columna publicada el sábado, el senador Alfonso de Urresti se opone a la idea de otorgar beneficios humanitarios a condenados por violaciones a los derechos humanos que se encuentran en estado terminal. En sus palabras, esto no sería otra cosa que una maligna estrategia para dejarlos impunes y, por lo mismo, nada tendría de humanitaria.

Más allá del cuestionable juicio a la intención de quienes, como el padre Fernando Montes, hacen eco de este llamado, la columna del senador merece dos comentarios.

El primerdescarga (3)o dice relación con la forma. Llama la atención el tono con que escribe. Exige justicia pero sus líneas no se entienden sino desde el rencor. Pareciera que no está dispuesto a salir de los códigos de conflicto para dar un paso hacia la reconciliación y el perdón. En otras palabras: no soporta la idea de tratar como seres humanos a quienes tanto aborrece. Pero él debe saber que eso nada tiene que ver con la justicia: su discursos dice relación con la venganza.

El segundo comentario tiene que ver con la comprensión de la justicia. Señala que, a la hora de verificar cómo tratar a estos señores, no debe tenerse en cuenta su edad, sino los horrores que cometieron. Esto contraría el mismo sentido de la justicia, cuyo objeto es dar a cada quien lo que le corresponde, para lo cual es necesario saber, por ejemplo, su edad o si padece una enfermedad.

La misma idea de dignidad bajo la cual condenamos los horrores cometidos, debe guiarnos a tratar como seres humanos a quienes hoy lo requieren. En este sentido, la propuesta no es pura sensiblería, sino un reclamo de justicia.

Cristóbal Aguilera Medina

Obispos que ya renunciaron a sus cargos hacen balance de gestión

La Tercera 25 de Junio de 2016

descarga (2)

Alejandro Goic

Obispo de Rancagua

“¿Qué peligro representa para la sociedad un anciano gravemente enfermo?”

En este año hay dos obispos que tuvieron que presentar su renuncia al cargo, tras cumplir la edad límite de 75 años que establece la Iglesia para iniciar el trámite. Uno de ellos es Alejandro Goic, prelado de la diócesis de Rancagua y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, quien hace un balance y reflexiona sobre temas que han estado en la discusión pública.

¿Presentó su renuncia?  Cada obispo, cuando cumple 75 años de edad (lo que ocurrió el pasado 7 de marzo de 2015) debe presentar su carta de renuncia al Santo Padre. El determina cuándo la hace efectiva.

¿En qué estado va el trámite ya iniciado?

En una reunión que sostuve en enero de este año con el Papa me pidió que continúe en mi ministerio de pastor de Rancagua por algún tiempo más, sin fecha establecida de término.

¿Qué balance hace de estos años en Rancagua?

El 27 de mayo cumplí 37 años como obispo, de los cuales 13 he servido en la diócesis de Rancagua. Estos han sido años con muchas alegrías, también con sufrimientos, pero siempre con el anhelo de ser fiel a Jesús y al Evangelio, que es el norte de mi vida.

images

Usted es conocido por instalar debates sociales, como el salario ético o los indultos para  presos adultos mayores, en 2009. Este último tema se retomó hace unas semanas, porque podría beneficiar a violadores de DD.HH. ¿Qué opina de esto?

Más que indultos, lo que pedimos para todos los presos ancianos o enfermos terminales era beneficios que les permitieran terminar sus días en sus hogares con sus familias, eso en el contexto del Bicentenario.  Una sociedad debe tener, junto a la verdad y justicia en estas delicadas problemáticas, también actitudes gratuitas de misericordia. Recientemente, varios actores sociales han pedido exactamente lo mismo, entre ellos, grandes defensores de los derechos humanos. ¿Qué peligro representa para la sociedad un anciano gravemente enfermo?  La sociedad se engrandece cuando tiene capacidad de perdón.

¿Qué falta para fomentar una relación más justa entre las grandes empresas mineras y trabajadores?

No es sólo en el ámbito de las empresas mineras. Durante los últimos años, Chile ha sido una de las economías de mayor crecimiento en América Latina. Sin embargo, las alentadoras cifras que muestra la economía no son sinónimo de un desarrollo social integral.  Se puede afirmar que el constante crecimiento de la economía nacional se ha realizado sobre la base de la permanente y desmedida explotación de los recursos humanos y naturales con los que cuenta el país.  Chile es un país altamente desigual debido, principalmente, a la mala distribución de los ingresos.

¿Qué debe cambiar?

Siempre he hablado como pastor, no como economista, y por ello he expuesto una realidad.  Como pastor propongo un asunto de moral personal y social con un llamado especial y particular a los que profesan la fe cristiana.  Trabajar por una sociedad más justa para los creyentes es un imperativo y consecuencia de la fe;  y también, para los que no tiene el don de la fe por razones de humanidad.

descarga (3)

Pablo Lizama

Obispo de Antofagasta

“Los migrantes son católicos en su mayoría y han fortalecido nuestra fe”

Pablo Lizama es el otro obispo chileno que presentó su renuncia ante el Papa Francisco. Lo hizo hace casi un año, pero sigue en su cargo, debido a que aún no se elige a su sucesor para la Arquidiócesis de Antofagasta. Con 11 años viviendo en la zona, habla sobre el fenómeno de migración que se ha generado en los últimos dos años.

¿Cuál es su visión de los extranjeros?

Los niños han sido acogidos en nuestra catequesis, en las diversas pastorales parroquiales toman puestos destacados. Los migrantes son católicos en su gran mayoría y han fortalecido nuestra fe. A nivel diocesano tenemos religiosas y laicos trabajando en una oficina y en una casa de acogida para ayudarlos en sus primeros trámites ante los organismos del Estado.

Muchos de ellos no tienen recursos…

Un buen número de migrantes vive en campamentos que atienden pastoralmente los padres Felipe Berríos y Juan Agustín Bravo, ambos jesuitas; y para ellos hemos creado una parroquia personal más que territorial, distinta a una tradicional.

¿Cree que hay algunas situaciones de roce y desconfianza hacia ellos? 

Los migrantes han sido un aporte para la zona, realizan trabajos que ya no hacen los chilenos. Los extranjeros, por su gran número en nuestra ciudad, se hacen notar, y a veces hay roces con los antofagastinos por el fútbol, pero eso pasa en todo el mundo. En general son pacíficos y muy amigables. Son mucho más religiosos que nosotros, y se han integrado a nuestras pastorales. Y ahí, chilenos y migrantes se reconocen como iguales. Las autoridades hacen su tarea y con reglamentos más precisos ayudan a esta inserción. Espero que siempre podamos superar los roces naturales entre personas.

Usted presentó su renuncia. ¿Por qué lo hizo y cómo va ese trámite?

Presenté mi renuncia hace 11 meses, con 74 años de edad, es decir, un año antes de los prescrito por el Derecho Canónico y por enfermedad (tengo parkinson y diabetes), y por considerar que no presto así un buen servicio a los fieles. El Papa, ya que a él hay que presentarle la renuncia, me aceptó mi posición hace 10 meses, pero me pidió que siguiera en este servicio hasta que él pueda designar un sucesor.  Es la formula romana del “trun pronunc”, que quiere decir “ya, pero espere”.

¿Y qué debe pasar para que se haga efectiva? 

A partir de la aceptación de la renuncia, la Nunciatura pide a obispos, sacerdotes y laicos propuestas de nombres, porque, por ejemplo, tal o cual obispo o sacerdote podría tomar esta responsabilidad.  Este acopio de información llega a Roma y el Papa puede elegir a quién cree oportuno.

Usted nació en Santiago, pero lleva largo tiempo en el norte. ¿Cómo describiría al antofagastino?

El antofagastino quiere a su tierra de una manera notable. Cuando está fuera, extraña a sus cerros, a su clima, a su gente sencilla y poco expresiva, pero pacífica, amigable y servicial. Aquí llevo 11 años y me parece increíble. Como santiaguino no conocía la fe nortina tan mariana. Me han dado un ejemplo de fe y compromiso.

José Zalaquett aboga por beneficios penitenciarios a ancianos: «La justicia no excluye la humanidad»

images (3).jpgPor Lilian  Olivares , El Mercurio, domingo, 17 de abril de 2016

«Haré lo que me pida usted, que me pare en una pierna… estoy a su disposición», le contesta el abogado al fotógrafo que le solicita unos minutos.

El hombre de mente lúcida impresiona con su sencillez. Acomoda el bastón que hoy le ayuda a mantener erguida su imponente estatura y sale al hall del edificio donde dicta clases, cuidando no tropezar.

José Zalaquett Daher (74) es uno de los académicos que más ha profundizado en el tema de los derechos humanos.

-Usted mismo pudo haber sido víctima, ya que fue exiliado…

-Estuve preso un par de veces también, pero nunca me torturaron, y como usted ve, estoy vivo.

descarga (7).jpg

-¿Cuál es el mejor recuerdo que guarda de la época en que fue del MAPU?

-No tengo buenos recuerdos de esa época.

-¿Por qué?

-Yo creo que pensábamos que bastaba con los ideales para llegar a buen puerto, a pesar de que diéramos golpes de timón bastante alocados. Y resulta que provocamos una división muy grande entre los chilenos. Y eso es algo que no puede dejar un buen recuerdo.

descarga (8).jpg

Sus vivencias, su análisis y sus estudios lo convirtieron en un referente. Fue jefe del comité ejecutivo internacional de Amnistía Internacional, integró la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación que hizo el «Informe Rettig», formó parte de la Mesa de Diálogo, fue miembro de la Comisión Interamericana de DD.HH. y codirigió el Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, images (4).jpgsu alma mater donde hasta hoy -y durante 22 años- enseña un curso… de derechos humanos. Ello, en paralelo al trabajo que desempeña en la UDD, donde dicta cursos bajo el sistema Masive Open Online Course (MOOC), con 19 mil alumnos del mundo.

Fuimos a preguntarle por un debate que inició este año el sacerdote jesuita Fernando Montes, que luego saltó al tapete en la discusión de la agenda corta antidelincuencia, y que quedó congelado en medio de una agitada discusión: ¿Hay que darles beneficios humanitarios a presos ancianos? Y de ser así, ¿a todos o a algunos que no hayan cometido delitos gravísimos o de lesa humanidad?

-¿Cuál es su punto de vista en este tema?

-En materia de graves crímenes, el derecho internacional moderno ha señalado que los crímenes de guerra, los más graves, o los contra la humanidad, deben siempre ser sometidos a la justicia. Esto no excluye, a mi juicio, medidas de humanidad en casos calificados.

images (5).jpgEntre Rudolph Hess y Ericimages (6).jpgh Honecker

Recuerda que él era dirigente de Amnistía Internacional cuando el líder nazi Rudolph Hess, que había sido condenado por el tribunal de Núremberg a cadena perpetua, quedó solo en la cárcel de Spandau.

-Amnistía Internacional les escribió a las autoridades de los aliados que administraban la cárcel: Estados Unidos, Unión Soviética, Inglaterra y Francia, pidiéndoles que una persona de edad muy avanzada no quedara en confinamiento solitario. La gente nos decía: «Él es un monstruo». Nosotros respondíamos: «Él será un monstruo, pero nosotros no». Nosotros no pedíamos ni la libertad de Hess ni tampoco que le dieran una medalla o facilidades extraordinarias, sino simplemente que no se le mantuviera en confinamiento solitario a una persona de tan avanzada edad.

Después de 41 años preso, casi ciego, con una pierna inmóvil y con demencia senil, en 1987, siendo el único recluso «en esa enorme cárcel de Spandau», murió.

También hay otro caso, recuerda Zalaquett y relata uno donde sí lo dejaron libre:

-El de Erick Honecker, el antiguo gobernante de la República Democrática Alemana que había dado la orden de disparar a matar a los que intentaran cruzar el Muro de Berlín. Y se le iba a juzgar por eso. Pero los médicos descubrieron que tenía un cáncer al hígado que no le iba a permitir vivir durante todo el proceso del juicio. Entonces lo dejaron ir y efectivamente se murió. Y su viuda todavía vive en La Reina, y sale a comprar el pan los días sábados, y va a las fiestas de los Abrazos del Partido Comunista, y aún añora la República Democrática Alemana; dice que la reunificación fue una de las grandes tragedias.

Concluye:

-En definitiva, estos dos casos muestran que la justicia no excluye la humanidad. Y si hay una persona que, por ejemplo, tiene un avanzado alzhéimer, que ni siquiera sabe donde está, que ya no existe como identidad, que es un cuerpo que no tiene memoria ni conciencia, no tiene sentido mantenerla en la cárcel. La medida de humanidad ni siquiera sería para él, sino para su familia, con el fin de tenerlo cerca en sus últimos días.

-Durante el debate en el Congreso, el senador Alberto Espina planteó qué pasaría si un hombre comete una violación a los 74 años y se establecen los 75 años como edad para no estar en la cárcel. ¿Quedaría libre después de un año? ¿Qué le respondería al senador?

images (7).jpg

-Yo respondería que la justicia debe hacerse, pero esto no significa que la pena debe ser necesariamente una cárcel. O sea, la persona debe responder ante la justicia. Y naturalmente hay un baldón, una marca de infamia en el hecho de que se condena a esta persona. Y si tiene que cumplir la pena en su domicilio si se aprueba una ley semejante pasada cierta edad, o por condiciones de salud, eso significa una pena todavía, porque no puede hacer lo que se le plazca, sino que tiene que mantenerse dentro de su domicilio.

Acota: «Pero yo creo que la medida de humanidad no admite distinciones dependiendo de la gravedad del delito. Por ejemplo, una persona con alzhéimer pudo haber cometido los crímenes más atroces, pero ya no es esa persona; ni siquiera sabe él quién es.

«El infame asesino de Tucapel Jiménez ya no es un monstruo»

descarga (9).jpg

-Don José, ¿usted conoce Punta Peuco?

-No, no he estado nunca ahí. Pero de las descripciones que he leído, entiendo que el penal Cordillera era un campo de vacaciones y Punta Peuco estaría a la altura de los estándares internacionales. El problema no es que Punta Peuco tenga condiciones al nivel de una cárcel escandinava, sino que el resto de los reclusos chilenos vive en condiciones miserables en la cárcel, inhumanas.

-¿Qué le parece la frase «ni perdón ni olvido»?

descarga (10).jpg

-Yo encuentro que esa frase no se contradice con medidas de humanidad, porque yo escribí también en «El Mercurio» un artículo hace 15 años que se llamaba «Justicia con clemencia». Y despertó en su momento mucho debate. Planteaba clemencia para personas que contribuyen con la verdad y muestran arrepentimiento. Por ejemplo, el señor Herrera Jiménez, que fue el asesino infame en su momento de Tucapel Jiménez, que lo degolló y después mató a un señor en Valparaíso para hacer creer que efectivamente él le había dado muerte… en ese momento, Herrera Jiménez era un monstruo. Yo diría que después de 25 años en la cárcel ya no es un monstruo. Ha pedido perdón en todos los tonos, ha reconocido que estaban locos ellos; estábamos locos nosotros, los opositores al régimen, también. Y ha colaborado con la verdad. Pero él no ha recibido ninguna medida de clemencia, y tengo entendido que tuvo un cáncer al riñón. Entonces, en el caso de él, no se trata de que no sea un crimen atroz. Merece toda la condena porque es atroz, pero esa persona ya no es un criminal y ha cumplido una pena que quizás es más larga de la que en muchos países se permite como máxima.

images (8).jpg

-El caso de Herrera Jiménez es extremo en el delito, pero ¿qué piensa del castigo a aquellas personas que están presas en Punta Peuco porque trasladaron a una comandancia a una persona que después desapareció, y se les acusa de «secuestro permanente»?

-Creo que la justicia debe determinar el grado de castigo, dependiendo de las pruebas y la gravedad del crimen que se haya demostrado. Pero, a mi juicio, la ley debiera permitir medidas de humanidad en casos de edad muy avanzada o de una grave enfermedad.

 

Astucia constitucional

images.jpgColumna de Carlos Peña, El Mercurio, 17 de Abril de 2016

Esta semana, la Presidenta inició la participación ciudadana que, bajo la mirada atenta (es un decir) de un grupo de observadores, debiera sentar las bases del proyecto de nueva Constitución a que el Gobierno aspira.

Desgraciadamente, este proceso -no vale la pena ocultarlo- está erizado de verdaderos pases de mano.

descarga.jpgTodo el proceso se desenvolverá en apenas cinco meses y no se requiere ser experto para saber que en él tendrán un lugar de relevancia lo que podrían llamarse las «minorías consistentes»: grupos de personas galvanizadas por la búsqueda de un propósito común que se impondrán, con relativa facilidad, a las simples agregaciones de individuos (descontado que tendrán más propensión a participar quienes quieren cambiar la Constitución que los que no). ¿Significa esto que hay que descreer del proceso? No necesariamente; pero la honradez intelectual obliga a sacudirse la ilusión de que en los cabildos «cada voluntad contará como una y nada más que una» (Bentham) y subrayar que, en cambio, se verificará por enésima vez aquello de que es «sorprendente la facilidad con que los muchos son dominados por los pocos» (Hume).

descarga (1).jpgAl oír a la Presidenta en su discurso del martes, el público pudo tener la impresión de que se iniciaba un diálogo entre iguales, donde cada uno tendrá la misma oportunidad de hacer valer su punto de vista y persuadir a los demás. Los creyentes de Habermas debieron aplaudir (para este autor la democracia reposa sobre el ideal de un diálogo sin coacciones). Pero nada de eso ocurrirá. Los cabildos, no hay que engañarse, serán una suerte de focus group ampliado (quien inventó esto se debe ganar la vida en eso), cuyo resultado se asemejará a una lista de preferencias (como esas que los asesores de empresas construyen mediante encuestas al consumidor) ¿Inútil? No del todo; pero no es necesario maltratar la inteligencia de la gente presentando eso como un diálogo deliberativo acerca del tipo de vida en común a que aspiran los ciudadanos.

De otra parte, ha habido una cierta ambigüedad subyacente en todo esto a la que ha contribuido (sin quererlo, por supuesto; pero es de esperar que ya se hayan dado cuenta) el grupo de observadores.

descarga (2).jpgLa ambigüedad consiste en lo siguiente: en realidad el Ejecutivo ha dado inicio a un proceso tendiente (con todas las restricciones ya subrayadas) a formar una voluntad, o una apariencia de voluntad, que le permita elaborar lo que, en su opinión, debe ser el contenido de una nueva Constitución o de una reforma radical a la ahora vigente. No obstante que eso es así (que todo este proceso está obviamente destinado a formar el proyecto gubernamental en esta materia), la composición del grupo de observadores y la retórica que se ha utilizado al echarlo a andar dan la errónea impresión de que el proceso tiene por objeto sentar las bases de un proyecto que ex anteinteresa y vincula a todas las fuerzas políticas. Esa es la ventaja escondida que tiene para el Gobierno el proceso constituyente: ser un procedimiento que presume ser imparcial y que, por eso, pretenderá obligar a todos sea cual fuere su resultado. Es cosa de imaginar lo que ocurrirá en octubre: habrá un documento que se presentará como la opinión imparcial de la ciudadanía, ese sector social que, como diría la Presidenta, había sido hasta ahora desplazado por los expertos, ¿qué argumentos tendrá una fuerza política para oponerse a él? El sueño del político, que los intereses de su sector aparezcan como las ideas y los intereses de todos, que lo particular aparezca como universal, se habrá cumplido en este caso a la perfección.

descarga (3).jpgEn eso consiste exactamente el proceso constituyente: un focus group ampliado, cuyos resultados, recogidos en el proyecto gubernamental, podrán más tarde exhibirse como la expresión de una decisión política del pueblo.

Se ha subrayado poco la astucia (ya que no el rigor, ni la sinceridad) de ese diseño que permite que en Chile corran, de forma paralela, dos procesos: uno, el constituyente de los cabildos que el Gobierno recogerá como suyo a contar de octubre; otro, el que decidan llevar adelante los órganos de representación a partir de 2017. Y cuando ambos entren en conflicto, el Gobierno tendrá a su alcance un argumento irrefutable: ¿acaso el pueblo no se pronunció ya? ¿No hubo un grupo de observadores plural que al vigilar con pasión de voyeur garantizó que no hubiera distorsiones a la hora de saber lo que la ciudadanía quería?

No cabe duda.

El Gobierno puede tener tropiezos múltiples en materia de políticas públicas, pero a juzgar por este diseño no tiene ninguno a la hora de jugar al ajedrez de la política.

 

 

Bacheletismo realiza reservadas gestiones para torpedear control preventivo de identidad en bancadas oficialistas.

images

Tomado de El Mostrador Por J Arellano y M Jiménez, 14 abril 2016

Mientras el ministro del Interior hacía su despliegue en el Congreso, diversas fuentes de Gobierno confirmaban que, en paralelo y en reserva, la mitad de la administración bacheletista “opera en contra” de la aprobación de la polémica iniciativa. Esas gestiones han implicado llamados a diversos parlamentarios desde algunos ministerios para explicarles que el rechazo a la iniciativa “no es mal mirado” por la Presidenta Michelle Bachelet, y tampoco será considerado un revés político para la jefa de Estado.

Fueron pocos los que en un principio, tanto en La Moneda como en la Nueva Mayoría, no miraron para el techo mientras el polémico proyecto del control preventivo de identidad avanzó su tramitación en el Congreso como parte de la Agenda Corta Antidelincuencia y que ahora se ha transformado en un problema real para La Moneda, ya que la tensiona una vez más con el ala más progresista de la coalición oficialista que ya anunció su rechazo categórico.

descarga (1)

Con tal escenario, en la trastienda del Ejecutivo y el Legislativo ha quedado en evidencia la soledad del ministro del Interior, Jorge Burgos, quien es el único que realmente realiza gestiones para llevar la norma a buen puerto, porque en privado existen señales concretas desde las altas esferas de Palacio que apuntan literalmente en el sentido contrario, precisamente con miras a que la iniciativa naufrague.

El ministro Burgos se reunió este martes 12 con las bancadas de diputados de la DC y el PPD, además de exponer en la comisión de Constitución, Legislación y Justicia.

En esta última instancia, la autoridad DC explicó que “si uno revisa la historia fidedigna de cómo surgió este proyecto o esta indicación se dará cuenta que esta es una indicación al proyecto originalmente presentado por el Ejecutivo (…) es una indicación que un sector de parlamentarios ubicables en la Alianza presentaron en la comisión de Seguridad Pública, fue en esta comisión que fue contrastada por una distinta presentada por una serie de diputados de la Nueva Mayoría, texto que obtuvo la mayoritaria aprobación en la Cámara, entiendo que cerca de 90 votos, fue modificada sustancialmente en el Senado y a mi juicio modificada en ese aspecto positivamente, desde el punto de vista de dotar el control preventivo de identidad de más garantías para su ejecución y de fijar de manera más clara los límites territoriales de la aplicación (…)  nosotros pretendemos la aprobación de esa norma, que no surge de nuestra iniciativa, pero que nos parece interesante desde el punto de vista de mejor dotar a las policías en su rol preventivo”.

Santiago 04 Diciembre 2008. La presidenta Michelle Bachelet encabeza la ceremonia de entrega del plan de accion nacional de cambio climatico Fotos Juan Farias /La tercera/

Pero mientras Burgos hacía este despliegue en el Congreso, diversas fuentes de Gobierno confirmaban que, en paralelo y en reserva, la mitad de la administración bacheletista realizaba gestiones “operando en contra” de la aprobación de la polémica iniciativa. Esas gestiones han implicado llamados a diversos parlamentarios desde algunos ministerios para explicarles que el rechazo a la iniciativa “no es mal mirado” por la Presidenta Michelle Bachelet, y tampoco será considerado un revés político para la jefa de Estado como sí se ha argumentado y presionado en otras ocasiones a las bancadas de la Nueva Mayoría, tal como en el reciente caso del despacho de la Reforma Laboral.

En el Ejecutivo diversas fuentes coinciden en que Bachelet no quiere que se apruebe esta polémica norma, que tampoco mira con buenos ojos la llamada Ley Mordaza, que lo considera un balazo en los pies para una administración de centroizquierda, porque contradice el sustento del discurso pro derechos de la coalición y que, por más resguardos que se tomen, el control preventivo de identidad inevitablemente abrirá una puerta a fomentar la discriminación con los sectores más vulnerables.

Explicaron que a nivel gubernamental ha habido preocupación especial por el sigilo de estas gestiones para frenar la aprobación de la norma, que sean lo más sutiles posibles, que “la idea es que caiga por su propio peso en la Cámara” y no aparezca la Mandataria o el Gobierno haciéndola fracasar. Así, la estrategia sería que la Presidenta ha dejado ver su posición en algunas reuniones bilaterales con dirigentes y autoridades, misma postura que se ha transmitido a sectores del Congreso en este reservado despliegue de asesores gubernamentales.

bancada-dc-foto-prensa_135811

Eso, mientras en su almuerzo con la bancada DC el ministro Burgos recalcó que para el Gobierno era necesaria la aprobación del proyecto en su conjunto, defendió el control preventivo de identidad y sostuvo que consideraba importante su aprobación. En el Ejecutivo varios reconocen que la situación actual no deja de ser bipolar, ya que mientras la autoridad DC y su equipo empujan la Agenda Corta Antidelincuencia en su conjunto, desde la propia administración bacheletista reman en el sentido contrario en relación con el control preventivo de identidad y la Ley Mordaza.

La razón de esta dualidad sería que en Palacio reconocen que inicialmente hubo cierta desidia, que “se les pasó”, que miraron para el techo para evitarse conflictos políticos en meses previos cuando las aguas internas en La Moneda estaban demasiado revueltas, pero que el tema se transformó en una bola de nieve, que temen termine reventando y afectando a la propia Mandataria.

Se suma otro factor. De aprobarse el control de identidad y la Ley Mordaza –explicaron en el oficialismo–, la Presidenta aparecería sacando adelante esta ley con los votos de la derecha, a pesar del público rechazo que han anunciado el PS, el PC, parte del PPD y sectores DC, que representan la identidad política de la Mandataria, lo que desdibuja aún más a la Nueva Mayoría.

Hay sectores de la DC que tampoco comulgan con estas normas. Algunos diputados el martes le dijeron a Burgos que fue un error del Gobierno haber respaldado estas iniciativas y le anunciaron su rechazo. “Se ha intentado pasar gato por liebre, normas que nada tienen que ver con el espíritu original de la iniciativa, a la que, por lo demás, le falta el tema esencial: cómo hacemos para disminuir realmente la delincuencia con políticas eficientes de reinserción y rehabilitación y una inteligente labor de las policías”, dijo ese día el diputado de la falange Ricardo Rincón.

En el Gobierno se están adelantando a los escenarios, incluso a la posibilidad de que las sutiles gestiones y mensajes reservados no logren sumar los votos necesarios para que en la Cámara de Diputados se rechace la iniciativa del control preventivo y la Ley Mordaza. Es más, el Ejecutivo ya habría empezado esta semana a sondear el “clima” en el Tribunal Constitucional (TC) para hacerla naufragar ahí, claro, a instancia de acciones que impulsen los diputados de la Nueva Mayoría que la rechazan.

descarga (9)

Dicho escenario no es descartable y, además, tampoco es descabellado como estrategia política. En La Moneda afirmaron que si bien el TC tiene en la mitad de su conformación a gente de derecha, algunos comulgan con las ideas liberales y, por ende, los cálculos hacen prever chances concretas de contar con una votación 6-4 que haga caer las normas en conflicto.

Amenaza latente

En el Gobierno explicaron que las últimas semanas la Presidenta Bachelet ha recibido varios mensajes directos de organizaciones de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales, reclamando por el control preventivo de identidad y la Ley Mordaza. Un mundo que es relevante para la Mandataria, que le es propio, que es parte de su esencia política, de sus prioridades y en el cual ha tenido un papel protagónico, como cuando fue la cabeza de ONU-Mujeres.

A nivel gubernamental manejan la información de que varios de estos organismos están preparando una campaña comunicacional, en caso de que esos dos proyectos sean aprobados por el Congreso, en la que se emplazaría abiertamente a Bachelet a aplicar su atribución constitucional de veto a dichas normas, lo que es visto con preocupación en el Ejecutivo, ya que dejaría a la Mandataria públicamente con un margen de acción muy estrecho.

descarga (10)

En la tarde del martes 12, durante la audiencia que Bachelet tuvo en La Moneda con el Subcomité para la Prevención de la Tortura de la ONU, fue tema obligado y si bien la Presidenta salió del paso –explicaron desde el Gobierno– precisando que dichos temas aún estaban en tramitación, que había que esperar, La Mandataria sí tomó nota de dicho diálogo, como lo ha hecho de todos los mensajes que ha recibido.

Públicamente Unicef ha planteado su postura crítica al control preventivo. En un comunicado oficial en su página web precisó que el organismo ha sido “enfático en señalar que la delincuencia juvenil debe abordarse con medidas de largo plazo que se hagan cargo del problema de fondo y no con iniciativas cortoplacistas que no contribuirán a reducir el número de adolescentes involucrados en hechos delictuales, explicitando que no hay evidencia que demuestre que el control preventivo de identidad tenga éxito en esta materia”.

El texto agrega que “la medida no satisface los estándares de la descarga (11) suscrita y ratificada por Chile en 1990, y presenta problemas asociados a la observancia de otros tratados internacionales sobre derechos humanos, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Según el derecho internacional, los niños, niñas y adolescentes deben tener salvaguardias especiales cuando están en contacto con la justicia en calidad de imputados de un delito, como víctimas o testigos”.

Además, Unicef hizo presente que los menores de 18 años no están obligados a portar ningún documento de identificación, lo que claramente dificultará la diligencia policial, razón por la que dicha norma, de aprobarse, los dejaría “expuestos a eventuales estigmatizaciones, al considerarlos sospechosos de una situación sin que exista ningún indicio de culpabilidad o una acusación formal”.

Este planteamiento público es coincidente con lo que diversas fuentes gubernamentales confirmaron que ha sido el reclamo del organismo internacional, que ha enfatizado ante el Ejecutivo en diversas reuniones que el control preventivo contraviene y viola el comportamiento histórico del Estado de Chile en relación con los convenios y tratados firmados.

Es más, agregaron desde distintos ministerios que, como el organismo internacional por su calidad de tal no puede interferir en asuntos de política interna, está evaluando realizar un gesto público de rechazo si se aprueba la norma en el Congreso, Captura-de-pantalla-2016-01-17-a-las-11.41.46-a.m.-236x300que iría más allá de la mera declaración pública y que no descarta retirar del país momentánea o indefinidamente a la representante en Chile, Hau Kyung Jun. Mensaje –reconocieron en el Gobierno– que también habría llegado al segundo piso de La Moneda.

Kyung Jun se ha reunido con diversas autoridades y parlamentarios, precisamente para explicar la postura del organismo internacional. El oficial de Protección Unicef Chile, Anuar Quesille, dijo a El Mostrador que «decidimos crear una estrategia, como lo hacemos con todos los proyectos de ley que tienen que ver con infancia, para poder conversar con personeros del Poder Ejecutivo, que están viendo el tema, hemos tenido conversaciones formales con el Ministerio del Interior, con distintos organismos involucrados y también con el Parlamento, nos hemos reunido formalmente con parlamentarios de distintas bancadas (…) donde hemos manifestado nuestra posición y disposición para colaborar en la discusión y que una medida de esta naturaleza no impacte negativamente los derechos de los adolescentes».

Agregó que el Comité de los Derechos del Niño es un órgano independiente que monitorea el cumplimiento de la convención en cada Estado y el 2 de octubre del año pasado dicho comité emitió su informe de recomendaciones al Estado de Chile para darle algunos consejos de cómo cumplir con la convención y uno de esos consejos era que en el tema de justicia juvenil el Estado chileno debía tomar medidas efectivas para implementar mecanismos de prevención del delito y evitar la criminalización y si con la ley vigente existen casos en que este control preventivo de identidad generara vulneración de derechos.

Sobre posibles señales de protesta, Quesille explicó que “eventualmente el Comité de Derechos del Niño o algunos órganos del sistema interamericano de DDHH, como la Comisión Interamericana o la Corte Interamericana, podrían adoptar algunas acciones, como la adopción de medidas cautelares o provisionales o hasta la visita de algún relator (…) son organismos autónomos, por lo tanto, no depende de Unicef y se constituyen en la medida que son requeridos en casos específicos y ahí la sociedad civil o eventuales personas que fueran perjudicada tienen un rol vital en esto».

A nivel nacional, distintas organizaciones, desde Revolución Democrática (RD), la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes, el Comité de Derechos Humanos de La Legua, la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES), el  Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS) y Red Liberal, entre otros que se están organizando en la Red Seguridad en Serio, llamaron al Gobierno a echar pie atrás en estos proyectos y este jueves se reunirán con diputados de distintas bancadas en el Congreso.

La bola de nieve sigue creciendo y el ministro Burgos sigue remando solo.